Oct 19, 2017

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 2 Comments

Cómo empezamos. Cronología de “Grace truth Faith”

Share Button

Comparto con ustedes la cronología de la página “Grace truth Faith”, que como algunos de ustedes sabrán fue la fuente de donde les participamos de varios estudios aquí en la página de elregresa.net, el hermano Jack era Pre-tribulacionista y desde que encontré ésta página fue para mí, en lo personal, una fuente de conocimiento donde obtuve respuestas a mis inquietudes o dudas siempre comparándola con la Santa Palabra de Dios. Fue hermoso conocer su cronología y de cómo el Señor estuvo detrás de cada decisión tomada en su nombre. Bendiciones eternas a tod@s.

72c

 

 

Mi esposo y yo dirigimos juntos este ministerio durante 16 años hasta que el Señor lo llamó a casa en el otoño de 2015. Hemos sido misioneros en México durante 6 años después de empezar, y ahora yo estoy continuando nuestra obra de extensión comunitaria y proseguir con el legado de Jack.

Jack fue un profesor de Biblia durante más de 30 años. Él tenía el don especial de presentar con claridad la Palabra de Dios y hacerla fácil de entender. Él simplificaba los tópicos complejos, y tenía una increíble habilidad para comunicar el corazón de Dios a las personas. Jack fue verdaderamente amado por sus estudiantes.

Como podrán ver en la cronología más adelante, simplemente empezamos siguiendo las iniciativas del Señor, primero poco a poco, y luego a una mayor escala conforme tanto nuestra fe como nuestra relación con Él iban creciendo.

Millones de personas han llegado a conocer al Señor por medio de este sitio web, y decenas de miles han sido bendecidas por medio de esta obra de extensión comunitaria.

Seguidamente les presentamos un esbozo de nuestro ministerio hasta este momento.

Que el señor les bendiga generosamente,

Samantha Kelley.

 

 

Antes del Internet

Siempre quedó claro que Jack tenía el don de la enseñanza. Durante más de dos décadas él había enseñado estudios bíblicos conforme el Señor lo dirigía.

Él nunca cobró un honorario por enseñar como tampoco pidió ninguna compensación monetaria para sus gastos de viaje o su tiempo. Nosotros creímos que conforme seguíamos la dirección del Señor, el Señor se haría cargo de todos nuestros gastos.Y Él lo hizo, ¡fielmente! Jack fue exitoso como consultor de negocios y viajaba todas las semanas, sirviendo a sus clientes durante el día y dirigiendo estudios bíblicos durante la noche.

 

Comienza Grace thru Faith

(La Gracia por medio de la Fe)

Ambos tenemos una pasión por la manera cómo George Muller siguió las iniciativas del Señor al enseñar la Biblia, fundando orfanatorios y apoyando misioneros.

Él nunca solicitó dinero y le pidió al Señor que solamente cubriera sus necesidades. Y él esperó fielmente por la provisión del Señor. Ahora nosotros nos sentimos animados a hacer más. Si vamos en fe más allá de los estudios bíblicos de Jack, ¿estará allí el Señor por nosotros? ¿Podremos bendecir a más personas con Su ayuda?

Jack estuvo de acuerdo en que yo empezara un sitio web para sus estudios bíblicos. Administraríamos el ministerio con oración y fe, moldeándolo de acuerdo al de Muller.

Elegimos el nombre Grace thru Faith, (La gracia por medio de la fe) basados en Efesios 2:8-9

Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios; ni es resultado de las obras, para que nadie se vanaglorie.

Ese es un recordatorio para nosotros, y para todas las personas que visitan el sitio web, que no hemos hecho nada para ganarnos nuestra salvación. Cada buena obra que hacemos la hacemos en agradecimiento por lo que el Señor ya ha hecho por nosotros, y no para ganar algún rango o posición con Él. El sitio web sale a la luz en el mes de septiembre.

 

¡Celebramos nuestro primer año!

