Guía y ayuda en tiempos de prueba.

Share Button
Estimados hermanos y lectores queremos compartir con ustedes estas informaciones que hemos sentido en el Señor dejarlas en las páginas de este sitio, no sabemos cuántas pruebas más deberemos pasar los hijos de Dios antes del rapto,cada vez es ma complejo habitar en este consternado mundo,  a  diario estamos siendo espectadores de como el planeta gime antes de la venida del Señor la   tierra esta con dolores de parto, 
en este tiempo antes que sea el alumbramiento queremos servir a la iglesia de Cristo y a toda persona ,deseamos que muchas almas despierten ,
y se  prepararen en todo sentido antes los inevitables tiempos difíciles y de prueba que vivimos
 Queremos compartir con ustedes datos útiles para la sobrevivencia en la adversidad y también pedimos a ustedes su ayuda y aporte para que este folleto instructivo pueda ser de mucha utilidad y bendición para todos los que esperamos al Señor.
Por si alguna razón usted se queda después del rapto  este material  le servirá de ayuda en el tiempo que usted necesite sobrevivir. La voluntad del Señor es que todos sean salvos, aprovechamos de recordarle que busque cada día mas  de Cristo y entregue su vida a EL.
Le aconsejamos imprimir y hacer un folleto de esto, recuerden hermanos llegarán tiempos en los cuales puede que en los lugares donde usted este sea muy difícil sobrevivir, quizás   no habrá luz, agua, alimentos, puede que no pueda conectarse a internet, todo puede  escasear ya que los hechos se precipitan apresuradamente.
Deseamos que usted esté listo para partir cuando el Señor venga en las nubes por su novia, una novia preparada, vigilante, advertida. Dios les bendiga!

Carne seca:


Debido las difíciles condiciones climáticas desérticas y la falta de tecnologías refrigerantes para la conservación de alimentos, el método central para solucionar tal problema es por medio de secar o deshidratar los alimentos utilizando el sol como deshidratador, tal necesidad de conservar los alimentos por largo tiempo surge por los constantes enfrentamientos armados contra las diferentes etnias norteamericanas o filibusteros estadounidenses.
Elaboración:
Como secar (desidratar) carne de res, cabrito o de cerdo al sol
Es muy facil elaborar  carne seca : necesitamos unicamente un  espacio seco, donde ojalá le diera el sol. Para empezar con de res, esta se corta en pedazos, con un espesor de 2 a 4 centímetros, de cualquier tamaño, con o sin huesos. Se le hecha bastante sal y cuelga en un alambre, como tendiendo ropa al sol. Lo importante es que, una vez que pasó el sol, hay que recogerla y guardarla en un lugar seco para sacar nuevamente al día siguiente al sol. Este proceso puede durar una semana segun el clima ,cuando ya no suelte humedad estara lista. Estarata lista cuando ya esta sin líquido y seco como un cartón. Tendremos mucho cuidado con las moscas. Se puede tapar con un tul o red para evitarlas.
En lugares fríos como el altiplano Boliviano se usa muy poca sal para el deshidratad.
  • Esta carne se puede guardar en frascos o en botes,envuelta en papel seco en un lugar sin humedad.

Cómo secar la carne de res?

Técnica de secado de carne de res, secar carne de venado, carne de res secado

¿Cómo secar la carne de res o venado?

Antes que otra cosa ¿Por qué secar la carne de res o venado? porque así se mantiene mucho tiempo, conserva sus propiedades nutritivas y ayuda a preparar bocadillos de última hora.

Deberá cortar carne de res o de venado, sin grasa, en tiras aproximadamente de 15 cm de largo, 2 cm de ancho y 1 cm de grueso.

Ayudará mucho si antes de cortarla la mete al refrigerador unos 15 minutos antes de cortarla.

La carne se puede poner a secar al sol o al horno, sin embargo en cualquier caso deberá salarla por ambos lados. También puede untarle sal con pimienta, mejorana y ajo en polvo, al gusto. Una vez salada deberá golpearla con un mazo para carne.

Si la seca al sol deberá colgar en una cuerda las tiras sujetas por una pinza para la ropa, después protéjala con una camisa de tela flexible para mosquitero o de manta de cielo, atada a ambos extremos de la cuerda, atada a ambos extremos de la cuerda.

También puede ponerla a secar en una charola cubierta con tela flexible para mosquitero, o con un capuchón de alambre.

Deberá voltear las tiras de vez en cuando para que se sequen de manera uniforme.

Para que se pueda conservar por mucho tiempo, déjela secar hasta que se ponga negra y correosa.

Carne seca preparada en horno:
Para secar las tiras en horno, deberá acomodarlas en una parrilla sobre un molde para horno; hornee de 4 a 6 horas a 65°C, con la puerta del horno entreabierta para que se salga la humedad.

Voltee las tiras de carne al menos una vez durante el tiempo de horneado, para que se sequen de manera uniforme, y cuando se pongan negras y correosas sáquelas y déjelas enfriar.

Para guardarla deberá ser en un lugar fresco, dentro de un recipiente con tapa agujerada.

Si la secó y guardó adecuadamente puede servir varios meses.

Guarda de alimentos en la despensa y a temperatura ambiente.
Algunas zonas de la despensa son más cálidas que otras y esto influye en el tiempo de conservación y la apariencia de algunos productos. Así pues, el orden y la disposición de los alimentos no será casual: los artículos de primera necesidad y de uso más frecuente se colocarán más cerca y a la vista, preferiblemente ordenados por grupos.
Envases cerrados de leche esterilizada : se conservan perfectamente en la despensa, al resguardo de la luz, al igual que la nata, leche concentrada, en polvo y condensada.

 

  

En el frigorífico o congelador
Los alimentos perecederos se han de guardar a menos de 10ºC, es decir, en una despensa refrigerada, en el frigorífico o congelador.

Semiconservas
Hay productos denominados semiconservas, como el jamón cocido, fiambres, anchoas en aceite, surimi, gulas, patés, ahumados, etc., que siempre se han de conservar en refrigeración, ya que a diferencia de las conservas, éstos productos no están esterilizados (sometidos a un tratamiento térmico que destruye todos los microorganismos). Ocurre lo mismo con numerosos productos envasados al vacío, proceso por el que se impide el crecimiento bacteriano. Algunos de estos productos deben conservarse en frío, como los ahumados, embutidos, quesos, salazones, etc. Otros, pueden colocarse en estanterías a temperatura ambiente, como los frutos secos, el café, etc.
La última novedad en el mercado son los alimentos de quinta gama, una alternativa saludable a la comida rápida. Son productos cocinados, de caducidad corta, listos para consumir y se comercializan refrigerados. Se han de consumir en un plazo breve y se deben conservar en frío
Para obtener los mejores resultados:
  • No llenar el refrigerador con demasiados alimentos (la temperatura se elevaría demasiado).
  • Mantener una buena circulación del aire, evitando disponer los alimentos en contacto directo entre ellos, así como con las paredes del electrodoméstico.
  • Secar el refrigerador después de su limpieza, que debe ser semanal.
  • Al colocar los alimentos en el refrigerador, ubique los crudos bajo los cocinados, para evitar la contaminación de crudo a cocido.
  • Escoger siempre productos frescos y en perfectas condiciones.
  • Utilizar envases o recipientes con tapa para proteger los alimentos, evita que se resequen y que los olores y sabores se pasen de una comida a otra.
  • No abra el refrigerador más de lo necesario.
  • La temperatura debe estar a 4ºC o menos.
  • Retire las comidas derramadas y vencidas, alimentos que comiencen a estar en mal estado, ya que éstos permiten que las bacterias crezcan y contaminen otros alimentos.
  • Almacene en los lugares más fríos las carnes (parte superior del refrigerador), cuidando que su jugo no contamine otros alimentos. En la zona más fría también debemos almacenar pescados y productos lácteos.
  • Recuerde separar las carnes, aves, pescados y mariscos crudos de otros alimentos en el refrigerador. Nunca ponga alimentos ya cocidos en el mismo plato en que haya colocado productos crudos, salvo que se haya lavado bien. No olvide que antes de servirlos debe cocerlos bien, hasta que alcancen las temperaturas internas adecuadas. Recuerde que pueden estar contaminados con bacterias o toxinas.
  • Los huevos se guardan en la puerta del refrigerador. Debe lavarlos antes de su uso.
  • Lavar con cuidado, pelar y secar las hortalizas y frutas, guardándolas en los cajones inferiores.
  • Refrigere los alimentos preparados o las sobras de una comida dentro de un plazo no mayor a dos horas.
  • En caso de corte de luz, mantenga cerrada la puerta del refrigerador para que el aire frío no se escape, evitando el abrir y cerrar.
La intoxicación alimentaria comienza con síntomas como nauseas, vómitos, diarrea o fiebre. Los síntomas dependerán del microorganismo que produzca el daño. La edad y la condición de salud del momento, hace que algunas personas sufran un mayor riesgo que otras, sin importar la clase de microorganismo de que se trate.
Los síntomas pueden ocurrir, por lo general, entre una hora y tres semanas después de haber ingerido el alimento contaminado. Recuerde que la refrigeración es sólo una de las etapas donde se pueden contaminar los alimentos, debemos ser cuidadosos con la higiene en todos los procesos, desde la compra al consumo del alimento.
Tiempo de conservación de alimentos en el refrigerador (0 – 8 ºC):
  • · Pescado fresco (limpio) y carne picada: 2 días
  • · Carne y pescado cocidos: 2-3 días
  • · Leche ya abierta, postres caseros, verdura cocida: 3-4 días
  • · Carne cruda bien conservada: 3 días
  • · Verdura cruda y conservas abiertas (cambiar a otro recipiente): 4-5 días
  • · Huevos: 2-3 semanas
  • · Productos lácteos y otros con fecha de caducidad: la que se indica en el envase. 

