Aug 29, 2015

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 8 Comments

Reflexión: Hna. Luisa T.

Share Button

conversion-en-el-lecho-de-muerte

.

Hna. Angie, el Señor  me insta a compartir esta experiencia que fugazmente te comente el pasado martes, deseo sea de bendición.

 

Entonces quienes son salvos ? Reflexión! 

 

Por la gracia de nuestro Señor Jesús humildemente le ruego, puedan recibir y meditar ustedes hermanos esta enseñanza! 

 

“Y otra vez os digo que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el reino de Dios. Al oír esto, los discípulos estaban llenos de asombro, y decían: Entonces, ¿quién podrá salvarse? Pero Jesús, mirándolos, les dijo: Para los hombres eso es imposible, pero para Dios todo es posible.… Mt.19:24,26 “

 

No podemos decir que esta afirmación de nuestro Señor es un misterio, pero tampoco podemos dejar de pensar ., quien puede ser salvo? es verdad que generalmente al ver el testimonio de un cristiano o a uno que se dice cristiano y conocemos pocos, asumir que es salvo, y en caso muriera, diríamos ahora descansa en el Señor, o por lo menos nos consolaremos diciendo “ojala y verdaderamente haya recibido al Señor . 

 

Déjenme contarles una experiencia, hace menos de un mes (Agosto 2015) Hace unas semanas vi en el post de Facebook de una prima, la tristeza en la que se encontraba por la muerte de su abuelo., y tanto ella como sus hermanos se lamentaban y dedicaban lindas palabras a la memoria de su ser querido., al leer sus palabras me sorprendió algo, que en lo que les conozco a mis primos, no tenía ni idea que su abuelo significara tanto, al contrario yo sabía que él era malgeniado, duro., pero en fin, igual cuando un familiar muere no deja de asaltarnos la tristeza., y mientras pensaba y ahora que le escribo? no creo que su abuelo haya muerto en el Señor, y cavilaba que responder., cuando la voz del Señor me dijo suavemente :”Y tú lo sabes?” Esta sola frase me avergonzó, me hizo sentir que puedo sonar soberbia, e incluso con falta de misericordia…pensé un poco en ello, y dije: Es verdad Señor no lo sé., espero haya entregado su vida a ti, orare por consuelo para ellos, y así les exprese en mis saludos y condolencias.

 

A los dos días de esto que les relato, mi madre, regresa de una salida, y ella estaba feliz y emocionada., me dice, hija me encontré con tu tía  ( su hermana) y me dice que ella recibió al Señor, y hace más de un mes se congrega en una iglesia evangélica, me alegro mucho saberlo, comentábamos de la bendición que sería para su vida y la de sus hijos.. que anhelo también vengan a los pies del Señor., a continuación mi madre me comenta; y cuando su suegro estuvo en sus últimos días agonizando, ella llevo al pastor de su iglesia a ver a su suegro, y con la presentación del evangelio, esta alma se arrepintió de sus pecados en su lecho de muerte, recibió a Jesús como su salvador! Aleluya! ya en las horas póstumas, el balbuceando decía que Jesús venia por él., y murió en paz. Seguido le pregunto a mi madre, y ese señor no era malo con mis primos? (ya que su papa de ellos si era un irresponsable) y me responde mi mama, No, él era diferente de carácter serio, pero correcto y siempre les dio cariño..

 

 Volviendo al inicio de esta reflexión., ahora entiendo, porque mi Dios me dijo: “Y tú lo sabes?” pues no! no lo sabía y me deje llevar por las apariencias, quizá hacer un juicio involuntario para con alguien, debiendo ante todo tener misericordia y orar …me recuerda también a la experiencia del condenado a muerte al lado de nuestro Jesús., se arrepintió y el Señor lo recibió.. Todo esto me llena de gozo, y me ensena a ser prudente, misericordiosa y a no hacer juicio, aunque sea sin mala intención cuando alguien le puede costar el resto de tiempo en la eternidad. Por eso el Señor dijo: “Para los hombres eso es imposible pero para Dios todo es posible! “

 

Sigamos orando por nuestros seres queridos, amigos, que no conocen al Señor, que no viven para el,, porque Dios es Misericordioso, y no rechaza un corazón contrito y humillado. Gracias Dios mio, por enseñarme, y bendecirme con ello., Alabado sea tu Nombre ,, Santo eres tu! Ven Señor Jesús!
LUISA T.