El señor de inmediato bendice nuestro paso de fe y empieza a proveer, aún más generosamente, para nosotros en nuestro trabajo secular.

Todos los gastos de nuestro sitio web están completamente cubiertos. Jack le añade a los artículos que publica en el sitio web y también continúa con sus estudios bíblicos en persona.

Empezamos a hacer grabaciones de los estudios bíblicos de Jack en persona y los ofrecemos en el sitio web. Al principio enviábamos por correo grabaciones en casete y después en CD. Eso lo hacemos gratuitamente, pagando por los materiales y el envío postal—a docenas de países en todo el globo. Y el Señor continúa demostrando que Él es fiel.

 

El sitio web continúa creciendo

No tenemos anuncios comerciales ni promovemos el sitio web, y sin embargo, la cantidad de lectores aumente mes a mes, cada año.

De todas partes del mundo tenemos personas que visitan nuestro sitio web. Muchos pastores utilizan los artículos de Jack en sus sermones, las iglesias los usan en su escuela dominical, y personas indiduales los usan para sus propios estudios bíblicos.. Personas que no han asistido a una iglesia en años, reavivan su relación con el Señor a través de las páginas de nuestro sitio web. Y el Señor continúa proveyendo.

El sitio web parece un poco anticuado, así que tomé la iniciativa de rediseñarlo. El nuevo sitio web es más fácil de usar y corre con mayor rapidez. Quizás la mayor ‘mejora’ proviene por sugerencias de nuestros seguidores. Esas personas tienen que recordarnos que hacerlo más fácil para que ellos puedan hacer donaciones no es lo mismo que pedir donaciones. Así que incluimos un botón de “DONAR” al sitio web.

¿El Señor nos envía a…?

Hemos podido continuar proveyendo todas las enseñanzas, estudios y materiales, libres de costo.

Y de igual forma como con los estudios grabados, ofrecemos copias gratuitas de libros, a cualquier persona que lo solicite—en cualquier parte del mundo. El Señor responde animando a más y más personas para que donen.

Jack publica su primer libro, Historias Bíblicas de Niños para Adultos. El publicista lo incluye en Amazon y en otros comerciantes detallistas. Todo el dinero que recibimos de la venta del libro va directamente al ministerio para usarse para Su gloria.

Conforme nos comunicamos con más y más lectores, nos vemos expuestos a las necesidades de tantas personas en el mundo. Dirigirse a esas abrumadoras necesidades puede ser intimidante. Oramos y le pedimos al Señor que nos envíe los medios para ayudar, y empezamos a dar en pequeñas cantidades. El Señor fielmente nos lo restaura. Pronto nos damos cuenta que mientras más damos a quienes lo necesitan, el Señor nos da más para que sigamos dando cada vez más. Dar se vuelve el punto culminante de nuestras vidas.

Hacia el final del año el Señor pone en nuestros corazones dejar nuestra casa e ir a “una tierra que les mostraré” (Génesis 12:1). El mensaje es inconfundible. Escuchamos ese versículo en sermones y en conversaciones telefónicas. Lo leímos en libros. Aún lo vimos en carteleras. Le decimos al Señor que iremos a donde Él nos envíe.

Tan pronto nos comprometemos a hacerlo, solicitudes de todo el mundo comienzan a llegar. Muchos de los ministerios que apoyamos escriben para decirnos que le están pidiendo al Señor que nos envíe a ellos. En un solo mes recibimos solicitudes de Sur América, el Medio Oriente, y Asia.

Nos entusiasmamos (y también nos asustamos un poco). Era tiempo para ayunar y orar.

¡Salimos!

Las solicitudes continúan llegando de todas partes del mundo. Tenemos que desechar varias posibilidades cuando nos enteramos que nuestro hijo es demasiado pequeño para la vacunación requerida.