Cómo secar alimentos
El secar alimentos es uno de los métodos más antiguos para preservarlos. Por lo general, cuando queremos preservar frijoles, cereales o pescado los secamos. Secar frutas y verduras es menos común, pero es una tecnología muy simple que mejoraría mucho la variedad en la dieta de las personas. Los tomates, las yerbas, los mangos y las cebollas son ejemplos de frutas y verduras que se pueden secar y conservar. Con técnica se pueden preservar los productos de una buena cosecha, en lugar de tener que venderlos cuando los precios del mercado están bajos. Bien empaquetados, estos productos secos se pueden vender más adelante cuando los precios sean quizás más favorables.
Es muy importante mantener los alimentos limpios mientras los secamos, sobre todo si se van a poner a la venta. Los empleados deberán lavarse las manos con cuidado; además habrá que mantener el equipo de trabajo limpio. Los envases deben estar limpios y secos. En todo momento hay que asegurarse de que no hayan moscas. En los métodos siguientes sólo se usa el sol para secar los alimentos. Por lo tanto, éstos funcionarán bien en zonas donde haya mucho sol y poca humedad. Para sitios de poco sol o donde la humedad es alta, hay otros métodos para secar alimentos usando combustible. (Vea página Recursos).
Tienda secadora
Este es un marco de madera o bambú en forma de tienda, cubierto con una lámina de plástico. Se usan láminas de plástico transparentes del lado donde hay sol y láminas de plástico negro donde hay sombra. De lo contrario, se puede cubrir el marco con láminas de plástico transparentes y poniendo plástico negro en el suelo. La plataforma de tela metálica para secar tiene que estar a una altura de medio metro. Por una punta se deja suelto el plástico para poder entrar – y se cierra con piedras o ladrillos. Los lados se pueden enrollar sobre un palo para permitir que haya corriente de aire y para controlar la temperatura.
Mangos
Para obtener los mejores resultados escoja mangos de buena calidad, no muy maduros y poco fibrosos. Hay que lavarlos, luego pelarlos y cortarlos en tajadas no muy gruesas (de 6 a 8 milímetros de grueso) con un cuchillo de acero inoxidable. Remoje los mangos en un recipiente que tenga:
  • un litro de agua hirviendo
  • 700/800 gramos de azúcar
  • tres gramos (una cucharadita o una tapa de la botella de soda llena) de metabisulfito de potasio (un preservativo que se puede comprar en farmacias)
  • dos cucharadas grandes de jugo de limón.

Después de 18 horas escurra las tajadas y póngalas en un secador de sol en bandejas cubiertas con glicerina para evitar que se peguen al metal. Cuando las tajadas estén bien secas, se podrán guardar en bolsas de plástico o en frascos, los cuales habrá que cerrar firmemente para evitar que les entre aire o humedad. Estas tajadas de mango se conservarán hasta un año.
Este método se puede usar para secar cualquier otro tipo de fruta jugosa, por ejemplo: la piña (ananá), papaya, higos y pan del árbol (mazapán).
Tomates y cebollas
Los tomates, las cebollas y las hierbas no necesitan ningún tratamiento especial o preservativo antes de secarlos. Los tomates se deberán cortar por la mitad y quitar las semillas antes de cortarlos en rodajas. Conserve los tomates y las cebollas en bolsas de plástico o en frascos bien cerrados. Son deliciosos cuando se añaden a sopas o guisos y deberían durar un año.
Otras verduras
otras verduras tales como el repollo, la yuca, las zanahorias, las habichuelas y los pimientos(ajíes) se deberán cortar en rodajas delgaditas y luego sumergir por tres minutos en una olla que contenga:

  • un litro de agua hirviendo
  • 50 gramos (dos cucharadas grandes) de sal
  • tres gramos de metabisulfato de potasio.

Ponga las verduras en un paño de cocina limpio o en un colador para sumergirlas en el agua caliente. Esto mantendrá mejor su color y preservará su sabor. Escúrralas y póngalas a secar sobre bandejas en un secador de sol. Nuevamente, guárdelas en bolsas de plástico o en frascos bien cerrados y se mantendrán durante un año.
Usando energía solar
En Paso a Paso 16 demostramos cómo hacer una cocina solar. Aparte de cocinar comida, esta cocina y otra versión similar se pueden usar para preservar frutas y verduras.
La fruta fresca y las verduras se pelan y se cortan en rodajas. Se ponen dentro de bolsas plásticas ‘crujientes’ (las que suenan cuando se estrujan, no las que son blandas). A la fruta, se le puede agregar un poco de azúcar. No hay necesidad de agregarles agua a las verduras frondosas. Las bolsas de plástico llenas se ponen en una olla en la cocina solar durante una o dos horas con los bordes de las bolsas afuera de la olla. Las bolsas se cierran firmemente sin dejar que les entre aire. Los alimentos se conservarán y mantendrán estériles por un año si no se abren.
En las cajas solares también se pueden hacer deliciosas frutas cristalizadas. Las frutas como las naranjas, los limones y las toronjas (pomelos) se cortan en pedazos. Se añade más o menos el mismo peso de azúcar que de fruta a un poco de agua limpia. Se cocina la fruta y el azúcar durante varias horas en una olla de vidrio o de metal, revolviendo de vez en cuando para que el azúcar se disuelva bien. La fruta cristalizada se puede secar al sol, como ya se mencionó, para que se mantenga por un año o se puede usar inmediatamente para hacer tortas. Las hojas nuevas de la tuna sin espinas también se pueden cristalizar de esta manera para producir fruta cristalizada. El líquido dulce que queda se puede beber diluído con jugo de limón y agua.
Agradecemos a UNIFEM, FAO y Anna Pearce de Box Aid por permitirnos incluir esta información e ilustraciones.

 

 

 

Para secar fruta con éxito 
 
1. Mantenga siempre la higiene
2. Use fruta y verduras de buena calidad – productos demasiados maduros o dañados no darán buenos resultados
3. Corte el producto en tajadas delgadas para que se sequen bien
4. Trate las frutas y las verduras con preservativos si es recomendable
5. Conserve en bolsas y frascos limpios que se puedan cerrar bien

Construccion y diseño de un secador solar 

Cuando hablamos de invenciones relacionadas con la energía solar son muchos los artefactos que podemos enumerar: sistemas eléctricos, autos solares, huertos solares y hasta cocinas solares; pero en los últimos años, diversos técnicos, debido a las múltiples urgencias en el ámbito rural diseñaron lo que se denomina secador solar.
¿Qué es este producto?, este dispositivo tiene como función principal mejorar la calidad de las frutas secas evitando que la fruta se dañe cuando es atacada por insectos, microorganismos o distintos animales. También evita que se ensucie y apelmace con el polvo y la lluvia; un secador solar está formado por un gran cajón de un promedio de 5 metros de largo por 1 metro de ancho y 1,5 metros en la parte alta, mientras que en su parte más baja la dimensión es de 1 metro. Habitualmente este dispositivo se construye utilizando postes y palos recubiertos en sus laterales externos con barro, mientras que en su interior cuenta con una película de 200 micrones de polietileno negro; su tapa debe estar orientada hacia el Norte con un ángulo de 26º, sobre la misma se sitúa una película de polietileno traslúcida natural de 200 micrones. Este material se emplea debido a que proporciona una mayor retención de la radiación de onda larga; su duración es extensa y de un mayor rendimiento porque la radiación ultravioleta es filtrada.

 

Con respecto a cómo utilizar el secador solar de fruta, decimos que la misma se debe colocar en el cajón sobre un caño que se coloca a 85 centímetros del suelo, luego el aire seco se infiltrará por una rendija de 10 centímetros situada a ras del suelo en la cara Norte, el aire caliente pasa entre la fruta a una temperatura de 60ºC absorbiendo la humedad de su capa superficial y saldrá como aire húmedo por la otra rendija ubicada en la cara Sur. Para utilizar correctamente el secador solar es fundamental seleccionar con anterioridad la fruta madura; el tiempo de secado varía según la fruta que se esté procesando, aunque no es un procedimiento complejo, debe controlarse al menos 2 veces al día. Como el secador solar no es un accesorio plenamente vendido en el mercado mundial, son muchos los campesinos que tratan de construir uno por su cuenta; el costo de su confección es de USD$ 28, incluyendo el polietileno, el alambre galvanizado, los clavos, la pintura y la cal; con respecto a las herramientas que se necesitan para este trabajo, éstas son: hacha, pala, martillo, serrucho, tenaza, cortaplumas, tijera, machete, taladro de mano y plomada.

