Oct 24, 2015

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 15 Comments

¿Qué pasa con la oración?‏, Aporte de Hna. Irene F.

Share Button

Hermana Angie reciba todas la bendiciones del Dios Altísimo,  quiero compartirle esta lectura que encontré en la página de Jesucristo viene ya sobre una hermosa experiencia a cerca de la oración que un hermano envió y como siempre le digo, si ud. considera prudente compartirla con los hermanos de El regresa.

 

.

VISIÓN RECIBIDA POR NUESTRO HNO. ALEJANDRO CHAÑA 20/10/2015

 .
oraciones
.
Padre muéstrame que sucede cuando oramos… ¿Qué sucede al hacer la oración? Y me reveló lo siguiente:Yo estaba en un lugar y comencé a orar con los ojos abiertos… Y tuve esta visión.
Vi como mi oración se elevó a lo alto y de pronto veo que mi oración se hizo una llama de fuego, como de plata… Y subió como un rayo…

Y este rayo llegó al lugar de las regiones celestes… es donde habitan los demonios.

Recuerdo que la oración subió como fuego santo; y veo que habían tinieblas espesas, y se abrieron y le dieron lugar a la oración…
Y se iluminó todo, y la luz de la oración alumbró un túnel negro en gran manera.

La oración se abre en las tinieblas…, tiene que haber fuego santo para que tu oración suba… Al respecto lo menciona el apóstol Pedro, que decía, que debemos vivir sabiamente (en santificación) para que nuestras oraciones no tenga estorbo.

Así fue… Cuando la oración subió, los demonios se quemaban; y estaban obligados a dejar pasar la oración.

Después que la oración sube al Trono Santo, vienen ángeles y toman las oraciones.
Y las llevan al lugar de los depósitos de las oraciones. Este lugar es increíblemente grande. Hay ángeles custodiando las puertas de ese lugar; y al entrar los ángeles que llevan las oraciones y las ponen en una mesa de cristal. 
Dejan las oraciones como en pergaminos… Ellos rosean las copas de las oraciones y se forman en letras de oro sobre la mesa.

Y viene el ángel encargado de esto, enrolla las oraciones y las lleva al lugar como de las cajitas de los correos y las guardan ahí…, para que pronto nuestro Señor las responda…

Oh Aleluya! Estoy maravillado, lo acabo de ver… ¡Santo!

Share Button
  1. Wow! que hermosa vision, gracias hermana por compartirla

  2. P. Santiago says:

    ALELUYA.

    GRACIAS SEÑOR

    ESTO ME DA MAS ANIMO, METODOLOGIA, Y ESTRATEGIAS EN LA GUERRA ESPIRITUAL E INTERCESION.

  3. Erix manzano says:

    Gloria a Dios! es una maravilla!
    Que sería si toda la iglesia orara de manera intensa y perseveratemente como dice Efesios 6:18.
    Jamás! La iglesia estuviera como esta…”

  4. Armando Tobar says:

    ESTAS ORACIONES QUIZA SEAN LAS ORACIONES DE LOS QUE NO TIENEN UN ACERCAMIENTO DE TU A TU CON NUESTRO DIOS, O PARA LOS QUE NO TIENEN FE.

    EN MI CASO POR LA GRACIA DE DIOS MIS ORACIONES NO TIENEN NINGUN ATRASO, LLEGAN EN ESE MISMO INSTANTE PORQUE ES MUY IMPORTANTE LO QUE ESTOY PIDIENDO.

    MUCHOS DICEN DIOS NO ESCUCHA LAS ORACIONES DE TODOS, EL ES PODEROSO ESCUCHA LAS ORACIONES DE TODOS EN ESE MISMO INSTANTE, PORQUE SI NO NO FUERA DIOS.

    NO DEBEMOS DE HACER A DIOS CHIQUITO, NUESTRO DIOS ES DIOS DE DIOSES.

    MUCHAS VECES NO RESPONDE LAS ORACIONES PORQUE NO SABEMOS PEDIR, SOMOS ARROGANTES, ORGULLOSOS, TENEMOS MIL DEFECTOS Y DIOS NO LE CONTESTA A ALGUIEN ASI.