Continuamos viendo Génesis 12:1 por todos lados. Nos sentimos mucho como Abraham, pero todavía estamos apegados a nuestras vida en los Estados Unidos. El Señor nos ha dicho de ir, pero nunca consideramos que esto sería un plan a largo plazo. Creemos que el Señor está enviando a Jack en un período sabático. Ustedes saben, seis meses de ”tiempo alejado” para que Jack pueda enfocarse en sus estudios bíblicos y en su nuevo libro. ¡Ja! El Señor generalmenete nos da pequeñas porciones de Su voluntad para que podamos seguirlo a Él paso a paso y alinear nuestros corazones con Su propósito.

Pronto, ambos empezamos a presentir que México era donde estábamos supuestos a estar. Un poco raro porque no conocemos a nadie en México y tampoco nadie nos había invitado a ir allá. A pesar de ello, empezamos a investigar las posibilidades y tratamos de entender qué es lo que el Señor tenía en mente para nosotros.

Jack me recuerda su versículo favorito, el Salmo 37:4

Deléitate en el Señor, y él te dará lo que de corazón le pidas.

Le pedimos al Señor hacer que Su voluntad fuera el deseo de nuestro corazón.

Las cosas empezaron a suceder—circunstancias que solamente pudieron ser del Señor. Está bien, ahora sabemos que México es el lugar para estar.

Para comprometernos completamente, tomamos un gran paso de fe. Pusimos nuestra casa a la venta. Claro, sabemos que podemos comprar otra cuando regresemos. Una semana después recibimos una oferta en efectivo—por más de lo que estábamos pidiendo. ¡El Señor es tan generoso! Cerramos el trato, depositamos el dinero en el banco y nos alistamos para nuestro viaje hacia el sur de la frontera.

Llegamos México en el fin de semana del Día del Trabajo. Encontramos una pequeña iglesia local para asistir al servicio del domingo. El pastor pronuncia un grandioso sermón sobre Génesis 12:1 Jack y yo sonreímos el uno al otro. Sabemos que estamos en el lugar correcto.

Le damos todo al Señor—¡Realmente, todo!

Jack y yo nos enamoramos de México—especialmente de su gente y su cultura. Conforme conocíamos a las personas de la localidad quedamos abrumamos al ver la gran pobreza a nuestro alrededor.

Vemos una gran necesidad, tanto física como espiritual. Pasando varios meses nos dimos cuenta de que estamos supuestos a quedarnos más tiempo, y que el Señor nos ha traído a este lugar para hacer mucho más que solamente los estudios bíblicos.

Estamos tan felices de tener dinero en el banco. Así que buscamos un lugar para quedarnos y calculamos por cuánto tiempo antes de regresar a los Estados Unidos.

Cuando calculábamos nuestras posibilidades, el Señor es muy directo con nosotros. Él simplemente nos dice de dar todo nuestro dinero. Hasta el último centavo.

Entonces, ¿cómo podemos vivir, Señor? Él nos asegura que Él se hará cargo de todo, tal y como dice la Biblia. Tenemos que irnos con todo. Esta es una gran decisión que debemos tomar.

¿Un poquito asustados? ¡Puede apostarlo! Pero viendo hacia atrás pudimos ver hasta dónde hemos llegado con el Señor. Él nunca nos ha dejado. Él nuca nos ha abandonado. Mientras más confiamos en Él y caminamos en fe, más nos bendice Él. ¡Tal y como lo dice la Biblia!

Este es el momento decisivo de nuestras vidas y de nuestro ministerio. Este es el momento en el tiempo en que salimos del ambiente de la auto suficiencia para depender totalmente en Dios para todas nuestras necesidades. En un flash, los cuidados de este mundo desaparecen. Empezamos a experimentar un gozo que nunca pudimos haber imaginado de antemano.

Nos demostramos a nosotros mismos que realmente sí confiamos en el Señor. Y nos demostramos a nosotros mismos que nuestro Dios está vivo, Él nos cuida. Él escucha y contesta nuestras oraciones.