Secador solar doméstico:

El secador solar no se emplea únicamente en el campo sino también en algunos hogares, esto se debe a que la desecación es uno de los métodos más antiguos de conservación de alimentos; son muchos los individuos que optan por retirar el agua que estos alimentos contienen para evitar la putrefacción y pérdida de los mismos. Los secadores solares domésticos pueden emplearse en todo tipo de alimentos, desde carnes y pescados hasta hortalizas y vegetales; estos equipos consisten básicamente en un cuerpo de aluminio con un catador el cual se encuentra protegido por un vidrio. El aire que se calienta en el captador asciende por el secador solar atravesando una capa de piedras que retienen el calor para llevar a cabo el secado en caso de poca insolación; se utilizan preferentemente los cantos rodados que debe comprarse de manera extra, son éstos los reguladores de temperatura homogeneizando el secado.
Los equipos domésticos se sitúan habitualmente en el exterior, para que pueda estar en contacto con el sol de manera más directa, el alimento que deseamos secar se coloca sobre una muselina y se mantiene allí hasta obtener un grado de secado adecuado. Todo el dispositivo está hecho de aluminio, material muy fácil de reciclar, está pintado de color negro en su exterior para favorecer el calentamiento y en su interior posee una rejilla para colocar una capa de piedras. La tecnología que utiliza tanto para su proceso como para su fabricación no produce ningún efecto adverso en el ambiente ni tampoco genera desechos indeseables o contaminación. El secador solar promete ser una de las innovaciones más distinguidas en un futuro muy cercano, pronto podremos ver estos artefactos tanto en los hogares de clase media como en los distintos campos ya que facilitarán los sistemas productivos de los pequeños productores agrícolas.

 

 

 

Olla Bruja – Gobierno de Chile / FOSIS 

 
 

 

Cocina solar con espejos.

Olla tapa facil

Aunque los diseños para las cocinas de cartón han ido siendo simplificadas, aún pueden ser difíciles de hacer. En este modelo, la tapa es formada directamente de la caja exterior.

La cocina “Tapa-Fácil”
Diseñada por Chao Tan y Tom Sponheim
Traducida al castellano por Pau Climent Pérez.
Aunque los diseños para las cocinas de cartón han ido siendo simplificadas, aún pueden ser difíciles de hacer. En este modelo, la tapa es formada directamente de la caja exterior.
Haciendo la Base.
Coge una caja grande y córtala por la mitad como se muestra en la Figura 1. Deja la tapa a un lado. La otra hará de base.
Pliega un trozo de cartón extra para que haga de revestimiento del interior de la parte de la base.
Utiliza la tapa como se ve en la Figura 3 para marcar una línea por los lados del revestimiento.
Corta por las líneas previamente marcadas, dejándote cuatro salientes (ver Figura 4).
Pega papel de aluminio en la parte interior del revestimiento y en el fondo de la caja de la base.
Pon una caja más pequeña (interior), en la obertura formada por el revestimiento hasta que las lengüetas de la caja pequeña encuadre perfectamente con el revestimiento. Pon unas cuantas bolas de papel de periódico entre las cajas para mejor soporte..
Marca la parte inferior de las lengüetas usando el revestimiento como guía.
Dobla las lengüetas por la marca y mételas en el espacio que hay entre la caja de la base y el revestimiento.(ver Figura 6)
Dobla los salientes y mételos debajo de las lengüetas para tapar los cuatro agujeros.
Ahora pega todas las partes tal y como están.
Conforme vaya secando el pegamento, forra la parte interior de la caja interior con papel de aluminio.
Acabando la tapa.
Mide la longitud de las paredes para poder calcular por donde debes recortar la tapa (ver Figura 7). Sólo debes recortar tres lados, ya que el cuarto hará de “bisagra”.
Pega el plástico o el cristal por debajo de la tapa. Si vas a utilizar vidrio, pon tiras de cartón extra (haciendo como un sándwich cartón-vidrio-cartón). Deja secar
Tuerce los cabos de un trozo de alambre como se muestra en la Figura 7 e insértala en el cartón (siendo este ondulado, se puede meter entre las curvas) del reflector y el de la tapa.
Pinta la lámina de metal (o cartón) de negro y ponla en el fondo del horno.
Mejorando la eficiencia
Pega tiras finas de cartón debajo de la lámina de metal (o cartón) para así, elevarla del fondo un poco.
Corta el reflector y cámbialo por uno que sea mayor o igual que la tapa entera. Esto hace que se refleje más luz.
Gira el horno y abre las lengüetas de la base de la caja. Coloca un trozo de cartón forrado de papel de aluminio para que divida en dos el espacio entre las cajas. La parte forrada debe mirar hacia dentro.
Para más información:
Solar Cookers International
1919 21st Street, Suite 101
La Cocina Solar Mínima
 La Cocina Solar es un horno que puede ser construida por cualquiera con acceso a cartón, papel aluminio, goma, y vidrio o plástico.
Lo que usted necesitará
Dos cajas de cartón, hechas, compradas, rescatadas. Casi cualquier tamaño servirá. En general, las cocinas más grandes son más calientes. El factor limitante es la relación entre la cantidad de comida y el tamaño de la cocina. Nosotros sugerimos que usted use una caja interior que sea por lo menos 38 cm x 38 cm. La caja exterior deberá ser más grande todo alrededor, pero no es importante cuanto más grande sea, mientras haya por lo menos 2,5 cm de espacio entre las dos cajas. Note también que la distancia entre las dos cajas no tiene que ser igual en todos los lados.
Una plancha de cartón para hacer la tapa. Esta pieza debe ser aproximadamente 8cms más grande alrededor que la caja grande.
Un rollo pequeño de papel de aluminio.
Un tarro pequeño de pintura negra mate (sin plomo) o ceniza de madera limpia.
Por lo menos 8 onzas de goma blanca o goma de harina.
Una plancha de vidrio del tamaño de la caja exterior o al menos 2 cm más grande todo alrededor que la caja interior todo.
Construyendo la base
 Cierre las tapas de la caja externa, y ponga la caja interna encima, y trace una línea alrededor de la caja interna. Deje la caja interna (la más pequeña), y corte a lo largo de la línea trazada, formando un hueco encima de la caja externa (figura 1). Decida la profundidad que usted desee (más o menos 2 cm menos alta que la caja externa) y corte en las esquinas de la caja interior hasta el tamaño deseado. Doble cada lado hacia abajo formando las lengüetas extendidas (figura 2). La dobladura es más fácil si usted traza firmemente una línea a lo largo de la dobladura. Pegue el papel de aluminio en el interior de las dos cajas y también en la parte interior de las tapas sobrantes de la caja exterior. No pierda su tiempo siendo meticuloso en la caja externa, porque nunca se verá, ni experimentará ningún desgaste. La caja interna será visible aun después de ensamblada; por lo tanto, si le interesa, usted puede emplear más tiempo aquí. Pegue las tapas recortadas de la caja exterior.
 Ponga algunas bolas de papel periódico o unas tiras de cartón en el fondo de la caja externa, y de este modo, cuando usted ponga la caja interior dentro del hueco, las lengüetas de la caja interna toquen ligeramente la parte de arriba de la caja externa (figura 3). Pegue las lengüetas encima de la caja externa. Recorte el exceso de las lengüetas para que estén iguales con el perímetro de la caja externa. La base está construida ahora.
Construyendo la tapa
Tome la plancha de cartón y póngala encima de la base. Oriente las corrugaciones del cartón de derecha a izquierda (el horno frente a usted), para que luego usted pueda usar estas corrugaciones para insertar el sujetador del reflector (figura 6). Trace su contorno, luego corte y doble los bordes para formar un labio de más o menos 8 cm. Doble las esquinas alrededor y pegue (figura 4). Un truco que usted puede usar para hacer que la tapa calce bien es asentar el lápiz contra el lado de la caja cuando marque el contorno (figura 5).
 Para hacer el reflector, dibuje una línea en la tapa, formando un rectángulo del mismo tamaño que la abertura del horno. Corte alrededor de los tres lados y doble la lengüeta resultante formando el reflector (figura 6). Cubra el interior de este reflector con papel de aluminio. Para hacer el sujetador, doble 30 cm de alambre de un colgador de ropa como se ve en la figura 6. Entonces, este puede ser insertado en las corrugaciones del cartón. A continuación, dé la vuelta a la tapa y pegue el vidrio (de tres líneas) o el plástico. Finalmente, para hacer la bandeja, corte un pedazo de cartón del mismo tamaño que el interior de la cocina, y aplique papel de aluminio a un lado. Pinte este lado en negro y permítalo secar. Ponga esta bandeja en el fondo de la cocina (lado negro hacia arriba), con las ollas oscuras ennegrecidas arriba. Haciendo su cocina más eficiente
 La cocina que usted ha construido deberá cocinar bien durante la mayoría del los tiempos con sol. Ponga la comida en ollas con tapas de color oscuro.
Mejorando la eficiencia
Si desea mejorar la eficiencia y ser capaz de cocinar en días marginales (medio nublados), usted puede modificar su cocina en cualquiera o todas las maneras siguientes:
Haga piezas de cartón del mismo tamaño que los lados de la cocina y coloque estas entre las dos cajas. Forre un lado con papel de aluminio. Este lado debe ser orientado hacia adentro.
Haga un nuevo reflector del tamaño de toda la caja.
Haga la bandeja usando tol galvanizado, pintado en negro, y ligeramente elevado sobre el fondo de las cocina con tiras de cartón.
Por favor, escríbanos a la fundación de cocinas solares si tiene cualquier tipo de pregunta o sugerencia. Todas las sugerencias para mejorar la cocina solar son más que bienvenidas. Envíennos recetas con sus comidas locales preparadas en la cocina solar, para compartirlas con otras personas en otras partes del mundo. Sus experiencias son importantes para nosotros.

Un Pasteurizador de Agua Sencillo

El agua para beber puede ser pasteurizada utilizando la energía del sol y unos materiales muy sencillos. Cuando pasteurizamos el agua los seres patógenos (desencadenantes de enfermedades) mueren.

Que Necesitarás

• Una caja de cartón o otro recipiente como un cajón o caja de madera. Los recipientes deben tener las cualidades básicas de retención del calor. Los ladrillos o recipientes de metal no funcionan bien al no ser que estén aislados.

