May 3, 2014

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 4 Comments

EN LAS PRUEBAS… TENDRÉIS AFLICCIÓN

Share Button

pruebasaf

Willie Alvarenga

 

En las pruebas…Tendréis Aflicción
P.O. BOX 210667
Bedford, TX 76095
(817) 681 4543; 545 4004
buscandoalperdido@yahoo.com
www.regresandoalabiblia.com
© 2010 Willie Alvarenga

 

 

 

E LAS PRUEBAS… TEDRÉIS AFLICCIÓ
Willie Alvarenga

ITRODUCCIÓ

¿A quién le gusta hablar de aflicciones? ¿A quién le gusta experimentar
aflicciones en su vida? Creo que si hiciéramos una encuesta en cuanto a estas preguntas,
casi la mayoría, por no decir todos, responderían de una manera negativa. Casi nadie
desea hablar de, o experimentar aflicciones en su vida. Ahora, cuando hablamos de
aflicciones, al menos desde el punto de vista de nuestra lección, estamos hablando acerca
de aflicciones por causa de Cristo, es decir, aflicciones que vienen al cristiano cuando el
tal decide poner a Dios en primer lugar. El cristiano no debe sufrir por causa del pecado.
Esto fue lo que dijo el apóstol Pedro:

“Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o
malhechor, o por entremeterse en lo ajeno” (I Pedro 4:15).

Por lo tanto, con esto en mente, le animo en el nombre del Señor a que por favor
considere cuidadosamente esta lección, ya que es de suma importancia. ¿Por qué es
importante lo que estaremos estudiando? Por varias razones: 1. Porque es un tema
bíblico, y 2. porque es un tema que todos los cristianos necesitan conocer muy bien.
Todos los cristianos que no se preparan para los tiempos de aflicción; o no reconocen que
sufrirán, terminarán abandonando su fe cuando se encuentren en medio de las aflicciones.
Muchos han dejado el cristianismo por motivo de las tribulaciones. Este fue el caso en
los tiempos del primer siglo cuando muchos cristianos experimentaban persecución por
parte de sus compatriotas; los cuales les perseguían por causa de seguir a Cristo. El
escritor a los Hebreos escribió al respecto, animándoles a que no abandonen su fe. Esto
lo hace estableciendo la superioridad de Cristo y del cristianismo en contraste con el
judaísmo. Note como el escritor de Hebreos animó a los cristianos del primer siglo a no
desanimarse:

“o perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;
porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la
voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aun un poquito, y el
que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; y si
retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los
que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para
preservación del alma (Hebreos 10:35-39)

Así que mis amados hermanos, prestemos mucha atención y pongamos en
práctica lo que estaremos aprendiendo en esta ocasión (Lucas 9:44). En lo personal,
procuraré lo más que pueda de mantener esta lección lo más practico posible.
Necesitamos entenderla para poderla poner en práctica en nuestro diario vivir. Mi
propósito no es proveer información solamente, sino más bien, decirle qué es lo que
podemos hacer en los tiempos de aflicción para que de esta manera no perdamos nuestra

 

confianza, la cual tiene grande galardón. Por lo tanto, con esto en mente, consideremos
la siguiente información.

PAORAMA DE UESTRA LECCIÓ

En la siguiente lección estaremos considerando los siguientes puntos principales:

1. La realidad de las pruebas y aflicciones
2. Las pruebas y las aflicciones ejemplificadas en el Antiguo y Nuevo Testamento
3. Las pruebas y las aflicciones ejemplificadas en nuestros tiempos
4. Nuestra actitud ante las aflicciones: Como superar los tiempos de prueba y
aflicción

Le animo a que procure recordar lo más que pueda de esta lección. Yo sé que es
difícil recordar todo; pero si recuerda aunque sea un poco, y lo pone en práctica, usted
será grandemente beneficiado de esta lección. Es el deseo de Dios que cada uno de
nosotros permanezcamos fiel hasta el fin (I Corintios 15:58; Filipenses 2:12; Apocalipsis
2:10). Por lo tanto, no ignoremos la lección que estaremos considerando a continuación.