Nunca volvimos a preocuparnos acerca de nuestra provisión, ni para nosotros ni para el ministerio. En vez de pensar de dónde vendría nuestro pan de cada día, ahora tratamos de averiguar cuán rápido podemos dar lo que el Señor nos envía

El número de nuestros lectores crece de manera exponencial. Y no es que nosotros hicimos algo para que eso sucediera. Ahora somos una prueba viviente de Mateo 6:33 y Lucas 6:38. Pero busquen primeramente el Reino de Dios y Su justicia y todo lo demás les será dado.

En el mes de abril le añadimos una nueva característica al sitio web—Pregúntele a un profesor de Biblia. Jack se compromete a contestar cada pregunta bíblica que recibe y publica tres de ellas todos los días. Rápidamente se convierte en la parte más popular del sitio web.

El alcance comunitario comunal crece

Nuestra pequeña villa mexicana no tiene servicio postal. Ya no podemos enviar por correo libros y estudios en CD, Entonces ofrecemos libros digitales y estudios en formato mp3 para ser descargados. Por supuesto en forma gratuita.

Solicitamos y obtuvimos la condición de una organización sin fines de lucro con la Oficina de Impuestos estadounidense para satisfacer las solicitudes de nuestros patrocinadores.

El número de lectores continúa creciendo así como también los montos de dinero que damos. Con tanta necesidad a nuestro alrededor, nos volvimos a Santiago 1:27 como nuestra guía. Nuestras prioridades serán para con las viudas y los huérfanos. Mantenemos orfanatorios en varios países, proveemos alimentos y ropa y otras necesidades para los pobres, así también como a otros misioneros.

Empieza el alcance comunitario a la India

Uno de nuestros lectores en la India nos escribe pidiendo consejos para comenzar un alcance comunitario bíblico para niños en un área pobre tribal. Su esposa es de esta área y tiene un fuerte deseo para ministrarles a estos niños.

Mientras lo conversamos, Jack y yo sabíamos que el Señor nos estaba impulsando a ayudar. De nuevo tomamos el paso de fe, y nos comprometimos a enviarles el dinero para pagar el primer alcance comunitario.

Una violenta persecución de cristianos sucedió antes de nuestro primer alcance comunitario. Más de 50.000 personas quedaron sin hogar después que las turbas quemaron sus casas, iglesias y negocios. A los cristianos se les dijo de convertirse al hinduismo o ser torturados y morir. Después del ataque, las personas que sobrevivieron y pudieron, huyeron del área, dejando atrás a anciano y niños en su mayoría.

Después de mucha oración, todos estuvimos de acuerdo con proseguir con ese alcance comunitario. La gente allá necesita el amor y la provisión del Señor ¡ahora más que nunca! Ese alcance comunitario duró diez días seguidos y pudimos proveer lecciones bíblicas y alimentos todo el tiempo. ¡Eso se hizo una tradición regular!

Nueva sección de preguntas y respuestas

2009: ¡Celebramos diez años desde que Grace thru Faith (Gracia por medio de la fe) vio la luz!

2011: Jack publica el libro 7 cosas que debemos saber para entender la profecía de los últimos días. Continuamos el ministerio en fe y en oración. Nuestros lectores aumentan así como también nuestras donaciones

Lanzamos la siguiente generación en el diseño de nuestro sitio web. Mucho más elegante tanto en apariencia y funcionalidad. La navegación es más amigable, los resultados de búsqueda son más exactos, y las páginas se cargan con mayor rapidez. ¡Hurra!

La sección: “Pregúntele a un profesor de Biblia” todavía es la más popular en el sitio web. Ahora Jack recibe cientos de preguntas cada semana y ya no puede prometer contestarlas todas, a pesar de que trata de hacerlo.

Celebramos nuestro quinto año en México. Es un honor y un privilegio servir al Dios viviente.