• Papel de aluminio para forrar la parte interior de la caja y las tapas. Aunque se pueden pasteurizar pequeñas cantidades de agua sin papel de aluminio éste mejora mucho el rendimiento.

• Una bandeja de metal (o cartón, o madera) de color negro. El metal conduce mejor el calor a los recipientes de agua.

• Una “ventana” solar hecha de cristal o plástico en la parte superior de la caja.

• Un reflector para hacer rebotar mayor cantidad de luz.
• Botes claros o oscuros para poner agua o comida ( ya que también puedes cocinar en este horno)

Para pasteurizar agua, caliéntala en la caja a 65º C (150º F) y mantén el agua a esa temperatura o más durante 30 minutos. Si no tienes termómetro, Calienta hasta que salgan pequeñas burbujas desde el fondo del bote. Las ceras naturales, como la cera de abejas, puede ser utilizada para indicar la temperatura de pasteurización.

Las condiciones solares, meteorológicas, la latitud y la eficiencia de la caja pueden variar el funcionamiento de las cajas solares para pasteurizar el agua. Como muestra, 4 litros (~ 1 galón) de agua puede ser pasteurizado en 3 horas en un día de sol fuerte y alto. La apertura cubierta por el plástico (o vidrio) debe ser por lo menos de 45 x 60 cm (18″ x 24″) y tener la profundidad de el bote más alto más unos centímetros. Cuando más grande es la caja más agua se podrá pasteurizar.

La pasteurización mata los gérmenes y seres patógenos del agua que ha de ser bebida incluyendo las bacterias, rotavirus, enterovirus, y quistes normalmente transmitidos por el agua contaminada. El agua pasteurizada no es esterilizada, por lo que no debe ser utilizada para procedimientos médicos. La pasteurización no quita las contaminaciones químicas tales como los pesticidas o los residuos industriales.

La Cocina Solar Neumática

Esta cocina ha sido diseñada por Suresh Vaidyarajan – un arquitecto, que ha encontrado una manera simple para un problema bastante grave. Durante el último año ha estado cocinando su comida. Esta cocina es la más simple de las que hemos visto hasta ahora.

1. Hay una tremenda falta de leña, queroseno y otros combustibles para cocinar. Pero, por qué no podemos utilizar la inagotable energía del sol para cocinar?

2. Tomamos un neumático viejo de un automóvil. Si el neumático está pinchado le pondremos un parche. Inflamos el neumático y lo ponemos sobre una tabla de madera.

3. Tomamos una olla o caldero de aluminio con tapa. Lo pintamos de negro por la parte de fuera. Ponemos todos los ingredientes para cocinar lo que queramos.

4. Ponemos el caldero dentro del neumático y cubrimos éste con un cristal.

5. Qué ocurre? El espacio interior del neumático es una cavidad cerrada, que, al recibir la luz del sol la acumula. Poco a poco, el espacio se calienta, cociendo así los alimentos del interior del caldero.

El panel plegable “Cocínalo” (CooKit)
 

El panel plegable Cocínalo no es un “horno solar” ni un “concentrador curvado”, sino es una mezcla de ambos. Su simplicidad total contradice su grandioso poder de cocción. Su bajo coste permite llegar a un mayor número de personas.
Es práctico para cocinar, hacer pan, pasteurizar agua, y enseñar las cosas básicas sobre la energía solar.
Sus diseñadores son Roger Bernard de Francia y Barbara Kerr de los EE.UU., y además trabajan con ellos Edwin Pejack, Jay Campbell, y Bev Blum de la Solar Cookers International. Las amplias pruebas realizadas en EE.UU. y con los refugiados en Kenya confirman sus cualidades, utilidad, su bajo coste, aceptación, y adaptabilidad a las diferentes necesidades.

 Construcción
Empecemos con una lámina de cartón de más o menos 1m x 1’30m (3″x 4″). Corta y pliega como se muestra. Los ángulos y pliegues que se muestran son los más adecuados, pero si lo varías un poco no pasa nada.

Trucos: Para hacer dobleces rectas y “limpias” en el cartón, primero haz una raya con algo de punta roma como el mango de una cucharilla, entonces dobla contra un borde recto.

Haz las ranuras un poco pequeñas y estrechas de tal manera que al montarlo encaje perfectamente.
 Pega papel de aluminio en la cara interior (la que se queda dentro cuando montas la cocina)
Para montar la cocina, deja el panel alargado en el suelo con la parte brillante hacia arriba. Pliega las partes delanteras y traseras y mete los picos en las ranuras delanteras.
¡Ya estás listo para cocinar! Pon la comida en un bote oscuro. Entonces ponlo dentro de una bolsa de plástico (Una bolsa para horno contendrá mejor la calor). Cierra la parte abierta de la bolsa y ponla (con el bote dentro) en el centro de la cocina.
.








La Cocina Solar “Embudo” Como hacer y utilizar la Cocina/Nevera Solar de la BYU
Por Steven E. Jones, Profesor de Física en la “Brigham Young University” (BYU), con Colter Paulson, Jason Chesley, Jacob Fugal, Derek Hullinger, Jamie Winterton, Jeannette Lawler, y Seth, David, Nathan, y Danelle Jones.
Introducción
Hace unos años. Me vino a la cabeza el hecho de que la mitad de la población del mundo tiene que quemar madera o estiércol seco para cocinar su comida. Me sorprendió mucho. Me chocó, especialmente la cantidad de enfermedades respiratorias que puede llegar a causar el hecho de respirar el humo día sí día también, y los impactos ambientales que ello conlleva en la deforestación – por no mencionar el tiempo utilizado por la gente (mayoritariamente mujeres) recolectando ramas y estiércol para cocinar. Y ya lo que más: casi toda esta gente vive cerca del ecuador donde el sol es abundante y gratuito.
Como profesor de Universidad de Física y con la experiencia en el uso de energía, Me propuse la idea de desarrollar maneras de cocinar y esterilizar agua utilizando la energía gratuita del sol. Primero, miré los métodos ya existentes.
La cocina parabólica se basa en un plato que refleja y concentra la luz del sol en un punto donde la comida es cocinada. Este método es muy peligroso ya que la energía del sol se concentra en un punto muy caliente pero que no puede ser visto. (¡los estudiantes de la BYU y yo hicimos una que encendía el papel con tan solo 3 segundos!) Recuerdo un grupo de altruistas ofreció estos aparatos a las gentes que viven en el Altiplano en Bolivia. Pero una vez las parábolas fueron almacenadas al lado de una caseta – y la poca luz que recibieron encendió la caseta! La gente no quería estos aparatos tan peligrosos y caros, de ahí que la región del Altiplano haya preferido la madera como combustible.
La cocina de caja (o Kerr-Cole): Básicamente es una caja aislada con una tapa de cristal o plástico, normalmente con un reflector que refleje luz al interior de la caja. La luz entra por el cristal (o plástico), par calentar lentamente la caja. Problemas: La energía entra solo por la parte superior mientras ésta escapa por los demás sitios, lo que tiende a dejar la comida apartada del calor. Cuando la caja es abierta para meter o sacar la comida, parte del calor escapa. También, las cocinas de este tipo tienden a ser más complicadas de hacer que una cocina de embudo.
Mientras estudiaba este problema, pensaba una y otra vez en la necesidad de una cocina segura, barata y efectiva. Finalmente en Navidad hace unos años, me vino a la cabeza la idea de un híbrido entre la cocina parabólica y la de caja. Era como una especie de embudo grande y profundo e incorporaba lo que yo creo que son las mejores características de la cocina parabólica y la de caja.
El primer reflecotr fue hecho en mi casa de papel de aluminio pegado a un cartón, luego lo doblé para formar un embudo. Mis hijos y yo ideamos la manera de hacer un embudo grande fácilmente.(Os lo explicaré más detalladamente abajo) La cocina de embudo es segura y barata, fácil de hacer, y muy efectiva capturando la energía del sol para cocinar y pasteurizar agua -> Eureka!
Más tarde, hice infinitas pruebas con los estudiantes (incluyendo tests de reflectividad) y vi que el Mylar aluminizado era bueno también pero demasiado caro y difícil de encontrar en hojas grandes. Mientras que, el cartón es fácil de encontrar en todo el mundo y barato, y el papel de aluminio también es fácil de encontrar. Así pues, la gente de a pie puede hacer sus propias cocinas fácilmente, o crear una pequeña industria dónde hacerlas para los demás.
Algunos prototipos de la Cocina de embudo fueron probados en Bolivia, y superó a una cocina de caja y a una “Cookit” – aun costando ésta mucho menos. la BYU tiene la patente, principalmente para prevenir que alguna empresa pueda evitar la distribución mundial de la cocina de embudo. La BYU no saca ningún provecho del invento. (Más tarde me enteré de que algunas personas habían tenido una idea similar, pero con métodos diferentes de los aquí mostrados.) Entonces lo que ahora querría es expandir el conocimiento de mi invento para que pueda ser utilizado para capturar la energía gratuita del sol para camping y emergencias, sí, pero claro está para el uso diario en los lugares donde la electricidad no llega que es justo donde la leña escasea.
Como Funciona
El reflector tiene la forma de un embudo gigante forrado con papel de aluminio. (Las instrucciones de montaje se dan más abajo) Este embudo es como la cocina parabólica, exceptuando que la luz del sol es concentrada en una línea (y no en un punto) en el fondo del embudo. Puedes poner la mano en la parte inferior del embudo y sentir el calor, pero no te quemará.
Seguidamente pintamos un bote de color negro por la parte de fuera, para acumular el calor, y lo colocamos en la parte inferior del embudo. O podemos utilizar un bote negro con tapa. Los objetos negros se calientan fácilmente. Pero no lo suficientemente para cocinar … necesitamos pues, alguna manera de calentar el bote impidiendo que el aire lo enfríe. Entonces, pongo una bolsa barata envolviendo el bote y … ¡Voila! ¡la cocina de embudo ha nacido! La bolsa de plástico, disponible en tiendas como “bolsa para verduras”, reemplaza la cara y costosa caja con tapa de cristal de las cocinas de caja. Puedes utilizar las bolsas de plástico que hay en los supermercados americanos (n.de t.: En los supermercados europeos también hay. Son esas bolsas sin asas totalmente transparentes) ya que permiten pasar mucha luz solar (las bolsas oscuras no dejan pasar la luz.)
Recientemente he probado una bolsa utilizada para las frutas y verduras, casi transparente y disponible gratuitamente en las verdulerías americanas (I europeas también) que funciona a las mil maravillas. Está marcada como “HDPE” (High Density PolyEthylene) en inglés y también como “PE-HD” (yo he visto). El polietileno normal se derrite enseguida. Debemos poner algún aislante, como ahora un bloque de madera, para ayudar a mantener el calor (cualquier otro aislante puede funcionar: cuerda, una madera de cortar (chopped), o incluso palitos de madera)
Un amigo mío que también es Profesor de Física no creía el hecho de que yo pudiera hervir agua con “la cosa”. Entonces le enseñe que la nueva “cocina embudo” era capaz de hervir agua en Utah (EE.UU.) ¡en medio del invierno! Esperé la llegada del invierno. Entonces puse un gran embudo orientado hacia el sur. También tuve que suspender el bote (en vez de ponerle una madera bajo) ya que de esta manera los rayos del sol pueden golpear toda la superficie del bote.
Por supuesto , la cocina embudo funciona mucho mejor fuera de los días de invierno (cuando el índice UV es de 7 o más). La mayoría de las cocinas solares no funcionarían en invierno en las zonas de más al norte (o las de más al sur, a partir de los 35º)
Yo pensaba que una cocina a presión sería maravillosa. Pero los precios en las tiendas eran demasiado caros. ¡Esperad! ¿Que tal uno de esos botes herméticos? Esas pequeñas bellezas diseñadas para hacer presión en la tapa – una bonita olla a presión. Y el tiempo se reduce a la mitad cada 10º C que incrementamos (comunicado privado del profesor Lee Hansen). Utilicé uno de los botes herméticos de boca ancha de mi mujer, pintado de negro mate por la parte exterior, y funcionó de maravilla. La comida se cocina más rápido que en un bote normal. De todas maneras, puedes poner cualquier otro bote negro en la bolsa si quieres. ¡Pero no un bote tapado sin presión podría reventar! (lo he comprobado)
Como hacer tu propia cocina embudo.
Que necesitarás:

