Dec 20, 2010

Posted by in Uncategorized | 0 Comentarios

Corea del Sur en alerta máxima.

Share Button


Agencia AFP.
Corea del Norte aseguró el sábado que la situación en la península coreana puede “explotar” si Corea del Sur lleva a cabo maniobras de artillería en una isla ubicada en la disputada frontera marítima de ambos países.

La isla de Yeonpyeong, reivindicada por Pyongyang y ubicada en el Mar Amarillo, ya fue bombardeada a finales de noviembre por el Norte, provocando la muerte de cuatro personas, y generando una enorme tensión entre los dos países vecinos.
Ese bombardeo se produjo después de que Corea del Sur llevara a cabo unas maniobras militares similares.
El Norte amenazó con atacar al Sur si se efectúan estas nuevas maniobras, con fuego real, previstas durante un solo día en una fecha entre el 18 y el 21 de diciembre.
Un comunicado del ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores, citado el sábado por la agencia oficial norcoreana KCNA, acusó a las tropas estadounidenses de proporcionar un “escudo humano” a las tropas surcoreanas en estas próximas maniobras militares.
“El Departamento de Estado (de Estados Unidos) envió un amenazador mensaje a la DPRK (Corea del Norte), diciendo que no se olvidara de que hay estadounidenses y reporteros extranjeros en la isla. Estados Unidos está proporcionando un ‘escudo humano’”, asegura el comunicado,
Una veintena de militares estadounidenses proveerán asistencia técnica a la marina surcoreana durante estas maniobras.
“Si los surcoreanos se atreven a llevar a cabo los ejercicios y cruzan la frontera, la situación en la península coreana explotará y no se podrán evitar consecuencias desastrosas”, afirmó el comunicado norcoreano.
“Anunciamos desde ahora que castigaremos sin compasión y sin vacilar a los provocadores que invadan nuestra soberanía y nuestro territorio. Nuestros militares no hablan en vano”, prosigue el texto.
Pyongyang no está de acuerdo con la frontera trazada en el Mar Amarillo tras la guerra de 1950-53 y reclama las aguas que rodean a la isla de Yeonpyeong y a otras islas surcoreanas de la zona.
El ministerio surcoreano de Defensa aseguró este sábado que el Ejército surcoreano realizará sus maniobras militares en el mar Amarillo a pesar de las amenazas lanzadas por Pyongyang.
“No hay cambios” en el desarrollo de estas maniobras, declaró a la AFP un portavoz del ministerio surcoreano, y añadió: “No podemos confirmar si haremos hoy” sábado los tiros de artillería con munición real.
Por su parte, Rusia pidió a Seúl que renuncie a estos ejercicios para evitar una “escalada” con Corea del Norte.
Estados Unidos consideró en cambio que estas maniobras no suponen una amenaza para Corea del Norte, que no debe utilizarlas como pretexto para “nuevas provocaciones”.
Bill Richardson, exembajador de Estados Unidos ante la ONU y ministro del presidente demócrata Bill Clinton, pidió el viernes a los responsables norcoreanos que hagan gala de una “extremada cautela” con Corea del Sur, durante una visita a Pyongyang.
Richardson indicó que había pedido a Corea del Norte que deje que su vecina realice ejercicios de artillería con fuego real en su isla de Yeonpyeong.

El Consejo de Seguridad de la ONU debate la tensión entre las dos Coreas

La extrema tensión en la península de Corea está siendo discutida en una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Esta reunión, que pretende encontrar vías para rebajar la tensión que afecta últimamente a la región, fue convocada a petición de Rusia.
El encuentro, que comenzó hace más de siete horas se está celebrando a puerta cerrada y su conclusión se está dilatando debido a las divergencias entre los 15 miembros del Consejo de Seguridad respecto a cómo enviar un mensaje apaciguador.
Hace un mes, Corea del Norte bombardeó una isla perteneciente a Corea del Sur.
Ahora, Seúl quiere realizar ejercicios militares en una zona cercana, algo que Pyongyang rechazó frontalmente.

Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)