El ministerio de otorgar viviendas y el sitio web en español

Hay un área cercana que aún tiene más necesidades que la nuestra. Las personas allí viven en casas hechas de cartón, lonas, y plástico. Ayunamos y oramos buscando la dirección del Señor. El Señor responde, “Ustedes los ayudan.”

Y así, como de costumbre, le pedimos al Señor que provea solamente para lo necesario. Esa misma semana recibimos la donación más grande que jamás habíamos recibido. $10.000. Nos regocijamos mucho. ¡El Señor es tan bueno!

Ese es el comienzo de nuestro ministerio de otorgar viviendas. Escogimos unos cuantos proyectos y contratamos una pequeña cuadrilla. La mano del Señor en todo esto se hace muy obvio. Todo se ajusta a la maravilla. Los diez mil dólares cubren los materiales y la mano de obra para cuatro proyectos. Reparamos dos techos, construimos una rampa para un pareja de ancianos y construimos una habitación adicional en una casa de un dormitorio de una viuda y sus hijos. Ayunamos y oramos para que el Señor continúe bendiciendo esta parte del ministerio.

2013: Jack publica su último libro, El Redentor. ¡Y lanzamos nuestro sitio web en español! Nuestro admirable traductor, Walter, ha donado sus servicios durante varios años. Anteriormente, publicábamos esos artículos en una categoría aparte del sitio web principal. Ahora tenemos el sitio web duplicado en español, incluyendo libros digitales y las preguntas y respuestas.

Continuamos viendo más pobreza cercana a nosotros que antes. Jack y yo visitamos el sitio de cada proyecto en potencia, pero algunas veces las cosas son tan malas que él me pide que lo espera afuera. Él se preocupa que yo no pueda manejar lo que veo. Jack regresa destrozado de compasión y visiblemente afectado por lo que ha visto. Con lo que tratamos va más allá de lo que un documental del tercer mundo se atrevería a mostrar. Oramos para ser fortalecidos y por una habilidad constante para ayudar.

Cada vez que terminamos un proyecto, el Señor provee para el siguiente. Nos humillamos y estamos tan agradecidos de ser usados para Su gloria. Y hacemos todo esto mientras todavía proveemos alimentos, ropa y otras necesidades también, como mantener otros ministerios y otros misioneros. No hay límite para los recursos del Señor.

 

 

El ministerio de alcance comunitario sigue creciendo

Nuestros lectores y patrocinadores son tan generosos que queremos que vean cómo es que el Señor está contestando sus oraciones y cómo está colocando sus donaciones a buen uso.

Así que empezamos a publicar algunos de los proyectos que podemos hacer. Mantenemos en mente Mateo 6:3, y somos cuidadosos de proteger la privacidad de quienes servimos. Muchos de los proyectos son para personas que están en situaciones desesperadas y que quieren mantener su privacidad. Pero algunas personas que ayudamos están muy emocionadas de poder compartir lo que el Señor está haciendo por ellas. El Señor es el contratista general de esos proyectos. Él trae a los mejores artesanos. Antes que el mercado de bienes raíces se desplomara en el 2008, nuestros trabajadores estaban muy ocupados construyendo segundas casas para los estadounidenses ricos. Por eso es que nos sentimos bendecidos de tener a esos trabajadores altamente especializados. Y a su vez ellos son bendecidos porque muchos de ellos han estado durante años sin un trabajo firme. Cuando el Señor está a cargo, todos ganan!!!

¡El Señor ha mantenido y ha bendecido este ministerio más allá de lo que hubiéramos imaginado! Nuestro proyecto de construcción de casas y otros proyectos del ministerio todavía caminan sólidamente y disfrutamos de nuestro trabajo para el Señor.

Altos más altos y bajos más bajos

¡El señor continúa manteniendo y bendiciendo cada aspecto de este ministerio. Lo quen Él ha hecho va más allá de lo que hubiéramos esperado o imaginado! Contunuamos disfrutando nuestro trabajo para Él.

