Un poco de mí: Adm.

Share Button

Salmos 40
Alabanza por la liberación divina
Al músico principal. Salmo de David.
1 Pacientemente esperé a Jehová,
Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.

3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.
Verán esto muchos, y temerán,
Y confiarán en Jehová.

Queridos hermanos de nuestro blog agradeciéndoles como siempre les saludo en Cristo para contarles acerca de cómo Dios en su misericordia y amor me vio un día con sus ojos de amor y me rescató del mundo para hacerme su hija, este hecho es para mí lo más importante que ha sucedido en mi vida.

Sólo soy una hermana en Cristo que ha sentido la presencia de Jesús siempre, incluso antes de conocerle. Mi deseo es servirle y ser una vasija útil en las manos de mi Hacedor hasta el último minuto que Él me conceda en este mundo.

Una conciencia espiritual especial comenzó para mi hace como 16 años, fue un cambio radical y difícil, pues así sucede cuando venimos de las cadenas del mundo.

Quiero compartirles acerca de lo que he vivido en materia espiritual y experiencias sobrenaturales como cristiana, ya que ese fue el llamado que sentí al abrir esta página.

Antes de conocer a Dios habían cosas que me sucedían y no entendía, era como si alguien estuviera acompañándome y me protegiera, tenía sueños y visiones, que trataba de explicarme buscando respuestas en lo que nos enseña el mundo secular, pero la verdad me daba cuenta que todo era abominación ya que aunque no era cristiana en mi juventud, había leído un pasaje bíblico que se fijó en mi mente y era que no se debe consultar a nada parecido a la brujería, entonces iba eligiendo lecturas, pero me daba cuenta que todas tenían un vínculo al ocultismo.

Cuando llegue al evangelio traté de responder todas estas cosas y busqué en los medios cristianos pero no encontraba la respuesta específica que yo necesitaba, poco a poco fui entendiendo acerca de los dones del Santo Espíritu de Dios, abrí bien mis ojos y oídos para que no se me escaparan estas experiencias que escuchaba en la iglesia o de parte de algún cristiano,sobre todos los ancianos.

Un día hice una oración a solas con el Señor y entregué todo lo que no venía de Él y le pedí que si quería revelarme o darme una parte yo le sería fiel para siempre, fue una oración que cambio muchas cosas, comencé a recibir muchas revelaciones; visiones despierta y durmiendo, escuchar la voz audible de Dios y a ver que las cosas que recibía se iban cumpliendo, vi muchas veces su rostro y la profundidad de sus ojos. También podía ver cosas que eran de otro mundo, lo sobrenatural, llamado visión espiritual, y así comenzó este descubrimiento para mí de las cosas espirituales.

También busqué por si había testimonios de este tipo en algún libro o lectura donde pudiese entender más de esto y así Dios en su misericordia fue permitiendo que conociera hermanos con dones sorprendentes, esto trajo más respuestas, también en internet habían personas que hablaban de estas cosas.
Fui buscando y revisando más cada día hasta sentirme más provista y despierta de lo que me sucedía. Por motivos personales llegue un día a una iglesia o templo en Chile, que nada de sano tenía en doctrina ,había llegado allí buscando un refugio para pasar una prueba muy fuerte ,fue entonces que con una hermosa amiga y hermana Adela, fuimos a un culto de noche, me senté delante en primera fila había visto llegar a dos predicadores que llevarían el servicio esa noche, entonces comenzó a tomar poder el mensaje del predicador visitante pero yo me encontraba tan distraída en mis asuntos personales, estos eran una prueba muy grande en mi vida.

Me encontraba sentada junto a mi amiga, cuando escucho los aplausos y algarabía de la iglesia y siento como mi amiga y hermana Adela me levanta del hombro, me toma de mi chaleco y me dice es para ti Angie, es para nosotras, entonces coloque atención, el pastor profetizaba sobre mí y ella y colocaba su mano sobre nuestras cabezas “Por acá siento que viajaran a Estados Unidos y tendrán un gran trabajo para el Señor tendrán un ministerio y conquistaran almas para Cristo”, dije amen; pero si les soy sincera no me llego del modo que quizás pudo haberme impactado, porque mi naturaleza humana no discernía la bendición que el Señor nos había entregado este día, fuera de las circunstancias, era nueva en las cosas de Dios.

Luego comenzaron a sucederse los días sin olvidar lo que habíamos recibido, pasaron unos meses hasta que mi esposo buscando horizontes de trabajo viajó a Europa para desarrollar su profesión, no le fue bien en ese intento y Dios le trajo de vueltas, Dios tenía preparada otra cosa, fue al mes siguiente que él volvió a enviar un currículum a una multinacional y le respondieron, el destino fue EEUU y viajamos a esta nación en la cual vivimos desde ese tiempo.