    LA BIBLIA DICE: SI MI PUEBLO SE HUMILLARE Y ORAREN.

    TAMBIEN ES IMPORTANTE QUE TENEMOS QUE ADORAR A DIOS, PORQUE UNA COSA ES ADORAR Y OTRA COSA ES ORAR.

    ADORAR ES DEMOSTRARLE AMOR A DIOS.

    ORAR ES UNA OBLIGACION.

    TAMBIEN TENEMOS QUE DARLE UNA OPORTUNIDAD A NUESTRA ALMA QUE GIMA, LA BIBLIA DICE QUE NUESTRO ESPIRITU GIME CON GEMIDOS INDECIBLES,

    CUANDO ESTOS GEMIDOS DIOS LOS ESCUCHA NOS CONTESTA EN ESE MISMO INSTANTE, NO TIENE QUE VENIR NINGUN ANGEL A LLEBARLE LA ORACION A DIOS.

    HAY OTRO SECRETO EN QUE DIOS ESCUCHA NUSTRAS ORACIONES ES:AMAR A DIOS CON TODO NUESTRO CORAZON, CON TODAS LAS FUERZAS DE NUESTRO SER ESPIRITU ALMA Y CUERPO.

    MUCHOS ORAN CUANDO YA ESTAN METIDOS EN EL PROBLEMA, TENEMOS QUE SER SABIOS.

    TAMBIEN ES IMPORTANTE CONOCER LA VOZ DE DIOS, DIOS HABLA DE MUCHAS MANERAS, MUCHAS VECES NOS HABLA POR MEDIO DE LA CONCIENCIA.

    HAY VECES QUE YO COMPRO UN POLLO ENTERO AL HORNO PARA COMERMELO SOLO YO, Y AL INSTANTE DIOS ME REVELA A MI CONCIENCIA QUE HAY UNA HERMANA QUE LE MATARON SU ESPOSO Y TIENE TRES HIJOS.

    QUE ME ESTA DICIENDO DIOS QUE LE PONGA UNOS DOLARES EN SUS MANOS, Y TENEMOS QUE HACERLO LO MAS PRONTO QUE PODAMOS.

    LA SEMANA PASADA UN HERMANO QUE DIRIGE LA CEDULA AQUI EN BOCA RATON FLORIDA DONDE NOS REUNIMOS LOS DOMINGOS ME DIJO: HERMANO DIOS ME REVELO CUATRO VECES QUE LE DIERA ESTOS 10 DOLARES.

    SI QUEREMOS QUE DIOS ESCUCHE NUESTRAS ORACIONES DEBEMOS DE VIVIR COMO DICE LA PALABRA DE DIOS: Y DE HACER EL BIEN NO NOS OLVIDEMOS, PORQUE DE TALES SACRIFICIOS SE AGRADA DIOS.

    BENDICIONES

    • aligarcia says:

      De acuerdo con usted hermano, gloria a Cristo por su sacrificio en la cruz! Por El podemos acercarnos en oracion al Padre confiadamente.

  5. santo que esperiencia mas linda DIOS le bendiga hermana…………

  6. Amados hermanos y estimada hermana Irene, que maravillosa experiencia la que nos cuenta, justamente anoche leí un correo que me llegó, un testimonio de nuestra hermana en Cristo Rosa que pidió oración en el Post del Grupo de Oración e Intercesión, por la salud y conversión de su tío, me cuenta que supo que su tío que tiene diagnosticado un cáncer severo recibió al Señor, y él da testimonio que tiene al Señor en su corazón y me decía que recibe a hermanos que le llevan la enseñanza de la Palabra (antes él no quería nada con el Evangelio) estoy gozosa por la respuesta tan rápida de nuestro Dios, precisamente hoy iba a compartirlo en el Post (lo voy a hacer) pero justo me encuentro con esta hermosa experiencia de las maravillas que hace nuestro Dios y cuan importante es la oración.

