May 16, 2016

Posted by in Uncategorized | 3 Comments

¿Actualmente, Dios aún da visiones a la gente?

Share Button

¿Actualmente, Dios aún da visiones a la gente?
.

images (2)

.


Pregunta: “¿Actualmente, Dios aún da visiones a la gente?”

Respuesta: ¿Puede Dios dar visiones a la gente en la actualidad? ¡Si! ¿Da Dios visiones a la gente en la actualidad? Posiblemente. ¿Deberíamos esperar que las visiones sean un suceso ordinaria? No. Como se registra en la Biblia, Dios ha hablado a mucha gente muchas veces por medio de visiones. Como ejemplos tenemos a José el hijo de Jacob, José el esposo de María, Salomón, Isaías, Ezequiel, Daniel, Pedro, Pablo y muchos otros. El profeta Joel predijo una gran manifestación de visiones, y esto fue confirmado por el apóstol Pedro en Hechos capítulo 2. Nota: La diferencia entre una visión y un sueño, es que una visión es experimentada cuando la persona está “despierta”, mientras que un sueño acontece cuando la persona está “dormida.”

En muchas partes del mundo, Dios parece estar usando visiones y sueños extensivamente. En las áreas donde hay poco o nada del mensaje evangelístico disponible, Dios está llevando Su mensaje directamente a la gente. Esto es enteramente consistente con el ejemplo bíblico del frecuente uso de visiones por parte de Dios, para revelar Su verdad a la gente en los primeros días del cristianismo (ver el Libro de los Hechos). Si Dios desea comunicar Su mensaje a una persona, Él puede usar cualquier medio que Él encuentre necesario – un misionero, un ángel, una visión, un sueño, etc. Desde luego, Dios también tiene la habilidad de dar visiones en áreas donde el mensaje del Evangelio ya ha estado disponible. No hay límite a lo que Dios pueda hacer.

Al mismo tiempo, debemos ser muy cuidadosos en todo lo referente a visiones y su interpretación. Debemos tener presente que la Biblia está terminada, y nos dice todo lo que necesitamos saber. La verdad clave, es que si Dios da una visión, deberá estar en completo acuerdo con lo que Él ya ha revelado en Su Palabra. Las visiones nunca tendrán una igual o mayor autoridad que la Palabra de Dios. La Palabra de Dios es nuestro máxima autoridad en la fe y la práctica cristiana. Si crees que has tenido una visión y sientes que tal vez Dios te la dio, considera devotamente lo que Dios quiere que hagas en respuesta a esa visión (Santiago 1:5). Dios no dará una visión a una persona para luego ocultar su significado. En la Escritura, cada vez que una persona preguntaba a Dios el significado de una visión, Dios se aseguraba de que ésta le fuera explicada a dicha persona (ver Daniel 8:15-17).

 

http://www.gotquestions.org/Espanol/visiones-cristianas.html

 

Share Button
  1. Maria Elena says:

    Ayer tuve una visión, Tenía 3 escenas, la primera estaba una gran multitud ,yo la veía como desde una tarima ,la cantidad de cabezas, no había sitio entre ellas, la segunda, se me presenta un túnel que salía del cielo con ángeles bajando a toda velocidad, con trompetas en las manos, venían de cabeza, con vestiduras blancas acampanadas, luego la última escena ,un terreno lleno de niebla, pero la niebla solo en el suelo, y en medio 4 caballos rojo, negro ,blanco, y amarillo mostaza. Todo esto lo veo cuando despierto, miro la hora, eran las 6:00 de la mañana, cierro los ojos y en un segundo estaba viendo la visión como en una película.

  2. ARMANDO TOBAR says:

    HERMANA ESTOS CABALLOS REPRESENTAN QUE el mundo ya entro al cumplimiento del capitulo 6.

    DESDE EL ATAQUE A LAS TORRES GEMELAS EN NEW YORK 2001 EMPESO EL CUMPLIMIENTO DE ESTAS PROFESIAS Y DIOS LO SIGUE MANIFESTANDO QUE ESTAMOS EN ESTE TIEMPO

    Los cuatro jinetes del Apocalipsis están descritos en el capítulo 6 de este libro, versos 1-8. Los cuatro jinetes son descripciones simbólicas de diferentes eventos que tendrán lugar al final de los tiempos.