  1. Un trozo de cartón plano, de 60 cm por 120 cm ( el largo debe ser dos veces el ancho, y cuando más grande mejor)
  2. Papel de aluminio normal y corriente.
  3. Cola Blanca o de mezclar (como la de Quilosa) y agua para disolverla al 50%. También un pincel o brocha para aplicarla (o un trozo de tela o papel). O algunos querréis utilizar pegamento en spray (como el Imedio). Otros preferiréis engrudo.
  4. Algo para sujetar el embudo abrazado (cinta adhesiva ancha, cuerda, …).
  5. De vajilla de cocina os recomiendo un bote hermético.
  6. El tarro (o bote) debe estar pintado de negro por el exterior. He visto que un spray negro mate barato funciona bien. Rasca una pequeña “ventana” en el bote para poder ver el interior.
  7. Un bloque de madera que haga de aislante. Las medidas aproximadas son de 10cm de largo x 10cm de ancho x 5cm de alto. Una pieza de madera cuadrada hace de aislante perfectamente.
  8. Una bolsa para envolver el tarro y el bloque de madera, para hacer el efecto invernadero. Ideas:
  • Bolsas para horno de Reynolds™ las de tamaño normal son perfectas: transparentes y no se derriten.(Cuestan 25 céntimos cada una en los supermercados de EE.UU. Que yo sepa estas bolsas no están en Europa, pero tal vez puedas encontrarlas con otro nombre como Albal®)
  • Una bolsa de esas casi transparentes marcadas como HDPE (Polietileno de alta densidad, High Density PolyEthylene). He probado algunas bolsas de HDPE que cogí del super al que voy, donde las gastan para las verduras. Son finas, y a la vez baratas. La compare con una bolsa de horno y funcionó igual de bien (ATENCIÓN: hemos encontrado algunas bolsa de HDPE que se derriten cuando entran en contacto con el bote de cocina. Por esta razón, recomendamos siempre bolsas resistentes al horno siempre que sea posible.)
  • También podemos adaptar la idea de Roger Bernard a la cocina embudo de la BYU: pon un bote pintado de negro dentro de una ensaladera de cristal y cúbrela con una tapa. Intenta encontrar algo que apriete

Instrucciones paso a paso
Corta medio círculo del cartón

Corta medio círculo del cartón de la parte inferior como se muestra arriba. Cuando el embudo es formado, esto se convierte en un círculo entero y debe ser lo suficientemente grande como para que quepa tu tarro de cocción. Por esta regla de tres, para un bote de 7″ (18 cm aprox.) de diámetro, el radio del medio círculo debe ser de 7″ o 18 cm. (es decir 14″ o 36 cm de diámetro).
Forma el embudo

Para formar el embudo, debes juntar el lado A con el lado B, como se ve en la imagen. El papel de aluminio debe ir DENTRO del embudo. Haz esto lentamente, dando al cartón forma de embudo utilizando una mano para hacer dobleces que salen desde el medio círculo. Ve perfeccionando el embudo hasta hacer que los lados A y B se junten y el medio círculo forme un círculo completo. El papel de aluminio irá DENTRO del embudo. Abre el embudo y déjalo extendido, con la cara INTERIOR hacia arriba. Pasemos pues al siguiente paso.
Pega el papel de aluminio al cartón

Aplica pegamento o cola en la parte superior (interior) del cartón, entonces, rápidamente pon el papel de aluminio sobre la parte encolada. Asegúrate de que la parte más brillante del papel de aluminio mira hacia fuera, ya que ésta será la parte reflectiva del embudo. A mi personalmente me gusta poner el pegamento justo para una capa de aluminio ya que así el pegamento no se seca. Yo también cubro con tiras de unos 2 cm y medio ( o 1″). Deja el papel de aluminio tan liso como buenamente puedas, pero unas pequeñas arrugas no hacen nada. (Si incluso no tienes cartón puedes hacer un agujero en el suelo con forma de embudo y forrarlo con papel de aluminio para tener una cocina de embudo fija y utilizarla a mediodía)
Juntar la cara A con la cara B para mantener el embudo junto. 

La manera más fácil de hacer esto es haciendo 3 agujeros en el lado A y B a la misma altura (ver la imagen). Entonces pasa un pasador de papel (que es como una chincheta pero con dos palitos largos y planos que se pueden abrir) por cada agujero y sujeta abriendo las dos patas. O también podemos utilizar una palomilla (que es un tornillo con una tuerca con forma de mariposa de metal) para sujetar los dos lados (A y B).
Se creativo con lo que tengas a mano. Por ejemplo, haz dos agujeros con una separación de 1 cm y medio entre ellos, puedes pasar un alambre, un cordel, … por un agujero y sacarlo por el otro para atarlos o enrollarlos.
Cuando juntamos A con B, se nos queda un embudo “con dos alas”. Puedes cortar las alas pero reflejan más sol por lo que yo las dejo.
Pega un trozo de papel de aluminio alrededor del agujero inferior del embudo, con la parte brillante dentro.
Esto completa el montaje de tu cocina embudo.
Para mejor estabilidad, pon el embudo en el interior de una caja. Para una utilización de larga duración, uno puede hacer un agujero en el suelo para mantener el embudo en su sitio.
Pasos Finales
A estas alturas, ya estás listo para poner comida o agua dentro del bote de cocción, y ponerle la tapa (Ver la tabla de tiempo de cocción de los alimentos)
Pon el bloque de madera DENTRO de la bolsa (en el fondo de ésta). Utiliza una pieza de 10 x 10 x 5cm (4″ x 4″ x 2″). Entonces pon el bote de cocción con la comida o agua encima del bloque de madera dentro de la bolsa.
Seguidamente, coge la parte superior de la bolsa con los dedos y sopla para hinchar la bolsa. Esto formará un pequeño invernadero alrededor del bote de cocción, que atrapará el aire caliente. Cierra la bolsa atando sus asas (si no tiene utiliza un alambre o cordel). IMPORTANTE: ¡el bote no debe tocar la bolsa!. Podemos llamar a la bolsa “escudo de convección”, ya que no permite que el aire frío toque el bote.
Pon la bolsa completa con todos sus contenidos dentro del embudo como se muestra en las fotos.
Pon la cocina embudo cara al sol.
Recuerda: La luz del sol puede dañar los ojos: Por favor ponte gafas de sol para manejar la cocina solar! La cocina embudo está diseñada de tal manera que la parte más caliente queda en el fondo del embudo, fuera del alcance del cuerpo.
Pon la cocina embudo de tal manera que capture el máximo de luz. El diseño de la cocina embudo le permite capturar energía solar durante una hora, sin necesidad de ser reposicionado. Para cocciones de más de una hora, reajusta el embudo de tal manera que éste siga teniendo el máximo de luz.
Si colocamos la cocina embudo enfrente de una pared o ventana que orientada hacia el sur se reflejará mayor cantidad de luz en el embudo (Sólo en el hemisferio norte). Cuando más lejos se esté del ecuador esta pared hará más falta (y más en invierno). En el hemisferio sur, deberemos orientarlo hacia una pared orientada hacia el norte.
Después de cocinar
Recuerda, el bote (o tarro) estará muy caliente: ¡Utiliza guantes o un paño para agarrarlo! Si estás calentando agua en un bote hermético, podrás ver que el agua está hirviendo cuando le quites la tapa – ¡ve con cuidado!
Recomendaciones

