May 15, 2014

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 3 Comments

Charles Spurgeon – El Amor a Jesús

Share Button

spurgeon

.

.

Charles Spurgeon – “El Príncipe de los Predicadores”

 (ver sitio)

.

Ha habido muchos intentos, en una plétora de biografías, de explicar el éxito de Spurgeon, y muchos de los biógrafos han enfocado su atención a una sola frase que expresó el propio Spurgeon a ciertos visitantes de los Estados Unidos que le visitaron en el Tabernáculo Metropolitano, en el sentido de que su éxito se debía  a que “mi iglesia ora por mí”. Sin embargo, gran parte del éxito de Spurgeon se ha debido a que estaba saturado de la Biblia. “Pínchale donde quieras y sangra la Biblia”. Para beneficio de nuestros lectores que no conocen la vida y el ministerio de Charles Haddon Spurgeon, presentaremos en las siguientes entregas algunos bosquejos sobre ‘el hombre del Libro’ que estarán orientados a hablar sobre Spurgeon y la predicación a partir de la Biblia, la predicación acerca de la Biblia, y los comentarios sobre la Biblia. Finalmente concluiremos con ‘el hombre del Libro’. Hoy comenzamos desde el principio cuando Dios comenzó a moldear al vendría a ser llamado el Príncipe de los predicadores.

El niño precoz

Hemos de recordar que fue en la casa pastoral de Stambourne donde Spurgeon descubrió uno de sus mayores tesoros: El Progreso del Peregrino de John Bunyan. Aun siendo un niño muy pequeñito, a la edad que muchos otros niños se esforzaban por deletrear palabras de una sola sílaba, él ya leía con fluidez. A esa corta edad, acostado en el suelo frente a la chimenea, leía a la luz de una débil vela. De esta experiencia surgieron muchas ideas para su famosa conferencia Sermones sobre velas. En aquellos días, los volúmenes de los puritanos que leía eran demasiado pesados para poder cargarlos. Al contemplar los grotescos grabados que describían la caminata de Cristiano, comenzó a sentir la carga que veía en la espalda del Peregrino, hasta que se libró de ese peso. Charles dijo: “quería saltar de gozo, cuando después de llevar su peso durante tanto tiempo, finalmente se libró de él.” Durante los años que pasó con sus abuelos, también leyó con sumo interés, a esa tierna edad, El Libro de los Mártires de Fox. Devoró también Robinson Crusoe de Daniel Defoe, un libro puritano que pocos entendieron. Se convirtió en un ratón de biblioteca, estudiando las pesadas obras de los puritanos. Definitivamente era un niño precoz, al menos en lo relativo a la lectura. Spurgeon comentaba: “cuando era sólo un niño, yo podía discutir enredados problemas de teología controversial.”

Muy probablemente Spurgeon aprendió muchas cosas acerca de la predicación viendo a su abuelo cuando preparaba los sermones. El abuelo siempre preparaba los sermones que predicaría el domingo sentado en la sala. Charles lo acompañaba invariablemente en esa habitación. El abuelo tenía el propósito de mantenerlo muy quieto allí. Pero, ¿cómo podrían mantenerlo tranquilo? James pensó haber encontrado una solución razonable. Lo ponía a leer una vieja copia de La Revista Evangélica. Sin embargo, esta actividad no tenía ningún efecto sedativo para Spurgeon. Incluso la inevitable foto de un misionero en algún remoto lugar, no atraía su atención. Entonces el abuelo encontró una forma efectiva de tranquilizar al niño. El abuelo le advirtió que no podría predicar bien si no podía preparar el sermón por causa del desasosiego del niño. ¡Funcionó! Funcionó porque el niño comenzó a preguntarse qué le pasaría a la gente que no conociera el camino al cielo. “Esto me obligó a regresar a leer la revista y ver la foto del misionero en tierras lejanas,” afirmó más tarde.

A Spurgeon le agradaba que le permitieran leer la Biblia cuando la familia se reunía para la oración. Gozaba plenamente esas horas. En una ocasión, mientras leía un pasaje de la Escritura del Libro de Apocalipsis que se refería al “pozo del abismo,” (Apocalipsis, capítulo 9), volteó a ver a su abuelo y le preguntó qué significaba eso. James no prestó atención a su pregunta, y le respondió: “vamos, vamos, niño, continúa.” Charles no iba a dejar que se le disuadiera con tanta ligereza. Cada día, cuando llegaba el momento de leer la Escritura, iba al mismo capítulo,Apocalipsis 9, y leía el mismo versículo que hacía mención del “pozo del abismo.” Y al leerlo hacía la misma pregunta: “¿qué significa eso? Pero el abuelo continuaba haciendo a un lado la pregunta. Charles trató de encontrar respuestas en su pequeña mente acerca de qué le pasaría a la gente que caía en un pozo que no tenía fondo. ¿Qué pasaría cuando llegaran al otro extremo del pozo? Continuamente hacía la misma pregunta a la hora de la adoración familiar. Finalmente el abuelo cedió, se rindió y respondió la pregunta de una manera que aterrorizó a Charles. El propio Charles comentó posteriormente: “Puedo recordar el horror que se apoderó de mi mente cuando mi abuelo me comentó lo que significaba para él, el ‘pozo del abismo.’ Hay un pozo profundo, y el alma cae y cae. ¡Oh, cuán rápidamente está cayendo! El último rayo de luz en la boca del pozo ha desaparecido, y el alma cae, y cae, y cae y cae. Y continúa cayendo más y más y más y más, por mil años. ¿Acaso ya se está acercando al fondo? ¿Va a detenerse algún día? No, no, no, el clamor responde: es un ‘pozo del abismo.’ Ya ha estado cayendo un millón de años. ¿Acaso está cerca del fondo? No, para nada. Es el ‘pozo del abismo.’ Se cae, y se cae, y se cae y el alma continúa cayendo perpetuamente a una profundidad cada vez mayor, cayendo eternamente en el ‘pozo del abismo’, siempre, siempre, siempre, pues es el pozo que no tiene fondo. Es una aflicción sin término, sin esperanza de que concluya alguna vez.”