 

Share Button
  1. PuertoMadero says:

    Así es mi querida hermana , para nosotros que tenemos aliento de vida aun es una invitación aponernos a cuenta con el Señor, la muerte física puede sobrevenir en cualquier momento y de forma instantánea y ni siquiera tener la oportunidad que tuvo este varón, gracias por darnos este mensaje ,Dios te guarde y bendiga.

    Adhiero este pequeño escrito que encontré en internet:

    Pregunta: “¿Qué dice la Biblia acerca de la conversión en el lecho de muerte?”

    Respuesta: La conversión a Cristo en el lecho de muerte /de último minuto, más significativa en la Biblia, es el caso del criminal crucificado junto a Jesús (Lucas 23:39-43). Sólo momentos antes de su propia muerte, este criminal había sido un incrédulo burlador de Cristo (Mateo 27:44). Sin embargo, en el último momento, el criminal se arrepintió y reconoció a Jesús como el Rey celestial. El Señor le dio la bendita promesa, “Hoy estarás conmigo en el paraíso.” ).
    ).
    Aunque la historia del criminal en la cruz demuestra que las conversiones de último minuto son posibles, la Biblia nos advierte que nos arrepintamos ahora, sin esperar otro momento. Juan el Bautista advirtió, “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mateo 3:2). Jesús dio un mensaje idéntico concerniente a la necesidad del arrepentimiento inmediato (Mateo 4:17).).
    ).
    La Biblia nos advierte con respecto a la brevedad de la vida. “Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” (Santiago 4:14). No se nos instruye a considerar el convertirnos algún día, ¡sino a creer hoy! “Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.” (Hebreos 4:7). Ninguno de nosotros sabe cuánto tiempo nos queda en esta vida, o cuáles serán las circunstancias de nuestra muerte. Podemos morir repentinamente, de forma tan inesperada que impediría una conversión en el lecho de muerte. La única opción razonable es arrepentirnos y creer en Jesucristo hoy. “En tiempo aceptable te he oído, y en día de salvación te he socorrido. He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.” (2 Corintios 6:2).

    http://www.gotquestions.org/Espanol/conversion-lecho-muerte.html

    • Amen hermanitas Angie y Luisa, creo que esto también queda bien ilustrado en Mateo 20 con los obreros de la viña, el último en llegar a trabajar recibió lo mismo(un de arito), y dice: ¿no me es lícito hacer lo que quiero con lo mío.? Reciban mis bendiciones en Cristo. Maranatha.

  2. Muchas Gracias amada hermana, es algo maravilloso tu testimonio es bálsamo para mi alma, yo que he perdido seres amados y he orado por ellos, el último yo oré, clamé, lloré, hice la petición en mi congregación y se hizo una unción por fe, como estaba a distancia y no sabíamos nada hasta después de horas no nos habían informado; después que regreso a casa en la noche después de la reunión o culto de la iglesia supe que mi tío había muerto y lloré desconsolada al saber que en el momento en que supimos la noticia había muerto, yo lloraba porque dije: o sea que oramos después de muerto y no podía consolarme; pero Dios en Su infinita misericordia me da a entender que mis oraciones no fueron perdidas ni las oraciones de todos lo que estuvieron orando porque para Dios no existe el tiempo tal cual como nosotros lo conocemos, Él es soberano, Omnipresente; por lo tanto yo no sé qué pasó ese último momento aunque perdió la conciencia, quizá antes de partir se puso a cuentas con Dios, años atrás él en el funeral de mi abuelita, yo fui usada por el Señor y delante de todos le dije que si aceptaba al Señor y él le reconoció, el Señor me hizo sentir como si mis ojos traspasaran los de él y lo vi como un niño. Por la distancia no pude ministrarle, además su trabajo, vivía solo, hubieron barreras para poder llevar y crecer en el Evangelio, por eso es mi esperanza, mi anhelo que todos esos seres queridos que he amado un día los pueda ver junto al Señor. Por ello agradezco a Dios por este testimonio, a nosotros nos queda la esperanza y el anhelo de esa vida eterna.