  1. Evita ensuciar o dejar huellas en la parte interior del embudo. Debes mantener la cara interior limpia y brillante limpiándola con una toalla húmeda. Esto hará que la cocina embudo funcione perfectamente bien.
  2. Si tu embudo se abre, puedes recomponerlo atando una cuerda o algo así entre los lados que deben ser encerrados de nuevo.
  3. Para utilizaciones de larga duración, puedes hacer un agujero en el suelo para clavar tu embudo y así fijarlo contra el viento. Cubre tu embudo o éntralo en casa para evitar que se moje cuando llueva.
  4. Las tapas pueden usarse una y otra vez. Hemos tenido algunos problemas con algunas gomas de algunos botes herméticos nuevos se hacían blandas y pegajosas. Los que yo uso no suelen tener este problema. Parece que si depositamos las tapas nuevas en agua muy caliente, no tendremos este problema.
  5. El bote puede colgarse cerca del fondo del embudo con hilo de pescar (etc.), en vez de poner un bloque de madera debajo. Se pone una bolsa de plástico llena de aire envolviendo el tarro, para mantener el aire caliente. Éste método permite a la luz solar pegar por todas las partes del tarro (o bote), lo que hace que se caliente antes. Éste método es ideal para utilizarlo en meses de invierno.


Pruebas en Utah (EE.UU.)
He utilizado personalmente la cocina solar durante muchas semanas. Mis comidas favoritas son las patatas (cortadas a “tronquitos” o rebanadas) i rebanadas de zanahoria. Las verduras se cocinan lentamente en sus propios jugos y sabe deliciosas. También hago arroz, queso fundido, bocadillos, e incluso pan en la cocina embudo. Normalmente pongo la comida a las 11:30 y la dejo hasta las 12:45 o la 1 de la tarde, simplemente para asegurarme de que todo se ha cocido bien. Nunca se me ha quemado nada.
También ha cocinado en las montañas, a una altitud de 8300 pies (2530 m). Por si sirve de algo, la comida se cocinó más pronto – la luz del sol se filtra por menos atmósfera en las montañas.
Muchas veces me encuentro que la gente se sorprende de que el sol pueda cocinar alimentos. Y se sorprenden del delicioso sabor que tienen los alimentos que yo cocino lentamente con el sol. ¡Este aparato tan barato lo hace!
Los estudiantes de la BYU han realizado muchas pruebas a la cocina embudo y a otros modelos de cocina solar. Hemos comprobado que es mucho más rápido cocinar con la cocina embudo que con las demás. El factor calidad/precio es mayor que el de todas las cocinas solares hasta la fecha. Mr Hullinger también realizó estudios de transmisividad, reflectividad y absorbividad de diferentes materiales que pueden ser utilizados en una cocina solar de embudo. Aunque existen materiales mejores ( como ahora absorbentes selectivos de los rayos solares), nuestro propósito ha sido mantener el precio la cocina solar tan bajo como nos ha sido posible, dando a la seguridad la máxima prioridad.
Pruebas en Bolivia
El instituto Benson de la BYU organizó pruebas entre la cocina de embudo y la “antigua” cocina de caja (o también llamada Kerr-Cole). La cocina de caja costó 70 dólares (wakinlè) y estaba hecha casi toda de cartón. Costó casi dos horas el alcanzar el punto de pasteurización del agua. El informe desde Bolivia decía: “la comida se enfría cada vez que metes o sacas los botes.” La cocina solar de caja no pudo hervir huevos. (Una caja solar un poco más cara tal vez hubiese funcionado mejor)
The Funnel Cooker can also be made from Mylar.
 También en Bolivia se probó una cocina solar de embudo de Mylar aluminizado en pleno invierno. El agua se pasteurizó en 50 minutos, los huevos se hirvieron en 70, y el arroz en 75 minutos. La gente de Bolivia estaban encantados de la vida con el invento ¡También nosotros! (La Paz, Bolivia, Agosto de 1996)
También doné dos docenas de cocinas de embudo para la gente de Guatemala. Éstas fueron recogidas por un grupo de médicos que iban de servicio humanitario. ¡A la gente le gustó la idea de cocinar con la energía gratuita del sol! Si desea obtener una Cocina Solar Embudo, por favor contacte CRM (fabricante autorizado) en el +1 (801) 292-9210

Pasteurización del Agua y la Leche
El agua/leche contaminada mata cada día miles de personas, especialmente niños. la WHO informa que el 80% de las enfermedades del mundo se transmiten a través del agua contaminada. Los estudios muestran que calentando el agua a unos 65º-70º C (150º F) es posible matar coliformes, rotavirus, enterovirus e incluso Giardia. Esto se llama pasteurización.
La pasteurización depende de la temperatura y el tiempo que se calienta el agua. Pero … ¿Como sabes si el agua está suficientemente caliente? Puedes utilizar un termómetro, pero eso subiría el coste final, por supuesto. Cuando el vapor sale del bote y forma “rocío” dentro de la bolsa, entonces el agua está pasteurizada para beber. (el truco es calentar a 160º F (71º C) por lo menos durante seis minutos.) Si rascas una tira de pintura podrás ver cuando el agua hierve – entonces puedes estar seguro del todo.
¡Piensa en todas las vidas que se pueden salvar con tan solo pasteurizar el agua!
(Lee también Los Recientes Avances en la Pasteurización del Agua)
Seguridad
La seguridad fue mi primer propósito a la hora de diseñar la cocina solar de embudo, entonces me vinieron a la cabeza el bajo coste y la efectividad. Pero aún así, debes tomar algunas precauciones.

  • El bote de cocción se calienta mucho, si no la comida no se cocería. Deja enfriar el bote antes de abrirlo. Cógelo sólo con guantes o tenazas.
  • Lleva siempre gafas de sol para protegerte de los rayos del sol. Sabemos que por naturaleza los cerramos pero las gafas son importantes
  • Mantén la bolsa de plástico alejada de los niños y alejada de la nariz o la boca para evitar la posibilidad de asfixia.

Cocinando con la cocina embudo
¿Que cocinarías en un horno de temperatura moderada? Pues las mismas cosas tardarían lo mismo en la cocina de embudo y sin quemarse. Las tablas de abajo indican el tiempo aproximado de cocción en verano.
Verduras (Patatas, zanahorias, calabacines, espárragos, etc.)
Preparación: No necesitan agua si están frescos. Cortar a “tronquitos” o rebanadas. El maíz puede ser cocinado con o sin la mazorca.
Tiempo de cocción: Sobre 1 hora y media.

Cereales y Granos (Arroz, trigo, cebada, avena, mijo)
Preparación: Mezclar dos partes de agua con una de cereal. La cantidad puede variar dependiendo de los gustos. Déjalo en remojo para que se cocine antes. Para asegurarse de un buen cocinado, remueva el bote pasados 50 minutos.¡CUIDADO! El bote estará muy caliente. Utiliza algún tipo de protector.
Tiempo de cocción: hora y media o dos horas.

Pasta y Sopas de Sobre
Preparación: Primero calienta agua hasta que hierva (50-70 minutos). Entonces añade la pasta o la sopa. Remueve, y cocina durante 15 minutos más.
Tiempo de cocción: 65-85 minutos.

Legumbres
Preparación: Si las legumbres están secas, déjalas a remojo durante una noche entera. Ponlas en el bote con agua.
Tiempo de cocción:
De 2 a 3 horas.

Huevos
Preparación:
No necesitan agua. Nota: Si se cocinan demasiado, las claras se oscurecen pero el sabor es el mismo.
Tiempo de cocción:
1 hora o hora y media. Depende de como se quieran las yemas.

Carne (Pollo, Cordero y Pescado)
Preparación: No necesitan agua. Cuando más se cocinan más tiernas se quedan.
Tiempo de cocción:
Pollo 1.5 horas cortado o 2.5 horas entero; Cordero: 1.5 horas cortado o de 2.5 a 3 horas a trozos grandes; Pescado 1 hora o hora y media.

Pan y derivados
Preparación: Proceder como se haría normalmente. Los tiempos de cocción se basan en la cantidad de masa
Tiempo de cocción: Pan; 1 hora o hora y media; Galletas: 1 hora o hora y media; Pastas de te: 1 hora.

Frutos secos tostados (Cacahuete, almendra, semillas de calabaza, etc.)
Preparación: Poner en el bote. Se puede añadir aceite vegetal si se desea.
Tiempo de cocción: Más o menos 1 hora y media.

Congelados y comida precocinada
Preparación:
Si el paquete es oscuro, simplemente meterlo en la bolsa en vez de poner el bote.
Tiempo de cocción: El tiempo varía dependiendo de la cantidad de comida y de la oscuridad del paquete.