    Aprovecho aquí mismo de dar las gracias a nuestro Padre y Dios nuestro por su inmensa misericordia, Él es el Único digno de recibir, la gloria que le pertenece, la honra y la alabanza. ¡¡Aleluya!! ¡¡gloria a Dios!! Santo, Santo, Santo. Gracias amado Salvador; amén, amén

    • Amada Hermana verónica quiero aclararle que lastimosamente no fui yo la que recibí esa extraordinaria experiencia, fue un hermano cuyo nombre aparece claramente en el encabezado del artículo, yo simplemente la leí y me edificó grandemente y por eso quise compartirla con uds. mis amados hermanos de EL REGRESA
      BENDICIONES PARA TODOS.

      • Y !gloria a Dios por la maravillosa respuesta que ha recibido a su oración! Siga adelante con ese maravilloso ministerio de la intercesión, de levantar
        su voz en favor del que no puede hablar, y a la vez ganando almas para el reino de los cielos. !GRANDE GALARDON TE ESPERA!
        DIOS TE BENDIGA MI AMADA HERMANA.

    • Querida hermanita Irene, si, aunque no fue su propia experiencia, es de mucha bendición que lo comparta con nosotros; uno se goza por las experiencias que Dios nos da.

      Gracias amada hermana por tus palabras hacia mi, en realidad como dice la Palaba, siervos inutiles somos porque lo que tenemos que hacer hacemos y Dios nos da Su respaldo con el apoyo de nuestras(os) hermanas(os)que oran con nosostros en el acuerdo y recibimos de parte de Dios gran bendición.

      Un abrazo enorme para ti hermana. Dios te bendiga y te guarde a ti y tu familia.

  7. Alerta!!! Máxima!!! Mateo 24 se cumple en nuestros ojos

    Amados hermanos esto es un llamado para “Activar” a los guerreros intercesores en la fe por Israel y la Iglesia perseguida en el Medio Oriente
    Repito esto es un llamado general para todas las congregaciones internacionales auto denominadas la iglesia de Cristo llamadas a interceder por el pueblo de Dios sin importar su religión guerreros espirituales deben posicionarse inmediatamente por que tenemos que despertar ante lo que esta pasando en el mundo. Que Dios los bendiga grandemente Hna. Rubi

    San Mateo 24:1 – Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo.
    San Mateo 24:2 – Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.
    San Mateo 24:3 – Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?
    San Mateo 24:4 – Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
    San Mateo 24:5 – Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
    San Mateo 24:6 – Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
    San Mateo 24:7 – Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
    San Mateo 24:8 – Y todo esto será principio de dolores.
    San Mateo 24:9 – Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
    San Mateo 24:10 – Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
    San Mateo 24:11 – Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
    San Mateo 24:12 – y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
    San Mateo 24:13 – Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
    San Mateo 24:14 – Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
    San Mateo 24:15 – Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),
    San Mateo 24:16 – entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.
    San Mateo 24:17 – El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;
    San Mateo 24:18 – y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.
    San Mateo 24:19 – Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!
    San Mateo 24:20 – Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;
    San Mateo 24:21 – porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.
    San Mateo 24:22 – Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.
    San Mateo 24:23 – Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.
    San Mateo 24:24 – Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
    San Mateo 24:25 – Ya os lo he dicho antes.
    San Mateo 24:26 – Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.
    San Mateo 24:27 – Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.
    San Mateo 24:28 – Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.
    San Mateo 24:29 – E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.
    San Mateo 24:30 – Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.
    San Mateo 24:31 – Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
    San Mateo 24:32 – De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.
    San Mateo 24:33 – Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas.
    San Mateo 24:34 – De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.
    San Mateo 24:35 – El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.
    San Mateo 24:36 – Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.
    San Mateo 24:37 – Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.
    San Mateo 24:38 – Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,
    San Mateo 24:39 – y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.
    San Mateo 24:40 – Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado.
    San Mateo 24:41 – Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.
    San Mateo 24:42 – Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
    San Mateo 24:43 – Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.
    San Mateo 24:44 – Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.
    San Mateo 24:45 – ¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?
    San Mateo 24:46 – Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.
    San Mateo 24:47 – De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.
    San Mateo 24:48 – Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir;
    San Mateo 24:49 – y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos,
    San Mateo 24:50 – vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe,
    San Mateo 24:51 – y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

  8. P. Santiago says:

    MARAVILLOSO.

    Los ángeles (Hebreos) nos ministran, colaboran en nuestras oraciones, como lo hacían con el mismo Señor Jesús. El Señor ora, luego un ángel viene a reforzarle.