Estas fueron algunas de las impresiones que Dios utilizara para comenzar a moldear el corazón de Charles tocante la seriedad de las realidades eternas que lo prepararían para la predicación del evangelio.

En aproximadamente un mes continuaremos con el siguiente episodio de la biografía del Príncipe de los predicadores.

.

 

32 Cosas Que Usted Puede no Saber Acerca de Charles Spurgeon

30 ENERO 2013

clip_image00132 Cosas Que Usted Puede no Saber Acerca de Charles Spurgeon

Por Stephen McCaskell

El 31 de enero 2013 se cumplirán 121 años desde que el gran predicador, Charles Haddon Spurgeon murió. En memoria de él traigo 32 cosas que usted puede no saber acerca de Charles Spurgeon.

1. Una mujer se convirtió a través de la lectura de una página de uno de los sermones de Spurgeon envuelto alrededor de un poco de mantequilla que había comprado.

2. Spurgeon leyó El Progreso del Peregrino a los 6 años y llegó a leerlo más de 100 veces.

 

 

3. The New Park Street Pulpit y The Metropolitan Tabernacle Pulpit —Los Sermones de Spurgeon coleccionados durante su ministerio con esa congregación— llenan 63 volúmenes. Las 20-25 millones de palabras de sus sermones son equivalentes a los 27 volúmenes de la novena edición de la Enciclopedia Británica. La serie se mantiene como el mayor conjunto de libros de un solo autor en la historia del cristianismo.

4. La madre de Spurgeon tuvo 17 hijos, nueve de los cuales murieron en la infancia.

5. Cuando Charles Spurgeon tenía sólo 10 años, un misionero visitante, Richard Knill, dijo que el joven Spurgeon un día predicaría el evangelio a miles de personas y sería predicador en la capilla de Rowland Hill, la mayor iglesia disidente en Londres. Sus palabras se cumplieron.

6. Spurgeon perdió su admisión a la universidad porque una sirvienta sin querer le hizo pasar a una habitación diferente a la del director que estaba esperando para entrevistarlo. (Más tarde, decidió no volver a solicitar la admisión cuando creía que Dios le habló, “tú buscas grandes cosas para ti? No los busques a ellos!”)

7. La biblioteca personal de Spurgeon contenía 12.000 volúmenes—1, 000 impresos antes de 1700. (La biblioteca, 5.103 volúmenes en el momento de la subasta, se encuentra ahora en el Midwestern Baptist Theological Seminary.)

8. Antes de cumplir los 20, Spurgeon predicó más de 600 veces.

9. Spurgeon llevo a sus servicios al Primer ministro WE Gladstone, los miembros de la familia real, miembros del Parlamento, así como el autor John Ruskin, Florence Nightingale, y el general James Garfield, más tarde presidente de los Estados Unidos.

10. La iglesia New Park Street invitó a Spurgeon a venir por un periodo de prueba de 6 meses, pero Spurgeon pidió que fuera por sólo 3 meses, ya que “la congregación podría no quererme, y yo no quiero ser un estorbo.”

11. Cuando Spurgeon llegó a The New Park Street Church, en 1854, la congregación tenía 232 miembros. Al final de su pastorado, 38 años después, ese número había aumentado a 5.311. (En total, 14.460 personas fueron añadidas a la iglesia durante la dirección de Spurgeon.) La iglesia fue la mayor congregación independiente en el mundo.

12. Spurgeon típicamente leía 6 libros por semana, y podía recordar lo que había leído, y más tarde incluso años después.

13. Spurgeon una vez dirigió a una audiencia de 23.654, sin un micrófono o alguna amplificación mecánica.

14. Spurgeon comenzó la universidad de pastores que capacito a cerca de 900 estudiantes durante su vida y que continúa hasta hoy.

15. En 1865, los sermones de Spurgeon vendieron 25.000 ejemplares cada semana. Ellos fueron traducidos a más de 20 idiomas.

