Dec 21, 2012

Posted by in Uncategorized | 26 Comments

“Confesión de la mentira”‏, Hno. Ajcoronado

Share Button

DIOS les Bendiga y Guarde.

Amados Hermanos en CRISTO JESÚS, mi esposa y yo venimos de familias con tradición católica, y para la Gloria de nuestro SEÑOR JESUCRISTO fuimos rescatado por ÉL, del engaño de una religión que solo existe para perdición de las almas.

 

Muchos Cristianos Evangélicos celebran la navidad, esto no es Bíblico, lo que realmente hacen, es participar de una fiesta pagana.
Aquí les envío un artículo del periódico local de la ciudad de Valencia en Venezuela ( domingo 18/12/2011, diario El Carabobeño ), es la confesión por parte de un miembro de la iglesia católica, de la mentira que han mantenido como cierta durante siglos.

 

DIOS les Bendiga y Guarde.

ajcoronado
Share Button
  1. Cayetano Vignale. says:

    El 25 a la noche veia una pelicula sobre papa noel, lo veia sentado en un trono como de oro, y con unos ñomos que lo asistian, para resibir los pedidos de los niños para su navidad, miraba y pensaba que tiene que ver esto con el nacimiento de Cristo, me dije absolutamente nada, mas vi algo mucho mas aterrorizante, como este gordo vestido de arlequin con una corte de ñomos roba la gloria para la cual supuestamente es la comemoracion, el natalico del niño Jesus, vi como satanas creo todo este circo justamente para degradar aun mas la poca idea de lo que se esta haciendo, en otras palabra VI TODA UNA ORQUESTACION DEL ENEMIGO PARA DESVIAR LA ATENCION HACIA EL, PRIMERO UN VIEJO VESTIDO DE ROJO RODEADO DE SERES MITOLOGICO, EN OTRA PALABRA VIA LA DEMONIO Y A SUS AYUDANTES ESPIRITUS INMUNDOS.

    Quise desir esto pues lo senti en carne propia.

  2. Hermanos, lo que voy a publicar aqui es a modo de información, no necesariamente debemos creer lo que se escribe en libros. la palabra del señor es la unica verdad y a ella debemos aferrarnos.

    si quieren saber más información del libro de urantia veanlo en internet y saquen sus conclusiones. pero como les digo la unica verdad es la palabra del Señor.

    El Libro de Urantia
    Documento 122
    El Nacimiento y la Infancia de Jesús

    8. El Nacimiento de Jesús
    (1351.5) 122:8.1 Durante toda esa noche María estaba inquieta, de manera que ninguno de los dos durmió mucho. Al alba los dolores de parto ya se habían evidenciado, y al mediodía del 21 de agosto del año 7 a. de J.C., con la ayuda tierna de otras viajeras, María dio a luz un niño varón. Jesús de Nazaret había nacido en el mundo, se le envolvió en ropas que María había traído por precaución, y se le puso en el pesebre cercano.

    (1351.6) 122:8.2 Así nació el niño prometido; es decir, de misma manera que todos los niños que antes y desde entonces han llegado al mundo. Y al octavo día de su nacimiento y de acuerdo con la práctica judía, fue circuncidado y se le llamó formalmente Josué (Jesús).

    (1351.7) 122:8.3 Al día siguiente del nacimiento de Jesús, José fue a registrarse. Se encontró con un hombre con el que ellos habían conversado dos noches antes en Jericó, y éste lo llevó a ver a un amigo rico de él, y éste tenía una habitación en la posada, y dijo que con placer intercambiaría las habitaciones con la pareja de Nazaret. Esa misma tarde se mudaron a la posada, donde permanecieron casi tres semanas hasta que consiguieron hospedaje en la casa de un pariente lejano de José.

    (1351.8) 122:8.4 El segundo día después del nacimiento de Jesús, María envió un mensaje a Elizabeth diciéndole que había llegado su hijo; Elizabeth respondió invitando a José a ir a Jerusalén para hablar de todos sus asuntos con Zacarías. A la semana siguiente José fue a Jerusalén para encontrarse con Zacarías. Tanto Zacarías como Elizabeth estaban sinceramente convencidos de que Jesús estaba destinado a ser el liberador judío, el Mesías, y que el hijo de ellos, Juan, sería con el tiempo el jefe de sus ayudantes, el hombre de destíno y su brazo derecho. Como María compartía esas opiniones, no fue difícil convencer a José de que se quedaran en Belén, la Ciudad de David, para que Jesús eventualmente pudiera llegar a ocupar el trono de Israel como sucesor de David. Por consiguiente, permanecieron más de un año en Belén, dedicándose José a su oficio de carpintero.

    (1352.1) 122:8.5 Ese mediodía en que naciera Jesús, los serafines de Urantia, reunidos bajo sus directores, verdaderamente cantaron himnos de gloria sobre el pesebre de Belén, pero estos cantos de gloria no fueron detectados por oídos humanos. No hubo pastores ni otras criaturas mortales que vinieran a rendir homenaje al niño de Belén hasta el día de la llegada de ciertos sacerdotes de Ur, que habían sido enviados desde Jerusalén por Zacarías.

    (1352.2) 122:8.6 A estos sacerdotes provenientes de la Mesopotamia, se les fue contado tiempo atrás por un extraño maestro religioso de su país, que él había tenido un sueño en el cual se le informaba que la «luz de la vida» estaba a punto de aparecer sobre la tierra en forma de niño, en el pueblo judío. Los tres sacerdotes partieron pues en búsqueda de esta «luz de la vida». Después de muchas semanas de búsqueda infructuosa en Jerusalén, estaban por volverse a Ur cuando conocieron a Zacarías, quien les trasmitió su creencia de que Jesús era el objeto de su búsqueda y los envió a Belén, donde encontraron al niño y dejaron ofrendas junto a María, su madre terrenal. El niño tenía casi tres semanas al tiempo de esta visita.

    (1352.3) 122:8.7 Ninguna estrella guió a estos hombres sabios a Belén. La hermosa leyenda de la estrella de Belén se originó de esta manera: Jesús nació al mediodía del 21 de agosto del año 7 a. de J.C. El 29 de mayo del año 7 a. de J.C. hubo una extraordinaria conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Y es un hecho astronómico notable el que conjunciones similares ocurrieran el 29 de septiembre y el 5 de diciembre del mismo año. Sobre la base de estos acontecimientos extraordinarios, pero totalmente naturales, los creyentes bien intencionados de las generaciones sucesivas construyeron la atractiva leyenda de la estrella de Belén y de los Reyes Magos adoradores conducidos por la estrella al pesebre para contemplar y adorar al recién nacido. La mente oriental y del cercano Oriente se deleita en las fábulas, e inventa constantemente bellos mitos sobre la vida de sus dirigentes religiosos y de sus héroes políticos. En la ausencia de la imprenta, cuando la mayor parte del conocimiento humano se trasmitía oralmente de una generación a la otra, era muy fácil que los mitos se tornaran tradiciones y que las tradiciones finalmente se aceptaran como hechos.

  3. EL SEÑOR LES BENDIGA
    Sabemos que el 25 de diciembre no es el nacimiento de JESUS,pero nosotros como familia lo celebramos como el cumpleaños de nuestro SEÑOR,se que es un dia con inicios paganos,pero siento que es lo mismo por ejemplo aqui en CHILE que el 31 de octubre es el dia nacional de la iglesia evangelica,y mundanamente es hallowin,se que no es lo mismo pero en mi corazon yo conmemoro la bendicion del nacimiento de nuestro salvador JESUCRISTO.

  4. PORQUE NO APARECE MI MENSAJE

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)