LA REALIDAD DE LAS PRUEBAS Y AFLICCIOES

El tema de las pruebas, tribulaciones, persecuciones, sufrimientos y aflicciones
que la Biblia menciona son cosas reales, y no inventadas por alguien. La Biblia establece
claramente que el cristiano que desee vivir fielmente la vida cristiana padecerá
persecución. Este no es un asunto de que a lo mejor, o posiblemente vendrán
aflicciones. El cristiano puede estar seguro que si vive fiel, las aflicciones que prueban
nuestra fe vendrán. Por consiguiente, le animo a que considere cada uno de los pasajes
que comprueban que los cristianos sufrirán:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo
tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)

“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois
del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.
Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que
su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os
perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la
vuestra. Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no
conocen al que me ha enviado” (Juan 15:19-21)

“Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús
padecerán persecución” (II Timoteo 3:12)1

1
La frase “tendréis tribulación” (διωχθησονται) denota la idea de ser cazados como bestias salvajes.

 

“Porque también estando con vosotros, os predecíamos que íbamos a
pasar tribulaciones, como ha acontecido y sabéis” (I Tesalonicenses
3:4)

“Confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que
permaneciesen en la fe, y diciéndoles: Es necesario que a través de
muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios” (Hechos 14:22)

“Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que
creáis en él, sino también que padezcáis por él” (Filipenses 1:29)

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león
rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid
firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van
cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de
toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después
que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione,
afirme, fortalezca y establezca” (I Pedro 5:8-10)

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas
pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”
(Santiago 1:2-3)

“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la
justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois
cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de
mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos porque grande es
vuestro galardón en los cielos; porque así persiguieron a los profetas
que fueron antes que vosotros” (Mateo 5:10-12)2

La lista de pasajes bíblicos pudiera seguir aumentando; sin embargo, los que
hemos observado, muestran y comprueban que los cristianos van a sufrir por causa de su
fidelidad hacia Dios. El cristiano no debe sorprenderse cuando enfrenta momentos
difíciles en su vida por servir al Creador del Universo. La Biblia ya nos ha advertido en
cuanto a que vamos a experimentar aflicciones. Esto no es algo nuevo para el cristiano.
Por estar razón observemos el siguiente punto relacionado a lo que hemos mencionado.

LAS PRUEBAS Y LAS AFLICCIOES EJEMPLIFICADAS
E EL ATIGUO TESTAMETO

El título de nuestra lección bajo consideración “Tendréis Aflicción” afirma una
verdad que la Biblia establece desde Génesis hasta Apocalipsis. No hay un tiempo en la

2
Los profetas son nuestro ejemplo en cuanto a las aflicciones se refiere (Santiago 5:10-11)

 

historia del pueblo de Dios en el cual dicho pueblo no haya sufrido de una manera u otra
por servirle. Un panorama detallado del Antiguo y Nuevo Testamento muestran como el
pueblo de Dios sufrió en gran manera. Por ejemplo, tenemos personajes como José,
aquel hombre de Dios que fue vendido por sus hermanos, y que siempre puso a Dios en
primer lugar (Génesis 37-47). Este personaje, por ser fiel a Dios, experimentó
aflicciones.

MOISÉS
Otro ejemplo que tenemos en las Escrituras del Antiguo Testamento es Moisés;
aquel varón de Dios que tuvo que soportar a un pueblo rebelde que no quería hacer la
voluntad de Dios. En varias ocasiones murmuraban de él, y no le daban su lugar como
líder (Éxodo). Todas estas pruebas pudieron haber hecho que Moisés se diera por
vencido y abandonara su fe en Dios; sin embargo, no lo hizo.

JOB
Otro ejemplo muy conocido es el de Job. Este personaje sufrió en gran manera, y
aun en medio del sufrimiento, Job mantuvo su integridad (Job 1:22; 2:10). En el análisis
final de su vida, usted y yo podemos ver como el Creador bendijo a este hombre por su
fidelidad.

DAIEL
Otro ejemplo es el de Daniel y sus amigos. Estos hombres de Dios sufrieron
mucho y aun así mantuvieron su integridad y fidelidad hacia Él. El foso de los leones, y
el horno de fuego, fueron pruebas y aflicciones en las cuales estos hombres se
mantuvieron fieles.

JEREMÍAS
Otro ejemplo digno de considerar es el del profeta llamado Jeremías. Este
profeta sufrió muchas aflicciones por causa de un pueblo rebelde que se había olvidado
de Dios. Este profeta del Altísimo fue maltratado por sus compatriotas y tales personas
llegaron hasta el punto de echarle en una cisterna (Jeremías 38:1-6). Este profeta de Dios
mantuvo su fe hasta el fin. Y, en el análisis final, Jeremías fue bendecido, y el pueblo
rebelde castigado (Jeremías 40:1-12).