    Cuando el León/Cordero toma el libro, una adoración triunfal estalla entre los redimidos y las huestes celestiales. Al comenzar la adoración, hay una mención misteriosa de los ángeles y nuestras oraciones: “Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos”.

    Parece que las oraciones de todos los creyentes a lo largo del tiempo son atendidas por los ángeles. Las oraciones son vistas como “copas de oro” de “incienso”. Esta imagen nos regresa a la adoración en el templo donde el incienso ardía ante la nube de gloria de la presencia de Dios. Los ángeles mantienen nuestras oraciones como olor fragante ante el trono de Dios. Las oraciones son apreciadas en el cielo y están al cuidado de las huestes de adoración. En la referencia bíblica anterior, las huestes de ángeles tocan sus arpas (kithara en griego, de la cual proviene la palabra guitarra). Mientras tocan y adoran, las oraciones ascienden como incienso ante el trono de Dios: “Y de la mano del ángel subió a la presencia de Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos. Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto” (Apocalipsis 8:4-5).

    Al desarrollarse está escena, las oraciones de los creyentes desatan las siete trompetas de los ángeles de juicio en la tierra. Observe que nuestras oraciones “ascendieron ante Dios de la mano de los ángeles”. ¡Entonces nuestras oraciones fueron lanzadas de nuevo a la tierra como fuego! Esta poderosa imagen de la oración se confirma en Salmos 141:1-2: “Jehová, a ti he clamado; apresúrate a mí; escucha mi voz cuando te invocare. Suba mi oración delante de ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde”. Observe la imagen del incienso y la oración. Los ángeles de la adoración atienden el clamor sincero del pueblo de Dios.

    Los ángeles reúnen todas nuestras oraciones, y estas son ofrecidas a Dios como un sacrificio. Hasta que la respuesta esté lista arden ante el trono de Dios como sacrificio fragante. Los ángeles atienden nuestras oraciones y son agentes utilizados para responder nuestras oraciones. En su momento, el Espíritu Santo y los ángeles de fuego se mueven para responder las oraciones justas de los creyentes. Un claro ejemplo de la manera en que esto funciona está registrado en Lucas 1:8-12.

    Zacarías estaba sirviendo como el sumo sacerdote y ofrecía incienso mientras todo el pueblo estaba fuera del templo orando a la hora del incienso. El pueblo sabía que la oración junto con el sacrificio y adoración, eran poderosos y efectivos. En ese momento las obras invisibles de Dios se hacían visibles. Asombrosamente el ángel de Señor apareció a la derecha del altar del incienso. ¿Qué hacía este ángel? Él estaba reuniendo las oraciones de los creyentes como siempre lo hacía, pero aquel día se le apareció a Zacarías. ¿Por qué se manifestó el ángel? Porque Zacarías y Elisabet habían estado orando con gran seriedad toda su vida por un hijo. A la hora del incienso, la hora de la oración, el ángel que vigila la oración, se mostró. Esta escena termina con Zacarías quien, temeroso, dudó de la palabra de Gabriel y fue dejado mudo para que no pudiera hablar incredulidad ni contradecir la palabra de fe afirmada por su esposa Elisabet. Los ángeles responden a “la voz de su palabra” (Salmos 103:20); por lo tanto, Gabriel no podía permitir que ni una sola palabra de incredulidad se pronunciara durante el embarazo de Elisabet.

    Sus oraciones le importan a nuestro Padre y activan la ayuda angelical. Recuerde que ninguna oración pasa inadvertida o permanece sin respuesta. Me doy cuenta de que para algunos de ustedes, esto no tiene sentido, cuando han orado por sanidad y esta no llega, o cuando han sufrido mucho y parecen no tener alivio. Sin embargo, vemos que nuestras oraciones han sido encomendadas a los ángeles hasta el momento indicado. Como aliados con los ángeles, debemos fortalecernos en el poder de la oración y pasar tiempo regularmente con Dios.

    — Extracto tomado del libro Nuestros aliados invisibles de Ron Phillips

  9. Gracias Padre porque yo se que siempre me escuchas..

Leave a Reply