16. Al menos 3 de las obras de Spurgeon (incluyendo la serie multi-volumen del Púlpito del Tabernáculo Metropolitano) han vendido más de 1.000.000 copias. Uno de ellos, All of Grace [Solamente Por Gracia], fue el primer libro publicado por Moody Press (anteriormente el Bible Institute Colportage Association) y sigue siendo su best-seller de todos los tiempos.

17. Durante su vida, Spurgeon se estima que predico a 10.000.000 personas.

18. Spurgeon dijo una vez que contó 8 conjuntos de pensamientos que pasaban por su mente al mismo tiempo mientras él estaba predicando.

19. Probando la acústica en el vasto Agricultural Hall, Spurgeon gritó: “¡He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” Un trabajador en lo alto de las vigas del edificio escuchó esto y se convirtió a Cristo como resultado.

20. Susannah Thompson, esposa de Spurgeon, se volvió invalida a los 33 años y rara vez podía asistir a los servicios de su marido después de eso.clip_image002

21. Spurgeon pasó 20 años estudiando el libro de los Salmos y escribió su comentario sobre ellos, El Tesoro de David.

22. Spurgeon insistió en que el nuevo edificio de su congregación, el Tabernáculo Metropolitano, empleara la arquitectura griega debido a que el Nuevo Testamento fue escrito en griego. Esta decisión ha influido mucho en la arquitectura de la iglesia posterior en todo el mundo.

23. El tema del sermón de Spurgeon de la mañana del domingo no lo elegía generalmente sino hasta la noche del sábado.

24. Para un sermón promedio, Spurgeon no tomaba más de una página de notas en el púlpito, sin embargo, él habló a una velocidad de 140 palabras por minuto durante 40 minutos.

25. La única vez que Spurgeon usaba atuendo clerical fue cuando visitó Ginebra y predicó en el púlpito de Calvino.

26. Mediante la aceptación de algunas de sus muchas invitaciones para hablar, Spurgeon predicó a menudo 10 veces en una semana.

27. Spurgeon se reunió a menudo con Hudson Taylor, el misionero bien conocido en China, y con George Muller, fundador de orfanatos.

28. Spurgeon tuvo dos hijos –hijos gemelos– y los dos se convirtieron en predicadores. Thomas reemplazo a su padre como pastor del Tabernáculo, y Charles, Jr., se hizo cargo del orfanato que su padre había fundado.

29. La esposa de Spurgeon, Susana, lo llamó Tirsatha (un título usado del gobernador de Judea bajo el Imperio persa), que significa “Su Excelencia.”

30. Spurgeon menudo trabajaba 18 horas al día. El famoso explorador y misionero David Livingstone, una vez le preguntó: “¿Cómo te las arreglas para hacer el trabajo de dos hombres en un solo día?” Spurgeon respondió: “Ustedes han olvidado que hay dos de nosotros.”

31. Spurgeon habló con tanta fuerza contra la esclavitud que los editores estadounidenses de sus sermones comenzaron a borrar sus comentarios sobre el tema.

32. Ocasionalmente Spurgeon pedia a los miembros de su congregación no asistir el servicio del próximo domingo, para que los recién llegados pudiesen encontrar un asiento. Durante un servicio de 1879 la congregación regular se iban para que los recién llegados que esperaban afuera pudiesen entrar, y el edificio inmediatamente se llenaba de nuevo.

Share Button
  1. Sin duda alguna el mejor predicador, el principe de la predica, de la historia de la iglesia moderna de la iglesia tradicional a nivel mundial.
    Dios les bendiga por poner algo verdaderamente util y edificante a nivel espiritual.

  2. waleska says:

    Dios les bendiga Amados Gracias por esta
    informacion. Se acerca el dia de todos
    estar juntos y compartir juntos en
    las moradas celetias. Aleluya
    Dios les bendiga
    waleska

  3. Hermoso legado y ejemplo de Spurgeon, sin duda un hombre que amó a su Señor Jesucristo, se preparó y le sirvió. Nosotros debemos conocer la Historia de los primeros cristianos nombrada aquí como el Libro de los Mártires de John Fox, Historia Eclesiástica de Eusebio de Cesárea, el libro los Mártires de las Catacumbas una narración de las experiencias vividas por La Iglesia perseguida; la historia de nuestros hermanos cristianos nos debe servir de ejemplo, del amor y agradecimiento hacia nuestro Dios y Señor Jesucristo,quien les rescató, no importándoles, hambre, persecución, cárceles, torturas hasta dar la vida en hogueras, horcas, azotes por amor y servicio a nuestro Dios, sin importar lo que pasaran, jamás renegaban por lo duro de la prueba y hasta en muchas ocasiones tenían que elegir entre su familia o Cristo; entre la vida y la muerte; siempre prefiriendo la fidelidad a su Señor y la muerte en vez de renegar el Nombre de su Redentor. Dios nos ayude hermanos amados, todavía no hemos dado nuestras vidas por amor a Cristo.

    1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, 2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
    3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar. 4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado; (Hebreos 12:1-4)

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)