El Señor ya me había mostrado todo lo que tenía preparado para mí y mi familia, la casa, el lugar, el vehículo, etc, esto sucedía por ejemplo caminado en las calles de la ciudad (para los que no han experimentado esta experiencia ver una visión despierta es igual que desapareciera la imagen real y otra por un segundo se alojará en tus sentidos, como un flash o un pantallazo). Creo que Dios me estaba preparando para emigrar, cosa que no es fácil.

Desde acá adelante las cosas comenzaron a tomar rumbos muy diferentes en el plano espiritual para mí, comenzaron visiones que no entendía de principio, pensaba que eran meros sueños y visiones o cosas que se me mostraban por un sentido más simbólico, recién convertida a Cristo, que fue al séptimo año de haber comenzado a frecuentar una iglesia en tres oportunidades el Señor me mostró vestida de novia y pude también verme a mí misma, fueron visiones impresionantes, en una de ellas vi a Jesús vestido de novio tomando mi mano y miraba sus ojos tan profundos , Él había salido a buscarme fuera de la iglesia y me invitaba a entrar en ella.

Les comento que con estas experiencias mi vida personal llena de pruebas quedo postergada por el gran mover espiritual que comenzó para mí, después de viajar a USA sucedió algo tan sorprendente y simbólico, que me ha llevado a pensar que muchas de nuestras experiencias en el Santo Espíritu de Dios no pierden vigencias y suceden para guiarnos en el tiempo futuro:

Sucedió lo siguiente: me vi parada frente a un paisaje inmenso sin límites en el horizonte, este se juntaba con el cielo muy celeste, pero la tierra estaba quebrajada, árida, seca, era un inmenso desierto y al verme allí yo me preguntaba qué hago en este paisaje? Sentía que no había vida allí, entonces siento una voz proveniente del cielo que me dice agáchate y mira ahora, obedecí y me tire al suelo acostada boca abajo y cuando comencé a bajar mi vista al ras del piso quede sorprendida con lo que vi; de pronto el suelo árido se había convertido todo blanco, era como una especie de caratula de una masa finísima de arroz muy delegada, como un suave papel, entonces entendí que me decían “Come” y comí, al colocar mis dedos sobre esta capa blanca que cubría todo el piso del inmenso desierto, para sacar un pedazo lo levanto para echarlo a mi boca pero veo que bajo la capa blanca había otra capa de miel revuelta con algo más, lo probé y era dulce, exquisito al llevarlo a mi boca traía el sabor a miel y una especie galleta blandita y suave… al levantarme volví a ver el mismo primer paisaje árido.

Cuando comencé a analizar esta visión, me sentí tan honrada de que Dios había permitido que comiera pan del cielo y les puedo decir que casi no sabía el pasaje bíblico del MANA, por mucho tiempo me sentí privilegiada sin merecerlo pero ya fueron pasando los años y esta visión comenzó a tomar otro sentido y quizás hermanos seria el mismo pensamiento de ustedes, y es que el Señor ese día me preparo para darme la fortaleza de caminar en el desierto que a muchos nos toca vivir en este tiempo y la verdad no siempre es la vida del mundo o en la iglesia sino que alcanza hasta nuestras vidas.

Dios cubre todas las áreas mis hermanos, su amor siempre está mostrándose, es diario para con nosotros, cada vez que me enfrento a una prueba y aparece ese paisaje desértico voy a mis rodillas y busco el pan de vida, el alimento espiritual para confortar mi alma, mi consuelo siempre es mi amado Jesús.

Bueno me sucedieron muchas de estas experiencias, a veces creo que soy  muy débil porque Dios me consuela tanto.
Comenzamos a participar en una iglesia pequeña donde pasamos muchas cosas, como advertir la pronta vendida de Cristo, el pastor era un hombre de corazón dispuesto y atendía a los hermanos, un día él me dijo hermana siento en que sea usted la que suba al pulpito a pedir la oración por los diezmos y ofrendas, comencé a hacerlo como fue sugerido, pero fue tan impresionante para mí la primera vez que me atreví a tocar con mi pié la base el pulpito, que mientras llevaba la oración mi cuerpo comenzó a temblar y sentí que una gran torre se elevaba tras mío como una gran muralla que no tenía fin, que subía al cielo mismo, la presencia de Dios fue como su respaldo, no resistía ese inmenso poder que comenzó mi voz a titubear, la pastora y algunas hermanas que estaban delante sintieron la misma presencia maravillosa, una palabra que lo describe es PODER, esto me asusto, no sé cómo explicarlo porque fue tanto el poder que sentí en esta situación que no tiene comparación con ninguna experiencia que podamos sentir en el mundo, lo mismo ocurrió después en casa mientras orábamos en familia, no podía contener esta presencia.

