Testimonio de Jane McCauley

Share Button

   

 Por Jane McCauley

“En una sola noche, el señor me dio el mismo sueño tres veces” Quiero decirte que fue tan real y me atrevería a decir que es re
Me tomo bastante tiempo recuperarme de esta visión, pero valió la pena la visita del señor.

Quiero decirte que el Jesús que logre ver, no se parece en nada a todas las pinturas que vemos de el. ¡El es un Dios potente y grande que tiene el control de todo y nos conoce a todos! ¡El es el Alfa y la Omega y viene pronto! El es el cristo verdadero que ofrece revelaciones.

El me regalo una visión hermosa sobre “El Rapto” El viene por los salvos, por los nacidos de nuevo, por los que creen en el, todo el que cree en el Mesías y lo acepta como su salvador será salvo.

Quiero describir esto en términos humanos, pero en verdad no hay otra forma de describir esto.

Realmente me siento inadecuada de describir esto, pero quiero hacerlo para la gloria de el.

Mientras dormía, escuche un ruido gigante quizás fue el sonido “triunfante de Dios”.
De pronto la tierra empezó a ser rodeada por una nube gigante que cubrió al menos la mitad de la tierra, pero la nube parecía ser de un aspecto normal. Me vi en una nube parada, era una nube diferente, brillante, trasparente de la cual salían muchos colores que jamás yo había visto en la tierra.

Ahora puedo comprender a Juan, cuando describió su experiencia en el Apocalipsis, al tratar de describir las cosas que fueron más allá de su marco de referencia.

Cuando estaba parada en la nube, me pregunte ¿Estará pasando ahora el rapto? Y dije: ¡Es cierto es el rapto! Yo seguía parada sobre la nube, cuando de pronto el señor apareció ligeramente sobre mi derecha.

El aspecto del señor era con una ropa blanca, con una superficie metálica que brillaba tan fuerte, que podía dejarte ciego. Su brillo era más fuerte que el sol ¡Muy brillante!

No pude ver sus rasgos faciales ya que era demasiado brillante, tal como lo dice en la Biblia “No abra necesidad de día ni de noche porque el será la luz”. Este texto describe a Jesús claramente. El brillo de Jesús no lastimaba mis ojos, pero cuando quise mirarle fijamente, mis rodillas y mi cuerpo comenzaron a temblar y caí postrada ante sus pies.

Todo lo que pude decir cuando estaba postrada era ¡Mi señor mi Dios! porque sentía su poder y su fuerza física, que recaía sobre mi, me sentía abrumada y asombrada por el.

Sentí que no era digna de estar en su presencia, pero su total perfección penetraron mi alma y sentí su amor hacia mi, se sentó junto a mis pies y no tuve necesidad de hablar, porque el conocía mis pensamientos. Recuerdo que le pregunte algunas cosas tontas, ¿Por qué no me caigo de la nube? ¿Qué es lo que me sostiene? Pero el me hizo saber que todo estaba seguro y que el tiene el control de todo.

Entonces me relaje y comencé a observar con tranquilidad.

De pronto la nube comenzó a subir mas arriba de la tierra, yo podía apreciar el inmenso globo terrestre y miraba hacia abajo, como se ve en los videos y fotos que muestran los astronautas desde el espacio.

Mientras observaba hacia abajo, me doy cuenta que desde abajo, comienzan a salir diminutos puntos de luz, como la luz de las luciérnagas en la noche y veo que comienzan a girar alrededor de la tierra, como si giraran alrededor de una rosa.

Todo era demasiado rápido para mis ojos, y Jesús me hizo que viera todo más lento y entonces ¡pude ver lo que estaba sucediendo realmente! Todas las luces se levantaron hasta el cielo y se juntaron en la nube, todo el cielo se lleno de luz era muy hermoso, y entonces Jesús me hizo ver que se trataba de todas las almas de sus “Santos” y “Sus creyentes nacidos de nuevo”, era “El rapto de la iglesia”.

Las luces subían en forma de remolino, de izquierda a derecha, pero cada vez podía ver como la tierra se volvía oscura en diferentes lugares mientras las luces subían, me parecía muy aterrador y tenía miedo, porque la tierra se volvía más obscura.

El señor me hizo saber que si alguno cree en el y si tuviera fe como un grano de mostaza, el les tendrá en cuenta también.

Mientras las luces terminaron de subir, procedió la tierra a convertirse en total oscuridad, inclusive el Espíritu Santo la había abandonado. Esta fue la escena más aterradora que he visto.

Lo que un día fue la tierra de hermosa, ahora estaba en real oscuridad ¡como un pedazo de carbón! Su atmósfera se había obscurecido también y parecía que la tierra había desaparecido en medio del espacio, por la total oscuridad que la cubría.

Yo desde arriba podía sentir como esa oscuridad era el mal, era tan horrible ver aquello desde arriba. Quien se quedo abajo en la tierra, dentro de toda esa oscuridad “posiblemente algunas personas que amamos”, ahora tenían que ser controlados por el mal y la oscuridad, y sin el Espíritu Santo para sostenerlos.

Termine de ver la tierra y de pronto la nube se levanto mas alto y la iglesia de Dios fue arrebatada y desaparecieron de la tierra.

En ese momento el señor me despertó. Esta visión Dios me la ofreció tres veces seguidas, ¿Cree usted que Dios nos esta tratando de decir algo? ¿No?

El tiempo que queda es muy, pero muy corto, muchas personas se están perdiendo en la oscuridad, ¡a menos que acepten a Jesús como su salvador! Debemos de decirles a todos los que podamos acerca de Jesús.

Por favor ¡tome esto en serio! Páselo a quien quiera. Aunque muchos se perderán en la oscuridad por no creer en Jesús como su salvador.

Que Dios les bendiga, los amo a todos en Cristo.

Jane

Share Button