En cuanto a personajes del Antiguo Testamento se refiere, la lista pudiera
continuar con más y más ejemplos de hombres que sufrieron por mantener su fe en Dios.
Estos ejemplos permanecen en las páginas de la Biblia para ayudarnos a mantener nuestra
fe aun en medio de las aflicciones. Recuerde que lo que se escribió antes, para nuestra
enseñanza se escribió, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras
tengamos esperanza (Romanos 15:4). Hay mucho que usted y yo podemos considerar del
Antiguo Testamento.
LAS PRUEBAS Y LAS AFLICCIOES EJEMPLIFICADAS
E EL UEVO TESTAMETO

¿Qué acerca del Nuevo Testamento? ¿Tenemos personajes del Nuevo
Testamento que ejemplifican el tema de las pruebas y aflicciones? La realidad de las
cosas es esta: En el Nuevo Testamento tenemos muchos ejemplos de aquellos que
sufrieron por servir a Cristo. Note algunos de esos ejemplos:

CRISTO JESÚS

Cristo Jesús sufrió aflicción varias veces por causa de aquel pueblo rebelde e
incrédulo que no quería aceptar Su Deidad. En varias ocasiones el pueblo Judío quería
matar a Jesús (Juan 5:17-18; 8:58-59). Casi todos los días del ministerio de Jesús tuvo
que lidiar con los escribas, saduceos y fariseos que siempre procuraban hallarle en un
error para que de esta manera pudieran acusarle, y meterle en la cárcel. Aun así, Cristo
siguió adelante y logró terminar Su misión aquí en la tierra.

LOS APÓSTOLES

En el día de Pentecostés los apóstoles también sufrieron un poco cuando los
judíos se burlaban de ellos y decían que estaban llenos de mosto (Hechos 2:13) “Mas
otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto”. Creo que a usted y a mí NO nos
gustaría que la gente se burlara de nosotros. Muchos se han desanimado y ya no
practican el evangelismo porque la gente se burló de ellos.

PEDRO Y JUA

En la ciudad de Jerusalén encontramos a Pedro y a Juan predicando el evangelio.
En esta ocasión se encuentran ante el concilio. Los sacerdotes resentidos de que estaban
enseñando acerca de la resurrección de Jesús les echaron mano y los pusieron en la
cárcel. En el contexto del capítulo 4 y 5 de Hechos, Pedro y Juan sufren lo siguiente: 1.
Son puestos en la cárcel. 2. Son amenazados a no predicar acerca de Cristo. 3. Son
azotados. Aun en medio de toda esta tribulación, los hombres de Dios salieron de la
presencia del concilio gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por
causa de Cristo (Hechos 5:40-41).

ESTEBA

En los capítulos 6 y 7 de Hechos leemos acerca de Esteban; un varón de Dios que
predicaba el evangelio con denuedo y convicción. Este hombre de Dios es asesinado a
sangre fría por manos de los judíos que despreciaban la predicación del evangelio de
Cristo. El pasaje donde leemos acerca de la historia nos informa lo siguiente:

“Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y
arremetieron a una contra él. Y echándole fuera da la ciudad, le
apedrearon; y los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven

 

que se llamaba Saulo. Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba
y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Hechos 7:57-59).

Aun en medio de la tribulación, Esteban mantiene su integridad, y fidelidad al
Señor. Por esto le espera una recompensa en los cielos (Apocalipsis 2:10).3

LOS CRISTIAOS DEL PRIMER SIGLO

Un poco de tiempo después de la muerte de Esteban; leemos en el capítulo 8 de
Hechos acerca de una gran persecución que se desató en Jerusalén contra los cristianos
del primer siglo. Aun en medio de la persecución, el texto dice:

“Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el
evangelio” (Hechos 8:4).

Estos hermanos en Cristo se mantuvieron fieles aun en medio de los tiempos
difíciles. Note el contraste que observamos en este texto: En el primer siglo había
persecución y evangelismo. Hoy en día no hay persecución, y tampoco evangelismo.
Este no debería de ser el caso. Los cristianos de hoy en día necesitan aprender a llevar a
cabo la voluntad de Dios, aun cuando los tiempos no sean fáciles.

JACOBO Y PEDRO

En el capítulo 12 de Hechos leemos acerca de la muerte de Jacobo, el hermano de
Juan. Herodes mató con su espada a este hombre de Dios. En este mismo contexto se
nos informa como Herodes, viendo que la muerte de Jacobo había agradado a los judíos,
procedió a poner en la cárcel a Pedro (Hechos 12:2-4). La Biblia nos dice que mientras
esto sucedía, la Iglesia permanecía unida en oración (12:5, 12).

