May 26, 2015

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 25 Comments

Avisa a mi pueblo, que esto será real: Los pilares de la tierra pronto caerán. Sueño de la Hna. Elia‏

Share Button

Avisa a mi pueblo, que esto será real. Los pilares de la tierra pronto caerán.

.

pil

.

 


            Amados hermanos en Cristo, que la paz, el amor y la comunión de nuestro amado Señor Jesucristo sea con todos ustedes.
        En obediencia al Señor, contare lo que me mostro en estos días. En el sueño, me encontraba en un lugar sumamente hermoso; y lleno de una paz, indescriptible. Y aunque el paisaje era algo raro para mí, porque a mi derecha estaba el campo; y a mi izquierda estaba la playa, yo disfrutaba el estar allí. Y decía: esto es único, esto es hermoso. En el campo habían arboles con hojas de colores inimaginables, e inclusive de color azul, y yo sabía que sus hojas servían para sanar.  Y cuando la brisa les daba; todo allí parecía cantar. Mientras que a la orilla del mar, pude observar que cuando la ola reposaba suavemente en la arena, no dejaba el espumaje que normalmente deja; sino que, lo que dejaba era oro en la manera más fina que se pueda imaginar. Y hasta aquí, todo estaba bien.    
.
playia
.
         Sin embargo, en el sueño; me encuentro caminando en la playa con mi hija (aclaro que en el sueño, mi hija tendría como 3 añitos), y un poco más adelante; para sorpresa mía, veo una amiga de la infancia, que caminaba de la mano con su hijo pequeño. Y me dijo: Elia, que hermoso es este lugar. Y le dije: si, así es. Pero de repente, todo comenzó a cambiar. El cielo se tornó gris, el aire se sentía caliente, y comenzó a relampaguear. Sentíamos que no podíamos caminar más, que una fuerza, nos arrastraba hacia atrás. En eso, le digo a mi amiga; ponte de rodillas, y ancla los dedos de las manos en la arena, y tratemos de gatear. Ella cogió a su hijo, y lo puso en su espalda; y yo cogí a mi hija, y la puse en mi pecho (sentí que ahí estaría mucho más segura). En esa posición nos quedamos, hasta que todo se calmó. Y cuando al fin pudimos levantarnos, y vi lo que estaba delante de mí, pregunte: ¿Señor que es esto? Y escuche una voz que me dijo: Estos son los pilares de la tierra (estas columnas, traspasaban el cielo). Y le pregunte: ¿Señor, por qué se ven así, están negros y agrietados?  Y él me dijo: están así, a causa del pecado. Pero, lo que quiero que le digas a mi pueblo es que: cuando la roca en fuego, caiga en la tierra; los pilares de la tierra caerán. Corre y avisa, para que se preparen. Y con lágrimas en los ojos le pregunte: ¿Cuándo será esto Señor, cuando? Y él me dijo; pronto Elia, pronto.
Estemos listos mis hermanos; y Dios tenga misericordia de cada uno de nosotros.
                                                                                                                                                                       Amen.
Share Button
  1. Amen!

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)