    ¡Gloria y alabanzas a nuestro Dios!

    Dios le bendiga mi hermana Luisa y le guarde a usted y su familia.

    • PuertoMadero says:

      Amen, y de cierto es la esperanza de todos nosotros que tenemos familiares ancianos que están sembrados de tantas cosas que no pueden ver al Señor en su actual condición ,así ha sucedido también en mi caso, y he visto en sueños a algunos de mis abuelos y el lugar donde están en muy feo..he despertado angustiada al verlo y sé que es un llamado del Señor a que me esfuerce.
      Dios les bendiga.

  3. Luisa Teran Bromley says:

    Estamos como iglesia para crecer, exhortarnos, animarnos., y aun el compartir esto aun soy edificada con los comentarios de Uds. hermanas, ver que hay el mismo sentir..Bendito sea nuestro Dios, quien es nuestro maestro, nuestra esperanza viva.

    El Senor los bendiga!

  4. Amén Hermanas amadas, yo también quiero compartirles este breve testimonio a cerca de una tía que murió hace como 2 años, ella estaba bajo el cuidado de mi madre que desafortunadamente es muy religiosa y no ha querido entender que Dios detesta la idolatría. Bueno la cuestión es que mi pobre tia sufrió una trombosis y casi no podía caminar. Mi madre nos cuenta que ella un día literalmente se les murió, y que la llevaron al médico donde prácticamente la resusitaron. A ella le gustaba mucho ver televisión: novelas y películas. Yo aproveché y fui a visitarla y le hablé del Señor y le dije que si hubiera muerto en ese momento su alma se hubiera perdido y le expliqué el porqué. Y ella me escucho con atención y la llevé a hacer la oración de fé. Ella se interesó mucho por la lectura y le presté el libro de Mary Bakster: Una revelación Divina del infierno, y el cielo es tan real de Choo.Nam thomas. Después ella solita empezó a leer la Biblia, y ya no quiso más ver televisión, y por cosas que yo le oía hablar me dí cuenta de que asimiló la Palabra. Un desafortunado día mi pobre tía se cayó y ya no pudo volver a caminar, pues se fracturó la cadera. Pasó aproximadamente 5 meses de largo sufrimiento, su espalda se llenó de escaras, y lo asombroso es que nunca se quejó, habiendo sido en su juventud una mujer muy independiente y voluntariosa. Cuando yo iba a visitarla al hospital me tomaba de la mano y me decía !Irene, oremos! y yo la llevaba nuevamente a pedir perdón al Señor y a perdonar a todos aquellos que le hubieran hecho daño en su vida. Un día le dijo a mi madre que había visto al Señor Jesucristo y que era muy Hermoso. Un día después
    de 5 meses de padecer, transfusiones de sangre, sin poder ni siquiera sentarse, ya no quería ni recibir el alimento; hice un pequeño ayuno de
    medio día, donde le clamé al Señor que por favor ya tuviera misericordia de ella pues el sufrimiento era grande para ella y toda la familia y en especial para mi madre que la cuidaba. Como faltando 20 minutos para el
    medio día me encerré en mi cuarto para entregar el ayuno y oré al Señor nuevamente recordándole que mi tía ya le había entregado su corazón y le dije que por favor enviara su ángel a recoger su alma; mientras yo oraba podía ver con mis ojos cerrados como un brazo con un manto al cual se aferraba mi tía. Terminé de orar y cuando salí del cuarto sonó el teléfono y me informaron que ella acababa de morir. Mi hermana que la vió en sus últimos momentos me cuenta que la llamó y le dijo que YA. cuando ella le preguntó ¿ya qué tia? Ya no tuvo alientos para responder y falleció pero que su cara le cambió y reflejaba mucha pero mucha paz.
    Doy gloria a mi Señor porque estoy segura que aunque nunca se pudo bautizar pues mi madre no quiere a los evangélicos, ella partió con JESUS.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)