EL APOSTOL PABLO

Esto no es todo mi amado hermano. En el capítulo 14 de Hechos, leemos como el
apóstol Pablo fue apedreado en la ciudad de Listra (Hechos 14:19). El ser apedreado no
es cosa cualquiera. Las personas podían perder su vida cuando esto les sucedía.

PABLO Y SILAS

El mismo apóstol Pablo, juntamente con Silas, son puestos en la cárcel por
predicar el evangelio de Cristo. Estos dos hombres de Dios oraban y cantaban a la media
noche y los presos los oían (Hechos 16:25). En este contexto los azotaron, los metieron
en la cárcel, y también les pusieron cepos en los pies. El apóstol Pablo, escribiendo a los
hermanos en Corinto, les muestra cuanto había sufrido por Cristo (II Corintios 16:16-33).
En lo personal creo que ninguno de los que estamos aquí hemos sufrido todo lo que Pablo

3
La muerte de Estaban sirve como un excelente comentario y significado a lo que en realidad significa:
“ser fiel hasta la muerte” (Apocalipsis 2:10).

sufrió en su vida. Esto mis hermanos son tribulaciones que los cristianos del primer siglo
experimentaban por servir a Cristo.

ATIPAS

Un ejemplo más que me gustaría mencionar, aunque la lista es larga, es el ejemplo
de Antipas, un personaje del cual no se habla mucho. Es más, para serle sincero, nunca
he escuchado a un predicador hablar de Antipas en la lista de aquellos que sufrieron por
mantenerse leales a Cristo. Usted puede leer lo siguiente en cuanto a este personaje en
las palabras que Jesús dice a la Iglesia en Pérgamo:

“Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de
Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los
día en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde
mora Satanás” (Apocalipsis 2:13).

Hombres como Antipas experimentaron tribulaciones y aun hasta la muerte por
seguir fieles hasta el fin. La historia de este personaje bíblico, aunque no se dice mucho
de él, sirve como un excelente ejemplo, comentario y explicación a lo que en realidad
significa ser fiel hasta la muerte.

Así que, mis amados hermanos, como podemos observar, muchos sufrieron en el
Antiguo y Nuevo Testamento. Sin embargo, el sufrimiento de ellos vino por tomar la
decisión de mantenerse fieles a los mandamientos del Señor. En cada uno de ellos se
cumple lo que dijo el apóstol Pablo:

“Y también todos lo que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús
padecerán persecución” (II Timoteo 3:12)

Este siempre será el caso, y no debe sorprendernos cuando experimentemos
aflicciones por causa de Cristo.

LAS PRUEBAS Y LAS AFLICCIOES E UESTROS
TIEMPOS

¿Cuáles son las aflicciones y tribulaciones que el pueblo de Dios experimenta en
nuestros tiempos? ¿Sufre el pueblo de Dios como en el primer siglo? Puede que sea el
caso de que los cristianos del siglo XXI no sufran como sufrieron los del primer siglo.
Sin embargo, esto no quiere decir que no experimenten aflicciones en estos tiempos.

Tengo en mi posesión reportes de hermanos que trabajan arduamente como
misioneros en diferentes países del mundo; dichos hermanos cuentan de las grandes
persecuciones que los cristianos enfrentan por servir a Dios. Cientos son los casos donde
cristianos han perdido seres queridos por causa del evangelio. A muchos les han
quemado sus casas y negocios por causa del paganismo que desea destruir la fe de los que
creen en Dios.

¿Qué acerca de aflicciones aquí en la nación donde vivimos? Aunque los
cristianos no están sufriendo como se sufrió en el primer siglo, o como los hermanos de
países como la India y otros más sufren; sin embargo, es mi convicción que se acercan
momentos en los cuales comenzaremos a sufrir por mantenernos fieles a los
mandamientos de nuestro Dios. La nación de Estados Unidos se está alejando más y más
de Dios. Estados Unidos fue fundado bajo principios bíblicos. Los presidentes de esta
nación en el pasado mantenían en alto lo que Dios decía en Su Palabra. Por ejemplo,
note lo que algunos presidentes dijeron en cuanto a la Biblia:

“Yo estoy dedicado provechosamente a la lectura de la Biblia.
Esfuércese por entender este libro, y el resto acéptelo por fe y usted
vivirá y morirá como un mejor hombre” – Abraham Lincoln,
Presidente número 16 de los Estados Unidos.4

