Aug 24, 2011

Posted by in Uncategorized | 2 Comments

Acerca del sexto sello

Share Button

Un gran terremoto

(Ap. 6:12) Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí que hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; {v.13} y las  estrellas cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. {v.14} Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. {v.15} Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; {v.16} y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; {v.17} porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

El versículo 12a nos dice: Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto,…”

Miremos algunos versículos que también nos hablan de grandes terremotos:

Isaías 29:6 Serás castigada por el Señor de los ejércitos con truenos y terremotos y gran ruido, con torbellino y tempestad y con llama de fuego consumidor.

Ezequiel 38:19 Y en mi celo y en el fuego de mi furor declaro que ciertamente en aquel día habrá un gran terremoto en la tierra de Israel.



Zacarías 14.4 Sus pies se posarán aquel día en el monte de los Olivos, que está frente a Jerusalén, al oriente, y el monte de los Olivos se hendirá por el medio, de oriente a occidente formando un enorme valle, y una mitad del monte se apartará hacia el norte y la otra mitad hacia el sur.



También el libro de Apocalipsis nos habla de terremotos:

Y el ángel tomó el incensario, lo llenó con el fuego del altara y lo arrojó a la tierra, y hubo truenos, ruidos, relámpagos y un terremoto. Apocalipsis 8.5

En aquella misma hora hubo un gran terremoto y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y siete mil personas  murieron en el terremoto, y los demás, aterrorizados, dieron gloria al Dios del cielo. Apocalipsis 11.13

 

El templo de Diosa que está en el cielo fue abierto; y el arca de su pactob se veía en su templo, y hubo relámpagos, voces y truenos, y un terremoto y una fuerte granizada. Apocalipsis 11.19

Entonces hubo relámpagos, voces y truenos ; y hubo un gran terremoto  tal como no lo había habido desde que el hombre está sobre la tierra; fue tan grande y poderoso terremoto. Apocalipsis 16.18

El juicio del sexto sello (Apocalipsis 6:12–17). Este juicio desata una destrucción universal terrible sobre la tierra. Incluye seis eventos catastróficos:

 

(1) Ocurrirá un gran terremoto sin igual.

 

(2) El sol se oscurecerá de modo que se pondrá negro como tela de cilicio.

 

(3) La luna se volverá  roja toda como sangre.

 

(4) Habrá una lluvia de meteoritos, con todos los efectos devastadores.

 

(5) Los cielos se abrirán para que la raza tengan un vistazo de esa escena aterradora, que incluye a Dios en Su trono.

 

(6) Toda montaña e isla se removerán de su lugar.

 

El sexto sello con sus juicios producirán terror en el corazón de todo ser viviente. Sus corazones se llenaran de temor, no será por causa de los disturbios físicos o las terribles guerras y pestilencias.

 

¡Ese temor será porque verán a Dios en Su trono! Los hombres mostraran su necesidad e incredulidad, al rogar a las montañas y montes que les escondan  “del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero”. Ellos recurrirán a cualquier medida con tal de evitar enfrentarse a su Creador y Juez, hasta buscar la muerte bajo las piedras y las montañas en las cuales tratarán de esconderse. Personas de toda clase (v. 15) serán afectadas. Como ha ocurrido a través de la historia, no habrá ninguna vuelta general o en masa hacia Dios en arrepentimiento, sino sólo una vuelta del rostro de Dios.

 

Este juicio nos habla de un terremoto tan grande y terrible que provocará derrumbes y erupciones volcánicas, el polvo intenso, la ceniza densa y el humo cubrirá la tierra de tal manera que casi no brillará el Sol y la luna se verá roja. “Los cielos serán conmovidos”.

 

Habrá lluvia de meteoritos cayendo a la tierra, las islas se removerán y los montes caerán. En fin, este juicio será de los más terribles, pero aún así, el  ser humano no se arrepentirá, aunque sabrán que es Dios quien está enviando estos juicios, no le piden perdón al contrario le piden a los montanas y penas y los escondan de Dios. Con este sello vuelvo a reiterar que son seis los eventos contra la humanidad.

 

Bendiciones.

 

Hno. Fredey Monterroza.

 

Share Button
  1. DESPUES DE LA GRAN TRIBULACION ES QUE SE ABRIRA EL SEXTO SELLO NO ANTES que corresponde a una serie de señales en el cielo.
    El apóstol Juan escribió: “Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de silicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar” (Apocalipsis 6:12).

    Entendemos la magnitud de este sello?
    La tierra va a sacudirse con un tremendo terremoto. Los pobladores se sentirán aterrados por meteoritos y asteroides que surcarán los cielos. Dios va a sacudir la tierra físicamente ¡para que le prestemos atención!
    Ante esta tremenda manifestación del poder divino, hasta los dictadores y los déspotas (Gadafi y Cía) serán humillados. Leemos: “los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6:15-17).

    Estas señales aterradoras darán paso al dramático día del Señor, pero la iglesia ya no estará aqui:
    ¿Y cómo se llama aquel día? “El gran día de su ira”. El Cordero, o sea Jesucristo, ¡va a montar en ira! Para algunos cristianos profesos, es difícil aceptar que Jesucristo sienta ira. Sin embargo, aquí lo vemos claramente. Él tiene el poder y el derecho de juzgar a las naciones rebeldes. Estas naciones y alianzas aprenderán muy pronto que su poderío militar y político ¡es débil e ineficaz contra el poder de Dios! Este poder se manifestará no solamente mientras dure el sexto sello sino también durante el séptimo sello, que es el sello final: el gran día de la ira de Dios, día del Señor!!

  2. Bunas tardes, el moivto de esta nota es para suplicarles nos informen mas hacerca de lo que esta pasando enGuatemala ya que por medio de la pagina de un periodico de haya nos hemos enterado que el volcan sigue en actividad y se en por desaparecer de la faz de la tierra aldeas cercanas a este porfabor informen hacerca de esta tragedia ya que no han habido mas noticias de mi pais. Les agradecemos de antemano, muchas gracias y sigan adelante

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)