Cuando me encontraba embarazada de mi tercera hija, estaba a punto de perderla en cama, y comenzamos a orar por la misericordia del Señor; sentí como caía del cielo hacia mí un fuego que me quemaba desde la cabeza hasta los pies, tuve la convicción que mi bebe nacería y era la voluntad de Dios y así fue por la misericordia de Dios. Experiencias maravillosas que son tesoros para mí.

Ahora les comparto algunas de las experiencias, que comenzaron a hablarme de la eminente venida del Señor, fueron muy repetidas no había en estas relación a mi vida cotidiana, bueno al final creo que me despertaron espiritualmente al panorama profético bíblico que se está presentando muy claro este último tiempo, son algunas experiencias las que les comparto, son muchas las que he podido vivir, y me sorprende la relación con las que tienen con los hermanos que hemos estado leyendo en El regresa y otros medios cristianos.

Dios está revelando a sus hijos lo que viene al mundo, muchas quizas serán antes que la iglesia sea arrebatada, comparto algunas con ustedes, pero debo decirles que toda mi vida está llena de su presencia y creo que El Señor comienza a prepararnos para un propósito, nuestro Salvador ya vuelve.

Les comparto parte de mi experiencia acerca de cumplimiento profético bíblico que algunos cristianos estamos experimentando, tal como Jesús nos revelo en su palabra para la iglesia de hoy:

Hace seis años atrás sucede esto:

Me vi parada en la ciudad de Valparaíso quinta región Chile junto a mi familia, estaba en un cerro de la zona, veía toda la bahía, de pronto vi venir una ola gigante que inundaba todo, no puedo explicar el sentido de terror que experimenté; la ola era gris y era tan alta que tapaba el plan completo e incluso subía hasta la falda de los cerros.

Veo esta misma experiencia dos veces en diferente tiempo y circunstancias.

Hace 8 años atrás:

Me veo mirando un mapa desde lo alto de Norte América veo todo el mapa de color amarillo, y como muerto y veo como el agua inunda casi todo el territorio, solo quedaba fuera del agua una parte que me llama la atención, está cercana a la parte central oeste de USA, veo que son zonas altas como montañas. Luego investigué y corresponde a una de las partes más altas del relieve de USA.

Hace siete años atrás:

Me veo en una casa de dos pisos protegida con mi familia en USA, en el entretecho de la casa miro el paisaje y era desolador todas las casas del derredor habían como saltado y cambiado de posición, estábamos enterrados en tierra suelta, era como si algo hubiese caminado por debajo de ella levantando la tierra y destruyendo todo, había barro por todos lados y se levantaban lomas de material suelto de tierra y césped, no había manera de salir de allí porque la tierra era blanda y muy suelta también había barro. La sensación era como si un gran terremoto hubiese cambiado el paraje.

Hace algunos años sucede esto que fue muy impresionante para mí:

Es de mañana temprano y sentí como mi espíritu comenzaba a flotar, me dio miedo y me levante, oré y pedí dirección al Señor, al otro día sucede lo mismo esta vez digo: Señor si hay algo que debo ver o conocer que está en tu voluntad que yo lo permitía y que me fuese mostrado, entonces comienzo a elevarme salgo por el techo volando y paso sobre las carreteras en dirección este, hacia el mar Atlántico, en momentos sentía mi cuerpo planeando, de pronto llego a un lugar costero, un pueblo oriental, las personas vestían de rojo purpura como lo hacen los monjes budista y tibetanos.

Me llama la atención que en el pecho tenían un circulo una especie de medalla dorada, conozco a una familia que vivía en una especie de hostería muy rustica y costera, me dan alojamiento hablo con el anciano que era como el que administraba y le hablo de Dios, había también una dama, siento una voz que me dice,”este es el último pueblo en el que debe ser predicado el evangelio” y vuelvo a mi habitación.


Hace unos años atrás:

Veo que alguien me quiere mostrar algo especial y veo que voy bajando en una escalera como mecánica pero era de tierra; bajo hasta el final y veo que estoy en las profundidades de la tierra, me da terror y trato de devolverme rápido, estaba muy asustada, vuelvo a la escalera pero esta solo baja, me es imposible subir, me miro los pies y están llenándose de barro en la escala, que también me atrapa, siento un sonido de llantos, me fijo y veo que viene de un poco más allá de donde yo estoy, camino y llego hasta el agujero en el suelo del cual salía una luz como si fuese un horno, habían llamaradas yo solo veo la iluminación de las llamas y escuchaba el grito de la gente, no pude ver más y vuelvo en sí, muy aterrada, a los años leo en el libro de la hermana Baxter y encuentro similitud en lo que ella cuenta y en otros hermanos.