“Tengo algo muy simple que pedirles. Pido a todo hombre y mujer en
esta audiencia que desde este día en adelante se den cuenta que parte
del destino de orteamérica yace en la lectura diaria profunda de este
grandioso Libro” – Woodrow Wilson , Presidente número 28 de los
Estados Unidos.5

“Es imposible que un hombre gobierne correctamente el mundo sin
Dios y la Biblia… La mano de providencia ha sido muy evidente en
todo esto, tanto que somos peores que un incrédulo que no lee su
Biblia o reconoce su obligación ante Dios” – George Washington,
primer Presidente de los Estados Unidos.6

Hermanos y amigos, estas palabras ya difícilmente son el caso en nuestra
actualidad. Aun el Presidente de esta nación ha llegado hasta el punto de decir: “Esta
nación ya no es una nación cristiana”.7
Después de decir esto, el Presidente procede a
decir en pocas palabras que esta nación es una nación idólatra; dado a que abraza todas
las religiones del mundo. Hoy en día en vez de respetar la Palabra de Dios, muchos se
están burlando de ella. Hoy en día muchos están atacando las Escrituras. Esta nación se
está apartando cada día más y más de los principios morales y bíblicos que antes guiaban
a Estados Unidos. Parece ser que cada día se aprueban leyes en las cuales el pecado es
legalizado y aprobado por los hombres. Todo esto resultará en una persecución de los
cristianos, quienes se oponen rotundamente ante las prácticas del pecado. Muchos
cristianos son ridiculizados por no aprobar la inmoralidad de nuestros tiempos. Nombres
como: “anticuados, legalistas, extremistas, ciegos por la Biblia”, y muchos más son los
que se usan para describir a los cristianos que se apegan a la Palabra de Dios.

4
http://www.tentmaker.org/quotes/biblequotes.htm.
5
http://www.errantskeptics.org/quotes_by_presidents.htm
6
http://www.chuckbaldwinlive.com/founding.htm.
7
http://www.wnd.com/index.php?fa=PAGE.view&pageId=67735

El pueblo de Dios debe estar preparado para tales aflicciones, las cuales, sin duda
alguna, vendrán muy pronto. Por ejemplo, en una escuela publica de Massachussets, los
estudiantes del segundo año fueron adoctrinados en cuanto al homosexualismo. Los
niños de esta escuela fueron enseñados a aceptar este estilo de vida homosexual. Los
padres de familia, en particular, el señor David Parker, fue arrestado por quejarse y
rehusar que sus hijos reciban dicha instrucción. Los directores de esta escuela
argumentaron que los maestros no tienen la obligación de obtener permiso por parte de
los padres para poder enseñarles acerca del homosexualismo, y como los ciudadanos de
la nación deben aceptarlos, y aprobar su estilo de vida. El señor Parker llevó este caso
hasta la corte, y para su sorpresa, el juez Mark L. Wolf descartó la demanda civil y dijo
que era razonable y obligación que las escuelas públicas enseñen a los niños acerca del
homosexualismo y como tales prácticas deben ser aceptadas hoy en día.8

Hermanos y amigos, si usted piensa que los tiempos van a mejorar, déjeme decirle
que la respuesta es no. Los tiempos seguirán empeorando más y más. El cristianismo
seguirá siendo atacado por aquellos que desean ver la Palabra de Dios destruida. Las
palabras que el profeta Jeremías dijo “La tierra ha sido llena de pecado contra el
Santo de Israel” (Jeremías 51:5), siguen aplicándose a los tiempos en los cuales
vivimos. Ciertamente el mundo está bajo el maligno (I Juan 5:19). Satanás está tratando
de destruirnos (I Pedro 5:8); pero recordemos que la victoria final pertenece a los
cristianos.

LO QUE EL CRISTIAO DEBE HACER E LOS TIEMPOS
DE PRUEBA Y AFLICCIÓ

Hasta este momento hemos observamos la realidad de las aflicciones y pruebas que
el cristiano ha experimentado en el pasado. También hemos considerado algunos
ejemplos tanto del Antiguo y Nuevo Testamento, como también aflicciones de nuestros
tiempos. Ahora me gustaría que dirijamos nuestra atención a un punto muy esencial de
nuestra lección. Este punto consiste en lo que usted y yo podemos hacer para no
abandonar la fe que nos mantiene firmes en el camino de la salvación. Le ruego en el
nombre del Señor que por favor considere cuidadosamente la información que le estaré
presentando. Le pido que por favor deje que estas palabras se penetren en sus oídos
(Lucas 9:44). Le pido que sea hacedor de la Palabra y no tan solamente un oidor
(Santiago 1:22); recordando que los hacedores son los bendecidos por el Señor (Santiago
1:25; Salmo 119:1; Lucas 11:28).