Como utilizar el embudo solar como Refrigerador o Nevera.
Un estudiante universitario (Jamie Winterton) y yo fuimos los primeros en demostrar que la cocina solar de embudo de la BYU puede utilizarse – por la noche – como nevera. Aquí se explica éste hecho.
La cocina embudo de la BYU tiene el mismo montaje que tendría durante las horas de sol, con dos excepciones:
1. El embudo debe estar orientado hacia el cielo oscuro de la noche. No debe “ver” ningún piso ni árbol (la radiación térmica de las paredes, árboles, e incluso nubes disminuirán el efecto refrigerante)
2. Es mejor poner dos bolsas envolviendo el bote en vez de una, con espacios entre las bolsas y entre la bolsa interior y el bote. Las bolsas de HDPE e incluso las normales, ya que el polietileno es casi transparente para los rayos infrarrojos, dejándolos escapar al “decaimiento calorífico” del cielo oscuro de la noche.
Durante el día, los rayos del sol se reflejan en el bote que se calienta enseguida. Por la noche el calor del bote sale hacia fuera hacia el espacio vacío, que está muy frío (esto es lo del “decaimiento calorífico”).
Como resultado, el bote de cocción ahora se convierte en un pequeño frigorífico. Normalmente alcanzamos una temperatura unos 20º F (10º C) más baja que la temperatura ambiente utilizando este aparato tan simple.
En septiembre de 1999, pusimos dos embudos por la noche, con botes con doble bolsa en el interior. Un bote tenía un bloque de madera debajo, el otro estaba colgado con hilo de pescar. La temperatura de la noche (en Provo, Utah) era de 78ºF (25’5º C). Utilizando un termómetro Radio Shack para exterior/interior, un estudiante de la BYU (Colter Paulson) midió la temperatura dentro del embudo y fuera de éste. El vio que la temperatura del embudo había bajado 15 grados de golpe, ya que su energía se irradió hacia el cielo abierto. Aquella noche, la temperatura mínima exterior fue de 47’5 (8’6º C) grados – pero el agua en ambos botes era HIELO. Os invito a todos a probarlo, y por favor, hacedme saber si conseguís tener hielo a 55 (12º C) o incluso 60 (15º C) grados a temperatura exterior (mínima por la noche). Un recipiente de PVC negro funcionará mejor que un bote negro, ya que el PVC es un buen radiador de infrarrojos – estos problemas aun están siendo estudiados.
Yo querría ver el “Refrigerador Embudo” probado en climas desérticos, especialmente dónde las bajas temperaturas no se alcanzan ni raramente. Sería posible de esta manera hacer hielo de manera barata para los Hutus en Rwanda y para los aborígenes en Australia, sin necesidad de electricidad ni ningún “truco” moderno. Realmente, estamos dando un poco del frío del espacio a un pequeño rincón del mundo. XXX
Conclusión: Por que necesitamos Cocinas Solares
La cocina/nevera embudo de la BYU puede:

  • Cocinar comida sin necesidad de electricidad ni madera ni petróleo o otro combustible.
  • Pasteurizar agua para hacerla potable, previniendo muchas enfermedades
  • Ahorrar árboles y/u otros recursos.
  • Evitar la contaminación y el tener que respirar humo mientras se cocina (Enfermedades Pulmonares)
  • Utilizar la energía gratuita del sol — una energía renovable.
  • Cocinar comida sin tener que darle mucha atención o ninguna sin que se queme
  • Matar insectos en los granos (de cereales)
  • Deshidratar frutas, etc.
  • Hacer de refrigerador por la noche para enfriar e incluso congelar agua.

(¡Prueba eso sin electricidad ni combustibles! Lee también Igualando las diferencias.)
La carga de tener que recolectar leña u otros combustibles recae principalmente sobre las mujeres y los niños. Joseph Kiai informa desde Dadaab en Kenya: “las mujeres que no se pueden permitir el lujo de comprar madera empiezan a las 4 de la madrugada a recolectar y vuelven por la noche … Hacen esto dos veces por semana para tener combustible para cocinar … La media de violaciones sexuales y/o raptos es de una por semana.” Belice nos cuenta: “Muchas veces las mujeres tienen que ir al bosque arrastrando a sus niños pequeños cuando van a por leña. Es espantoso para las mujeres en gestación y con niños el tener que cortar y arrastrar árboles hacia el pueblo … están expuestas a las serpientes venenosas y nubes de mosquitos” (Anna K.) (mencionado en el apartado newsletters por Solar Cookers International
Y los bosques están disminuyendo en muchas áreas. Edwin Dobbs dijo en la revista Audubon Magazine, Noviembre 1992, “El mundo puede elegir la luz del sol o más deforestación, cocinar con el sol o la expansión del hambre…”
Los americanos deberíamos estar preparados para las emergencias, para los fallos eléctricos. Un Mormón colonizador dijo en su revista: “Les seguimos en su viaje hacia el Río Platte. La madera era escasa y muy difícil de encontrar. Tuvimos que cocinarnos la comida como buenamente pudimos …” (Elza R. Snow) ¡Mira! ¡Había alguien que necesitaba una ligera cocina solar!
He aquí otra razón por la que utilizar la cocina solar. Mucha gente en países en desarrollo miran que es lo que se está haciendo en América. Se por experiencia que si los Americanos usamos una cosa los demás querrán probarla también. Cuanto más gente haya cocinando con el sol, más gente querrá apuntarse. Una buena manera de expandir esta tecnología es dar ánimos a las pequeñas industrias o familias para que hagan estas cocinas solares ,fáciles de hacer y muy económicas, para los demás a bajo coste. He utilizado esta cocina durante tres veranos y la he disfrutado. Cocinar y hacer hielo con la cocina/nevera embudo permitirá cambiar significantemente la vida de las personas. Si lo piensas, esto puede ayudar a mucha gente. La cocina solar embudo la maravillosa luz del sol – ¡y la energía del sol es un regalo de dios para todos nosotros!
Para preguntas acerca del kit completo de la Cocina Solar Embudo, por favor, contacte CRM en el +1 (801) 292-9210. Recientes actualizaciones de este proyecto pueden ser encontradas en http://physics1.byu.edu/jones/rel491/solarbowl.htm.

Cómo hacer una Cocina Solar Plegable

Es bastante fácil hacer una cocina solar de caja plegable a partir de dos cajas de cartón. El truco está en cortar los fondos de ambas cajas, obteniendo así dos piezas con cada una (los lados y el fondo). Después de haber hecho esto, es muy fácil plegar los lados de las cajas hacia dentro y ponerlos dentro de la base. Cuando

queramos utilizar la cocina, basta con colocar los lados en su sitio (ver figuras 1 y 2).
wpe1.jpg (28581 bytes)La tapa encaja perfectamente en la base de la caja más grande, por lo que, cuando la cerramos, se convierte en un maletín normal.
A continuación se describe el proceso para hacer tu propia cocina plegable.
Pincha cualquier foto para verlas ampliadas:

sg1.jpg (69427 bytes)
Figura 1
Corta el fondo de la caja más grande. Haz un “acordeón” plegando los lados más cortos por la mitad. Entonces, mete los lados dentro de la caja.
sg2.jpg (83768 bytes)
Figura 2
Haz dos dobleces en cada ala de tal manera que una vez plegados, formen una doble pared separada por 2’5 cm (aprox.1 pulgada). Fíjate que los lados más cortos deberán ser cortados (un poco más de 2’5 cm por cada lado) para poder ser doblados.
sg3.jpg (95305 bytes)
Figura 3
Pon dos topes de cartón en el fondo de la caja para que al meter el fondo de la caja pequeña se mantenga el espacio entre las cajas.
sg4.jpg (81180 bytes)Figura 4
Corta el fondo de la caja más pequeña y ponla dentro de la otra caja (descansando sobre los topes). Coloca la bandeja negra metálica sobre este fondo.
sg5.jpg (84940 bytes)Figura 5
Prepara los lados de la caja más pequeña como lo has hecho con los de la caja más grande. Entonces, mételos en la base de la caja pequeña.
sg6.jpg (77787 bytes)Figura 6
Entonces, dobla los lados de la caja pequeña hacia fuera y mételos en la base de la caja grande (para hacerte la tarea más fácil puedes recortar una esquina de cada ala).
sg7.jpg (72851 bytes)Figura 7
Ya tenemos la base completa, ahora, haz una tapa (ver cocina mínima).
sg8.jpg (125338 bytes)Figura 8
Ponle la tapa a tu cocina, y listos. Puedes hacer una cocina de cualquier tamaño utilizando este método.

 

Almacenamiento de comida

                                                                                     



“El Instituto de Oregon de Ciencia y Medicina desarolló en los ochenta recomendaciones para almacenamiento de comida, que seguidamente fueron adoptadas y publicadas por FEMA.
Tenemos las sugerencias aqui:

 

1:Se almacena grano entero, no partido o procesado.
Hablamos de maiz, trigo y alubias de soja a razon de ( por peso) 2:2:1 .

 

NB. la foto ariba no es illustrativa de estos tipos de grano, aparte de las pepitas verdes de soja.

En otras palabras, si uno está almacenando 40lbs de grano en contenedores de plastico sin aire, se guarda 2 de maiz y 2 de trigo y 1 de alubias de soja, en esta relacion.
Sacando partes del almacenamiento en estas proporciones, se les hace convertir en harina, y se cocina y se come.
2 a 3 lbs al dia de esta mezcla proporciona la nutricion requerida para un marine en combate, solo faltando vitamina C y sal.
Una persona normal durante una emergencia tal vez podia sobrevivir con la mitad de esa cantidad, o sea, con 1 a 1.5 lbs cada dia.
NB: Las alubias de soja _necesitan_ ser cocinadas para evitar peligro contra la salud.
Se debe de almacenar los productos para que no puedan ser atacados por insectos. Los containers deben ser resistentes contra roedores. Existen marcas que venden estos granos envasados ya apropiadamente para mucho tiempo de almacenamiento.