¡En el mes de septiembre celebramos 10 años como misioneros en México! Ahora estamos más ocupados que nunca. Jack ha escrito más de 9000 artículos y preguntas y respuestas para este sitio web. Ha contestado un sin número de otras preguntas en privado. Nuestro trabajo misionero local y la educación en el hogar de nuestro hijo, ocupa el resto de nuestro tiempo. Es una vida plena y satisfactoria y estamos tan agradecidos. Estamos asombrados y humillados por lo que el señor ha hecho aquí.

Es el mes de octubre y el cumpleaños de Jack está a la vuelta de la esquina y él acaba de finalizar una serie de enseñanzas sobre la curación sobrenatural. Casi de un día para otro Jack se enferma. Al principio él piensa que está deshidratado, pero al día siguiente estamos en camino para el hospital de San Diego en California.

Los doctores quedan confundidos. Las pruebas muestran que Jack padece de un cáncer que ya está en etapa avanzada y asumen que él ha estado en esa condición de deterioro durante años. Pero no. Así como el Señor mantuvo a Pablo fortalecido durante muchos años a pesar del severo castigo físico que soportó, Él también mantuvo a raya ese cáncer hasta que Jack pudiera completar su trabajo para el Señor.

Jack y yo esperamos una recuperación milagrosa. Eso tenía sentido. Eso empezó con su serie sobre la curación sobrenatural, y luego Jack se enferma gravemente. Solamente tiene sentido que por medio de la fe, el Señor lo curaría de manera sobrenatural. Qué experiencia más maravillosa y edificadora de la fe para nuestros lectores. Los eventos se desarrollan rápidamente. Ningún  otro resultado viene a la mente.

Yo empiezo un ayuno y le pido a nuestros lectores que oren. Decenas de miles responden.

Llega el equipo del hospital de cuidados paliativos y empieza a hablar del poco tiempo que queda. Una realidad diferente empieza a surgir. Jack les dice a los trabajadores de cuidados paliativos lo que le dijo al Señor—que a él le gustaría quedarse un poco más e irse en el rapto con su familia. Y si eso no era posible, a él le gustaría pasar sus últimos días con su familia.

Jack me recuerda que nuestro ministerio ha prosperado todos estos años debido a nuestra fe y oración. Sin importar el resultado, eso siempre será así. Él me dice que el Señor ha usado nuestros dones para Su gloria. El don de enseñanza de Jack siempre ha sido obvio. Yo nunca he estado segura del mío. Él me dice que yo tengo el don de fe y de dar. Yo oro para que eso sea cierto. También oro para tener suficiente fe para sobrepasar todo esto.

Siete días después que llegamos a los Estados Unidos, Jack se va a casa con el Señor para siempre.

Simplemente no hay palabras para poder describir cómo se siente uno al perder al ser amado, al socio y mejor amigo. Permanezco fuerte en el Señor y me sostengo con firmeza en la promesa de que Jack y yo volveremos a abrazarnos una vez más. A pesar de ello, todavía queda el vacío, ese sentimiento de una profunda pérdida, la cual fluye y fluye a través de mis días.

Nuestro hijo ha estado activo en cada aspecto de nuestro ministerio desde que era pequeño. Él conoce bien la preocupación del Señor hacia las viudas y los huérfanos. Cuando regresamos a casa en México, solamente nosotros dos, él me sostiene la mano, llora y pregunta: “Mamá, ¿cómo se siente ahora que eres viuda y yo soy el huérfano?” Yo tropiezo ciegamente para darle una respuesta. Por un lado yo siento todo. Pero luego, no siento nada. Recuerdo las muchas veces que el rey David clamó al Señor en los Salmos. Puedo sentir su angustia y desesperación.