¿Qué es lo que el cristiano debe hacer para no desanimarse y abandonar su fe en
medio de las aflicciones? Note lo que la Biblia nos dice:

8
http://www.wnd.com/news/article.asp?ARTICLE_ID=54420

EL CRISTIAO DEBE RECORDAR QUE O ESTÁ SOLO
E LAS AFLICCIOES

Así es mis hermanos. El cristiano fiel no está solo durante las aflicciones y
tribulaciones que le puedan sobrevenir. Los siguientes pasajes bíblicos establecen esta
verdad:

“Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas lo librará el
Señor” (Salmo 34:19).

“Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi
socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra” (Salmo 121:1-
2)

“Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se
mueve, sino que permanece para siempre. Como Jerusalén tiene
montes alrededor de ella, así Jehová está alrededor de su pueblo”
(Salmo 125:1-2)

“Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio
gracia en los ojos del jefe de la cárcel” (Génesis 39:21).

“o necesitaba atender el jefe de la cárcel cosa alguna de las que
estaban al cuidado de José, porque Jehová estaba con José, y lo que él
hacía, Jehová lo prosperaba” (Génesis 39:23).

“Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos” (Éxodo
14:14)

“Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he
aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Amén” (Mateo 28:20)

“…o te dejaré ni te desampararé” (Hebreos 13:5)

“¿Qué pues diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra
nosotros?” (Romanos 8:31)

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o
persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Como está
escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos
contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos
más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual
estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados,
ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo,

 

ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que
es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:35-39)

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da.
o se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27)9

Estos, y cientos de pasajes más, muestran como el cristiano fiel no está solo en
medio de las aflicciones. Así que, el simple hecho de saber que Dios está con nosotros
debería de motivarnos a no abandonar nuestra fe. Por lo tanto, le animo a que se
mantenga cerca de Dios (Santiago 4:8), practicando la oración todos los días de su vida (I
Tesalonicenses 5:17; Colosenses 4:2; Romanos 12:12). Cristo se mantenía en
comunicación con Su Padre todo el tiempo (Marcos 1:35), y exhortaba a otros a que
hicieran lo mismo (Lucas 18:1-8). Gloria sea dada a Dios por la protección divina que
nos da (Hebreos 4:16).

EL CRISTIAO DEBE GOZARSE E LAS AFLICCIOES

Esto puede que suene como una paradoja10. Sin embargo, la Biblia en varios
pasajes muestra que esto es algo que se puede llevar a cabo por el cristiano fiel. Le pido
de favor razone correctamente en cuanto a los siguientes pasajes bíblicos:

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas
pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia…”
(Santiago 1:2-4)

“Mucha franqueza tengo con vosotros; mucho me glorío con respecto
de vosotros; lleno estoy de consolación; sobreabundo de gozo en todas
nuestras tribulaciones” (II Corintios 7:4)

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre
exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en
día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un
cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (II Corintios 4:16-17)

“Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne
lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la
iglesia” (Colosenses 1:24)

“Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido
tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del ombre” (Hechos
5:41)

9
La paz que Cristo ofrece no es la ausencia de problemas, sino la presencia de Dios en medio de los
problemas. Esta es una paz totalmente diferente a la que el mundo ofrece.
10 La palabra “paradoja” denota una contradicción, un contrasentido, algo que suena absurdo
(www.wordreference.com)

 

“Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os
persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos;
porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros”
(Mateo 5:11-12)

“Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en
afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque
cuando soy débil, entonces soy fuerte” (II Corintios 12:10)

“Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y
los presos los oían” (Hechos 16:25)

No es fácil gozarnos en las tribulaciones; sin embargo, cuando suframos por causa
del evangelio, es imperativo que recordemos la actitud que debemos de adoptar en
nuestras vidas. Si los cristianos fieles del primer siglo pudieron gozarse, nosotros
también podemos hacerlo. ¿Por qué? Porque usted y yo servimos al mismo Dios que
ellos sirvieron.