    El primer jinete es mencionado en Apocalipsis 6:2, “Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” El primer jinete parece referirse al anticristo, a quien le será dada autoridad y conquistará a todos los que se opongan a él. El anticristo es el falso imitador del verdadero Cristo, quien regresará en un caballo blanco (Apocalipsis 19:11-16).

    El segundo jinete se describe en Apocalipsis 6:4, “Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.” El segundo jinete se refiere a una terrible guerra que ocurrirá al final de los tiempos.

    El tercer jinete es descrito en Apocalipsis 6:5-6, “… he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.” El tercer jinete se refiere a una gran hambruna que tendrá lugar, probablemente como resultado de las guerras producidas por el segundo jinete. La comida escaseará, pero los lujos tales como el vino y el aceite aún estarán disponibles.

    El cuarto jinete es mencionado en Apocalipsis 6:8, “Miré, y he aquí un caballo amarillo y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.” El cuarto jinete es el símbolo de la muerte y devastación. Parece ser una combinación de los jinetes previos. El cuarto jinete traerá más guerra y terribles hambrunas junto con terribles plagas y enfermedades. Lo que es más asombroso, o quizá terrorífico, es que los cuatro jinetes del Apocalipsis, sólo son “precursores” de juicios aún peores que ocurrirán posteriormente en la Tribulación (Apocalipsis capítulos 8-9 y 16).

    Los cuatro jinetes del Apocalipsis están descritos en el capítulo 6 de este libro, versos 1-8. Los cuatro jinetes son descripciones simbólicas de diferentes eventos que tendrán lugar al final de los tiempos. El primer jinete es mencionado en Apocalipsis 6:2, “Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” El primer jinete parece referirse al anticristo, a quien le será dada autoridad y conquistará a todos los que se opongan a él. El anticristo es el falso imitador del verdadero Cristo, quien regresará en un caballo blanco (Apocalipsis 19:11-16).

    El segundo jinete se describe en Apocalipsis 6:4, “Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.” El segundo jinete se refiere a una terrible guerra que ocurrirá al final de los tiempos.

    El tercer jinete es descrito en Apocalipsis 6:5-6, “… he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.” El tercer jinete se refiere a una gran hambruna que tendrá lugar, probablemente como resultado de las guerras producidas por el segundo jinete. La comida escaseará, pero los lujos tales como el vino y el aceite aún estarán disponibles.

    El cuarto jinete es mencionado en Apocalipsis 6:8, “Miré, y he aquí un caballo amarillo y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.” El cuarto jinete es el símbolo de la muerte y devastación. Parece ser una combinación de los jinetes previos. El cuarto jinete traerá más guerra y terribles hambrunas junto con terribles plagas y enfermedades. Lo que es más asombroso, o quizá terrorífico, es que los cuatro jinetes del Apocalipsis, sólo son “precursores” de juicios aún peores que ocurrirán posteriormente en la Tribulación (Apocalipsis capítulos 8-9 y 16).

    ESTAMOS YA VIVIENDO LOS ULTIMOS TIEMPOS, LO QUE FUE PROFETIZADO POR EL PROFETA DANIEL El tiempo del fin

    12 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.

    2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para verg:uenza y confusión perpetua.

    3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.

    4 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.

    5 Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río.

    6 Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas?

    7 Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas.

    ESTOS SON LOS TIEMPOS EN LOS CUALES LOS QUE NO HAN TRABAJADO SE AMARREMOS LOS PANTALONES Y HAGAMOS QUE LO QUE TENGAMOS QUE HACER PARA GANAR LOS ULTIMOS FRUTOS PARA EL REINO DE LOS CIELOS.

    ESTOS SON LOS TIEMPOS MAS FACILES PARA TRABAJAR, NUNCA DIOS HABIA DADO TANTOS DONES COMO EN ESTOS TIEMPOS, DIOS ESTA EQUIPANDO A MILES DE HOMBRES Y MUJERES PARA QUE SEA MAS FACIL MOVERNOS CON PODER.

    OREMOS UNOS POR OTROS PARA QUE SEA MAS FACIL EL CAMINAR.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)