2. Se necesita 1 kg. de acido ascorbico (vitamina C ), por cada persona durante un año. Esto llega a ser 3 g. per dia. Personas bajo mucho estres, requieren extra cantidad de vitamina C para mantenerse saludables. Pero para prevenir muerte por escorbuto, solo 1% de esta cantidad es suficiente, asi que, 1 kg. de vit.C podia salvar las vidas de una comunidad entera.

Se recomienda almacenar vitamina C cristalina, no en pildoras. Las ultimas pueden deteriorarse, pero en una botella sin humedad y calor, vitamina C cristalina puede durar _mucho_ tiempo.
Tambien se puede obtener vitamina C dejando salir brotes en parte de las existencias de la comida.
Pero esto puede ser dificil, en ciertas emergencias serias.
Tambien se debe almacenar pildoras normales de multivitaminas.

3: Se recomienda tambien el almacenamiento de grandes cantidades de sal. Esto puede se crucial en salvar muchas vidas. Lo mas barato y conveniente es buscar bloques de sal, o en bolsas grandes.

4: Para los niños,tambien es conveniente tener leche en polvo. Los niños pueden sobrevivir comiendo grano solo, pero a lo mejor no quieren comer cosas que no sean familiares, y se sentiran mejor teniendo tambien leche a su alcanze.

5: Incluyan ademas varios containers de plastico de 20 litros, (5 gallones ), donde entramos: 25lbs. de azucar normal, 1lb. de soda para hornear, 5 x 11 onzas de Lite salt – KCI&NaCI, y una cucharada para mesura.
La deshidratacion da quemaduras, y enfermedades como Colera pueden ser tratadas con administracion oral correcta de estos productos. Se puede encontrar instrucciones en el newsletter de Fighting Chance, Marzo 1988, volume 1, # 12.
Son productos que pueden salvar muchas vidas en una emergencia prolongada, donde la asistencia medica normal no está a nuestro alcance.
En tiempos normales, alubias de soya, maiz y trigo nos sirven como base para un pan delicioso y de gran valor nutricional, junto con soda de hornear, aceite vegetal y frutas para el sabor.

Es mejor almacenar ahora, mientras que todas las cosas todavia estan a nuestro alcance, y a precios razonables.”

Carne: su periodo máximo de conservación depende de la forma del corte de la pieza. En las piezas enteras la superficie en contacto con el aire es menor que en filetes o carne picada y la conservación es más fácil. Fresca, se conserva en la parte más fría del refrigerador, entre 3 y 5 días; limpia y seca, en recipientes provistos de una rejilla para aislarla del jugo que se desprende, o cubierta con un plástico adhesivo o papel de aluminio sin apretar.

Fiambres y embutidos adobados y cocidos, o cortados en lonchas: se guardan en recipientes cerrados en la nevera. Los embutidos enteros como el chorizo o el salchichón y el jamón (entero o cortado en trozos grandes) se pueden mantener a temperatura ambiente.

Pescado fresco y marisco: son los alimentos más perecederos que existen. Si el pescado se va a consumir en dos días (un día para el marisco), se coloca, perfectamente limpio, en el frigorífico, aislado del resto de alimentos para evitar que les trasmita su olor; y en caso contrario, en el congelador.

Huevos: no necesitan unas condiciones especiales de conservación, aunque el frío aumenta su vida útil. En el verano las altas temperaturas favorecen el crecimiento de microorganismos, entre ellos, las salmonellas, por lo que se aconseja conservarlos en la nevera. El resto del año pueden mantenerse en la despensa, siempre y cuando esté alejada de fuentes de calor y comprobando que no haya ningún huevo sucio, con restos de heces, plumas o roturas, que pueden ser foco de contaminación. En cualquier caso, se han de guardar con la punta hacia abajo.

Leche: una vez abierta, se debe consumir en 2 ó 3 días y se ha de conservar en su propio recipiente o en una jarra bien tapada. La leche pasterizada, conocida como leche fresca del día, los yogures y la mayoría de derivados lácteos (flanes, natillas, arroz con leche, etc.), deben estar refrigerados permanentemente.

Quesos: se han de envolver en papel a prueba de grasa o guardar en un recipiente de plástico no hermético, para evitar que se reseque demasiado o se deteriore por enmohecimiento. El papel de plástico transparente para envolver alimentos hace que el queso sude y se favorece el crecimiento de mohos. Es conveniente guardar separados los distintos quesos para que no se produzca contaminación cruzada de ambos por mohos y olores. Los más delicados son los frescos: deben comprarse lo más cerca posible de la fecha de elaboración, requieren siempre refrigeración y deben consumirse en 4 ó 5 días. Los quesos curados son más resistentes: duran días e incluso semanas.

Verduras, hortalizas y frutas frescas: se deben colocar en lugares frescos y secos, protegidas de la luz, o en la parte menos fría del frigorífico. Es recomendable guardarlas en envases o bolsas de plástico agujereadas o envueltas ligeramente en periódicos.

Aceites: se han de guardar en un lugar oscuro, en su propio recipiente o en otro que cierre bien para evitar que se oxide la grasa y se enrancie.

Pan: se conserva bien uno o dos días en una panera o en una bolsa de tela. Se puede meter en la nevera dentro de una bolsa de plástico; no se enmohece, pero se endurece más deprisa, y se puede congelar. En cuanto a los productos de bollería, es aconsejable mantenerlos en lugar fresco y refrigerar los que contengan nata o crema.

Alimentos deshidratados y productos secos como arroz, pasta y frutos secos: se guardan a temperatura ambiente en sitios frescos y completamente secos, ya que si hay humedad se enmohecen. Una vez abierto su envase, estos alimentos se conservan mejor en recipientes herméticos.

Patatas y otros tubérculos (yuca, boniato): se han de guardar en un lugar bien ventilado y oscuro. Pueden conservarse más tiempo cubiertas de arena o de tierra.
Siempre que el envase esté cerrado, se conservan perfectamente en la despensa, sin necesidad de ocupar un espacio en la nevera: yogures esterilizados que no necesitan frío; encurtidos (cebolletas, pepinillos…); conservas de pescado, de carne o de vegetales; salsas comerciales; tarros de mermelada; algunas verduras; huevos… No obstante, todos ellos, una vez abiertos, hay que tratarlos como alimentos perecederos y conservarlos refrigerados.

 

Aporte de nuestro hermano Cica:

Queridos Hnos. Yo ya hice caso hace bastante. Recuerden que la media de agua para un ser humano es de 4 litros o 1 galón diario. Tienen que consumir agua, té o café, sopas, cocinar, lavar loza y cubiertos, lavarse los dientes y por lo menos un aseo mínimo diario. Aparte si tienes mascotas como un perro. Cuando compren latas de conservas, fíjense en la fecha de expiración y que estas no estén abolladas o hundidas. Los que viven en casas de 1 piso, además junten leña, unos ladrillos y 1 o 2 parrillas. Hagan almácigos de verduras como lechuga. Yo me hice un deshidratador de verduras y ya tengo almacenados zanahoria deshidratada y manzana verde. También en países como chile juntar harina y tratar de procurarse un horno de tarro, todo esto para hacer pan. También hice carne deshidratada, se corta bien delgada y se pone al sol, bañada en sal, puedes colgarla como se cuelga la ropa para secar. Hice mermelada, tengo papas y cebollas, estas tienen que ser grandes, duran más. Yo acumulé para tres meses y sigo juntando para llegar al doble. Como cristianos debemos pensar en nuestros hnos., no sabemos a quién tendremos que alimentar, no podemos negar un plato de comida. Las cebollas y las papas se tienen que ir ocupando y reponiéndolas de inmediato o se echan a perder. Tallarines, salsa de tomate, harta azúcar, mucho arroz. Los que viven en departamentos, hablen con sus familiares que tienen casa y que les presten un lugar donde almacenar, que sea fresco y seco, con poco sol. Aparte de todo esto Remedios y artículos  de primeros auxilios, si es posible una radio a pilas y/o linterna con dínamo, tener 1 mochila siempre lista con 1 muda de ropa y zapatos o zapatillas de repuesto. Bendiciones y Maranatha.

Hermanos, como decimos aquí en Chile, “estoy embalado”. Hay frutos secos ya procesados en los mercados, es más conveniente comprarlos al mayoreo, es más barato. Nueces, almendras, avellanas, etc. También deben tener un poco de cloro, consulten la medida a aplicar al agua para desinfectarla, por si no tienen agua ya tratada. Alcohol gel, se puso de moda después del 27F en chile esto es para “lavarse” las manos en seco. Si tienen Bebés y no pueden comprar “colados” procúrense una máquina manual para moler. Aceite comestible, guardarlo en sitio oscuro, se oxida con la luz. Papel higiénico, toallas menstruales, nunca está de más un pote de crema, también sirve de lubricante si algo está un poco atascado. Recuerden que si en el intertanto ocurre el Jarpazo, no vamos a necesitar nada de todo esto y en el Cielo nos esperan Deliciosos Manjares preparados para la Boda del Cordero, así que ” Erguid vuestras Cabezas y Vuestros Corazones” SOMOS hijos del DIOS VIVO y el prometió sustentarnos en la hora de la PRUEBA. Somos GUERREROS de la FE. El Señor nos dijo: “Para que gastáis vuestro dinero en lo que no es comida”?? La Historia escrita en la PALABRA se repite. Así es que ARRIBA los ánimos que DIOS es más GRANDE que cualquiera de nuestros problemas, caminemos con FE. SOMOS CRISTIANOS Y A MUCHA HONRA!!!!! Bendiciones y Maranatha. 

CICA
 

 

Share Button