EL CRISTIAO DEBE RECORDAR QUE ES U
PRIVILEGIO SUFRIR POR CRISTO

Así es mis amados hermanos. Si usted y yo recordamos que es un privilegio ser
contados por dignos de sufrir por Cristo, nuestra actitud ante la aflicción será totalmente
diferente. Los apóstoles Pedro y Juan tuvieron esta actitud cuando los metieron en la
cárcel, y aparte de esto los azotaron. Note lo que dice el texto:

“Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido
tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del ombre” (Hechos
5:41)

“Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que
creáis en él, sino también que padezcáis por él” (Filipenses 1:29)

El apóstol Pedro dijo que si alguno sufre como cristiano, el tal no debe
avergonzarse, sino más bien, glorificar a Dios (I Pedro 4:16). Los cristianos del primer
siglo reconocieron que era un privilegio sufrir por Cristo; y por esta razón ellos se
gozaban cuando se encontraban en medio de las aflicciones (Colosenses 1:24; Romanos
5:3). Hermanos, esta es la actitud que usted y yo debemos tener cuando experimentamos
sufrimientos por servir a Cristo.

Otra cosa que debemos de recordar en cuanto a este punto es que las aflicciones,
en la mayor parte de las veces, producen un beneficio a favor de la causa de Cristo. Esto
fue exactamente lo que el apóstol Pablo dijo.

 

“Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido,
han redundado más bien para el progreso del evangelio, de tal
manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el
pretorio, y a todos los demás. Y la mayoría de los hermanos,
cobrando animo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más
a hablar la palabra sin temor” (Filipenses 1:12-14)

En este contexto podemos ver como las aflicciones que el apóstol Pablo
experimentó resultaron en un beneficio para la causa del evangelio. Esta es una de las
razones por las cuales el apóstol se gloriaba y se gozaba en medio de las tribulaciones.
Puede ser el caso que algunas de las aflicciones que experimentamos nos ayuden ya sea a
estar más cerca de Dios, o hacer cosas que traerán beneficio a la causa del evangelio.
Estoy seguro que ambas serán el caso.

EL CRISTIAO FIEL DEBE RECORDAR LO
IMPORTATE QUE ES APOYARSE E SU FAMILIA
ESPIRITUAL

¡Gracias a Dios por la familia espiritual! Creo que si no fuera también por la
ayuda que la familia espiritual provee a los que sufren aflicción, la vida sería muy difícil.
Dios, en Su infinita misericordia, ha proveído de una familia espiritual para que nos
apoyemos los unos a los otros. La Biblia dice que somos miembros de la familia de Dios
(Efesios 2:19). La familia debe apoyarse el uno al otro. Esto es exactamente lo que se
vio en la Iglesia del primer siglo. Tales hermanos en Cristo se apoyaban el uno al otro.
Los siguientes pasajes sirven como evidencia para establecer lo que digo como una
verdad irrefutable.

“Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas
las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes y lo repartían a
todos según la necesidad de cada uno. Y perseveraban unánimes cada
día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con
alegría y sencillez de corazón” (Hechos 2:44-46)

“Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma;
y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían
todas las cosas en común” (Hechos 4:32)

“Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacia sin
cesar oración a Dios por él” (Hechos 12:5)

“De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen
con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se
gozan. Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno
en particular” (I Corintios 12:26-27)

 

“Cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para
que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el
don concedido a nosotros por medio de muchos” (II Corintios 1:11)

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Sin embargo, bien
hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. Y sabéis también
vosotros, oh filipenses que al principio de la predicación del evangelio,
cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en
razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me
enviasteis una y otra vez para mis necesidades” (Filipenses 4:13-16)

En cada uno de estos pasajes, y muchos más que pudiéramos considerar, vemos
como el pueblo de Dios puede ayudarse el uno al otro en momentos de aflicción. Por esta
razón es de suma importancia que el pueblo de Dios siempre busque la manera de estar
en paz los unos con los otros (Romanos 14:19; Hebreos 12:14); para que de esta manera
siempre permanezcan unidos como lo hicieron nuestros hermanos del primer siglo.

EL CRISTIAO DEBE RECORDAR QUE DESPUÉS DE LA
AFLICCIÓ VIEE LA RECOMPESA

El cristiano fiel debe recordar lo que le espera si no se da por vencido en medio de
las aflicciones. La Biblia establece claramente lo que recibirá el cristiano si permanece
fiel hasta el fin. Un estudio cuidadoso del libro de Apocalipsis nos ayuda a entender cual
será el galardón de los cristianos que permanecen fieles, aun en medio de la persecución.
Por lo tanto, observemos algunos pasajes tomados de Apocalipsis; un libro que tiene
como tema central: “Victoria en Cristo”. Este libro básicamente dice: “Si permaneces
fiel hasta el fin, y no te das por vencido, podrás vivir con Dios en el cielo”. Así que,
consideremos en nuestro corazón los siguientes pasajes que contienen lenguaje que ayuda
a fortalecer nuestra fe en tiempos de crisis.