Pero también siento la mano que guía de un Padre amoroso. La gente que servimos aquí en México durante los últimos 10 años, se reúnen a nuestro alrededor. Traen alimentos y comparten abrazos. Se sientan y escuchan. Sentimos el amor de Dios en ellos. Muchos más alrededor del mundo, a quienes hemos servido durante 16 años y nunca hemos conocido, responden de manera similar. Su mensaje es claro—usted continúa haciendo la obra del Señor y nosotros continuaremos apoyándola.

Terminamos el año en quiebra, pero seguros en la palma de Su mano. Recibimos múltiples confirmaciones de nuestros Señor de que continuaremos nuestro trabajo de alcance comunitario y mantener este sitio web. Cada día llagan más visitantes al sitio web y aun aquellos que han estado con nosotros desde el principio, están encontrando nuevas perspectivas por medio de los duraderos artículos de Jack.

Sembrando, esperando y cosechando

Como lo hemos venido haciendo, continuamos expresándole nuestras necesidades solamente al Señor. Jack y yo habíamos soñado comenzar una huerta grande para alimentar a los pobres. Y como siempre, el Señor es fiel. Una persona de la comunidad nos presta una tierra para sembrar hortalizas. Agricultores se presentan para ofrecer su experiencia. El Señor envía dinero para los suministros. Oramos en la tierra antes de empezar a trabajarla. No hay ningún ojo resentido en el grupo. Es un comienzo agridulce.

Todo se coloca en su lugar mejor de lo que habíamos imaginado. La cosecha es abundante. Algunas semanas cosechamos todos los días para estar al día. Toda la comunidad está gozosa. Sembrar, esperar, y cosechar hacen que esos versículos bíblicos acerca de sembrar y cosechar cobren vida como nunca antes (Mateo 13:24; 2 Corintios 9:6; Salmo 126:5).

Podemos continuar con el ministerio del hogar también así como las demás áreas de dar. Continuamos caminando en fe, manteniendo nuestras necesidades ante el Señor.

Se trabaja en el diseño de un nuevo sitio web. Es algo que Jack y yo habíamos estado planeando conjuntamente durante un año antes de su deceso. El sitio web siempre ha sido mi “bebé” mientras Jack trabajaba en estudios bíblicos y contestando preguntas de los lectores.

Pero encuentro que este rediseño es un verdadero reto. Y no por falta de conocimiento o recursos. Es por la falta de mi Jack. Extraño sus palabras de motivación, sus atentos comentarios o solamente el calor de su presencia. Esos sentimientos de vacío todavía se agitan bajo la superficie y golpean sin previo aviso.

Ayuno y oro. Ahora le toca a mi Roca. Yo no puedo hacerlo por mí misma. El sitio web empieza a tomar forma y puedo ver la bendición del Señor en el mismo. Él me ayuda a pasar otro día.

Y aquí estamos ahora, 17 Años en el ministerio. La fidelidad del Señor nos ha sostenido cada día conforme construimos casas para los que no tienen hogar, proveemos para las viudas y los huérfanos, les damos alimentos a los hambrientos, mantenemos otros ministerios y misioneros y compartimos el amor y las provisiones del Dios viviente con los pobres.

Literalmente hemos ayudado a millones de personas a conocer al Señor y Su Palabra a través de este sitio web: que sepan que Él es bueno, que Él cuida de nosotros, que Él contesta nuestras oraciones y, como nos dice el autor de Hebreos 4:16, podemos acercarnos confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para cuando necesitemos ayuda

Hay mucho todavía por hacer, tanto espiritual como físicamente, aquí en nuestra comunidad y alrededor del mundo. Y continuaré, por fe y oración, a utilizar los recursos que el Señor nos envía para ambas cosas.

Tenemos más de 9000 recursos bíblicos en el sitio web. Únanse a mí al usarlos para conocer más y más al Señor y Su Palabra.

Fuente

Share Button
  1. Gracias, no conocía ésta web, y ciertamente es muy muy provechosa.

  2. PuertoMadero says:

    Gracias mi hermanito Isidro por sus valiosos aportes.Dios le bendiga.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)