Otras experiencias que para mí fueron decisivas algunas están en el blog.

Mi caminar en USA ha sido muy complejo por la cantidad de falsas doctrinas, actualmente asisto a una iglesia que tiene un ministerio que ayuda a restaurar vidas y sacarlas de las drogas y alcohol.

Hemos tenido que marcharnos de varias iglesias que no creen en el rapto sino en la abundancia y la prosperidad, otras solo doctrinales y apartan al Santo Espíritu de Dios.

Hace un año atrás sentí en el Señor dar lugar a este espacio pensando que lo visitarían algunas personas conocidas en las cuales podríamos hablar de estas cosas espirituales y de la pronta venida del Señor, junto con hermanos en el mismo sentir comenzamos el trabajo y Dios me ha sorprendido viendo la audiencia que estamos teniendo a diario, siento que lo que dijo ese pastor a mi amiga y a mí en Chile se ha cumplido es gran manera por medio de este espacio en el cual hablamos y nos preparamos para la venida del Señor y tomamos conciencia a los eventos que lo acompañan, para alertar al mundo de los tiempos del fin.

Son muchas las experiencias que suceden a diario y testifican para mí que el Señor Jesús cumplió su palabra para nosotros sus hijos, su iglesia, Él nos está buscando y nos deja experimentar lo que sucede y sucederá para que seamos meras trompetas, bocinas para despertar a los tibios y dormidos.

También quiero comentarles que he visto gran maltrato a las personas que tienen estos dones, más aun de los mismo cristianos que no tienen revelación, creo que es de Dios la voluntad de mostrar o no, pero los que tenemos este llamado debemos cumplirlo y obedecer.

He sentido en el Señor cuando me ha dicho ve y dile, a algunos les ha molestado a otros no y lo reciben de parte del Señor, éstos son los humildes y apercibidos, muchas veces yo también he recibido estos regalos desde el cielo para cuidar de mí y los míos, sobre todo para mi vida espiritual, y aunque algunos te duelan CREO son necesarios, pueden significar la muerte.

Algunas personas creen que uno se enaltece con esto y no es así; es muy complicado vivir conociendo la realidad del mundo y del destino de la humanidad, no es fácil por ejemplo saber parte de la vida de alguna persona y tener que decirle de parte de Dios un mensaje que puede costar la amistad con esa persona y su odio, o recibir para tu misma vida algo duro que te entristece, no es fácil.

Yo alcance salvación después de fracasos pruebas y tormentas, aun hoy siguen ocurriendo pero con mi confianza y fe que ya nunca más estaré sola y he decidido seguir el camino que el Señor por misericordia y cuidar este regalo con todas mi fuerzas, deseo caminar sin volver atrás, mi objetivo es Cristo y no agradar a los hombres, Él tiene poder para trasformar la vida de cualquier persona y sacarle a su luz infinita.

Hermanos antes de terminar este largo relato, que no resume casi nada la obra de Cristo en mi vida, puedo decirles que los dones vienen de Dios, que vivirlos es como aprender otro idioma, sutil y delicado, pero también fuerte y poderoso porque emana de nuestro Hacedor, Dios actúa personalmente con cada uno de nosotros y Él puede enseñarnos con su amor y paciencia.

Les recomiendo atesorar sus experiencias; cuando se presenten, escríbanlas, oren para que reciban discernimiento, comenzarán a darse cuenta que hay un mensaje directo, pero también uno simbólico.

Se irán repitiendo algunos signos como colores, palabras, imágenes, y también verán que en nuestros hermanos ocurre los mismo, el lenguaje espiritual que usa el Señor debemos cuidarlo como un verdadero tesoro, mantenerlos leyendo, estudiando la Palabra, buscar a Dios a diario para respaldarnos, porque algunos mensajes pueden ser muy fuertes, es necesario ayuno y oración constante, una vida apartada de lo mundanal, también es importante mantener el dominio propio porque al recibir estos mensajes tenemos que tener la certeza que Dios es el que nos habla y no nuestra propia condición emocional o humana, o producto de una mala comida como dice una querida hermana en Cristo, también considerar que algunas cosas Él las muestra solo para que intercedamos en oración.

Debemos ser responsables cuando entreguemos un mensaje duro, lleva también consolar y levantar a la persona que lo recibe, debemos tener el carácter de Dios y su amor por sobre todas nuestras circunstancias.

Si buscamos las cosas espirituales y pedimos con todo nuestro corazón el Señor comienza a manifestarse en nuestras vidas sobrenaturalmente como dijo que lo haría a la iglesia de este tiempo, Él responde a sus hijos que le siguen, le obedecen y le aman.


Dios les bendiga.


Angelina H.


Share Button