“o temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a
algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis
tribulación por diez días. Se fiel hasta la muerte, y yo te daré la
corona de vida” (Apocalipsis 2:10)

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. El que
venciere, no sufrirá daño de la muerte segunda” (Apocalipsis 2:11)

“Al que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su
nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi
Padre, y delante de sus ángeles” (Apocalipsis 3:5)

“Al que venciere, yo le haré columna en el templo de mi Dios, y nunca
mas saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el

 

nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende
del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo” (Apocalipsis 3:12)

“Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como
yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en Su trono”
(Apocalipsis 3:21)

“El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y el será
mi hijo” (Apocalipsis 21:7)

Note lo que también dijo Santiago en su epístola:

“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando
haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha
prometido a los que le aman” (Santiago 1:12)

Durante la exposición del Sermón de Monte por parte de nuestro Señor
Jesucristo dijo las siguientes palabras que se relacionan mucho al punto bajo
consideración:

“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la
justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois
cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de
mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro
galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los
profetas que fueron antes de vosotros” (Mateo 5:10-12).

Por medio de todos estos pasajes nos damos cuenta que Dios tiene un galardón
reservado en los cielos para todos aquellos que retienen su lealtad ante Él, aun en medio
de la persecución (Colosenses 1:5). Si usted desea recibir esta bendición, usted necesita
permanecer fiel hasta el fin. Note lo que Pablo dijo con relación a este punto:

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre
exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en
día. Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un
cada vez más excelente y eterno peso de gloria…” (II Corintios 4:16-
17)

“Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son
comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de
manifestarse” (Romanos 8:18)

En ocasiones cantamos el himno # 116 “Todas las promesas del Señor Jesús, son
apoyo poderoso de mi fe, mientras luche aquí buscando yo su luz, siempre en sus
promesas confiaré.” Este himno habla de cuan hermosas son las promesas que Dios nos

ha dado a los cristianos. Usted y yo podemos estar plenamente seguros de que Él
siempre nos bendecirá, esto es, si permanecemos fieles hasta el fin.

COCLUSIÓ

En esta lección hemos considerado el tema: “En las Pruebas… Tendréis
Aflicción”. Este es un tema muy importante de estudiar y considerar cuidadosamente.
Espero en Dios que todo lo que hemos considerado en este material sea de mucha ayuda
para nuestra vida como cristianos. Recordemos que nos espera una esperanza reservada
en los cielos (Colosenses 1:5-6). Sin embargo, para que esta esperanza sea nuestra,
debemos permanecer fieles hasta el fin. Dios sea quien nos ayude a poder lograr este
objetivo. ¡A Él sea la gloria por los siglos de los siglos!

En las pruebas…Tendréis Aflicción
P.O. BOX 210667
Bedford, TX 76095
(817) 681 4543; 545 4004
buscandoalperdido@yahoo.com
www.regresandoalabiblia.com
© 2010 Willie Alvarenga

 

http://willie75.files.wordpress.com/2011/01/en-las-pruebas-tendreis-afliccion.pdf

Share Button
  1. Ioannis says:

    Gracias hermano, este estudio sera de gran provecho en mi vida y la vida asi de muchos cristianos que desean vivir piadosamente, con corazon mansedumbre,humilde. La Gloria sea al Dios Vivo de Israel,nuestro Señor Yeshua Ha´Mashiaj al Espíritu Santo, Amén… Dios les bendiga grandemente.

  2. Lorena says:

    A medida que se acerque el RAPTO mas y mas duras seran las pruebas. Seran terribles, solo los FUERTES las pasaran!!

  3. patricia figueroa says:

    Bendito Jehová y nuestro Señor Jesucristo…

  4. P. López says:

    Estamos en tiempos de misericordia, el brazo de Dios parado por voluntad de Dios, es tiempo de conversión, sacrificio y oración, pero que pronto nos desanimamos ante las adversidades cotidianas. Si comprendemos que estas adversidades buscan cultivar la paciencia en nosotros, más fácil serán de sobrellevar. No deseo que caiga el mal sobre mi cabeza ni sobre la de aquellos con los que más obligación tengo, pero si cae espero que Dios nos de la paciencia necesaria para sobrellevarlos.
    Les agradezco por este artículo, me dio la respuesta que andaba buscando.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)