Jan 18, 2013

Posted by in Uncategorized | 4 Comments

(Conclusión) La historia de Simón y Manjula

Share Button

Conclusión

Bihar es el estado del norte de la India conocido como el cementerio de las misiones. ¡Cómo olvidar los meses de verano que pasé allí con el equipo de Operación Movilización! Nos echaban de las aldeas y nos apedreaban por predicar el evangelio. Eso fue en 1968.

Se comenta que Bihar es una de las regiones menos alcanzadas del mundo, compuesta por aldeas primitivas con 75 millones de habitantes En 1993, EPA comenzó una escuela bíblica misionera en Ranchi, Bihar, para entrenar y enviar misioneros a estas áreas espiritualmente necesitadas.

El hermano Simón Kujur era uno de los jóvenes que asistió. En todas nuestras escuelas, alentamos fuertemente a nuestros alumnos a orar y buscar el rostro de Dios para saber dónde quiere que vayan cuando terminen su entrenamiento. Mientras estudiaba en la escuela bíblica, Simón oró para que el Señor lo guiara a un lugar en donde pudiese alcanzar a los perdidos y plantar al menos una iglesia local. El Señor puso una carga especial en su corazón por un grupo específico en Bihar, y después de su graduación, lo enviaron allí, a servir y alcanzar estas almas por las cuales él había orado.

¡Tres años después ya había establecido cinco iglesias! Todo esto comenzó con la conversión de una mujer llamada Manjula.

Con los años, Manjula había ganado la reputación de una mujer santa en su aldea. Muchos aldeanos la seguían y la buscaban para obtener consejo. Le traían ofrendas y sacrificios porque ella era la sacerdotisa de dos diosas. Tenía una gran reputación por hacer milagros, y hasta causaba enfermedades y muerte a través de sus poderes.

Cuando Simón llegó a esa área, la gente le contó sobre Manjula y lo eficaz que era, con todos sus poderes mágicos y estas fuertes diosas de su lado. Pero después Simón escuchó que hacía tres años que Manjula se había enfermado y estaba totalmente paralizada desde el cuello hacia abajo. Este hermano se dio cuenta de que esta situación era la oportunidad designada por Dios para predicarle el evangelio.

A pesar de que su propia vida corría peligro, Simón fue a vi­sitar a Manjula y le habló del Señor Jesucristo. De camino a su casa, Simón supo más sobre la historia de Manjula. Por sema­nas, se llevaron a cabo muchas pujas (prácticas devocionales en religiones orientales) y rituales de oración para que se sanara. Cientos de sus seguidores obedecían sus instrucciones meticu­losas para pedirle a su diosa favorita en su nombre, pero nada la había sanado. Como se dio cuenta de que debía estar bajo el ataque de espíritus malignos más poderosos de los que ella podía manejar, decidió acerarse a brujos más eficaces para que dirigiesen rituales elaborados que la sanasen. Pero otra vez no hubo liberación ni esperanza.

En esa época Simón llegó allí. Cuando arribó a la casa de Manjula, comenzó a testificarle del Señor Jesucristo. Ella lo es­cuchó atentamente y le dijo: “Durante tres años he tratado de todo para apaciguar a estos dioses enojados. Pero no responden. Ahora estoy confundida y tengo mucho temor”.

Simón le preguntó: “¿Qué harías si Jesús te sanara y restableciera bien?” Sin titubear Manjula contestó: “Si tu Jesús puede sanarme y restablecerme bien, voy a servirle el resto de mi vida”.

Simón le explicó sobre la realidad del amor de Dios y cómo Je­sucristo, el único salvador, la podía librar del pecado y salvarla de la condenación eterna.

Dios en Su misericordia abrió los ojos de Manjula para que viera la verdad. Ella decidió clamar a Jesús para que la perdonara y la salvara. Simón se arrodilló a su lado y oró para que Jesús la sanara. Mientras oraba en voz alta, también oró fervientemente en su corazón: “Señor Jesús, esta puede ser mi única oportuni­dad de ver a toda esta aldea convertirse a Ti. Por favor, Señor, por amor a tu reino, tócala y sánala. Tu Palabra dice que tu trabaja­rás conmigo, confirmando Tu Palabra, y que los milagros serán una señal para que esta gente crea en Ti”.

Mientras el hermano Simón terminaba de orar por Manjula, el poder del Espíritu Santo y la gracia de Dios la tocaron al instante, y fue libre y sana inmediatamente. Al cabo de pocas horas corría y gritaba con gozo: “¡Gracias Jesús!” ¡Gracias Jesús! ¡Gracias Jesús!”

Al escuchar el alboroto, una gran multitud se juntó en frente de la casa de Manjula para ver qué pasaba. Allí estaba, una mujer que había estado paralizada por tres años, completamente sana. Alababa y gritaba el nombre de Jesús con lágrimas en su rostro. Manjula fue la primera persona en la aldea en creer en Jesús.

Las semanas siguientes, más de 20 personas dieron su vida a Cristo y se bautizaron. Manjula abrió su casa para que estos nuevos creyentes vinieran regularmente y adoraran al Señor Je­sucristo. Así como en Hechos 19, cuando comenzó la iglesia de Éfeso, se erradicaron completamente todas las prácticas malig­nas y los rituales, y hubo un nuevo comienzo para esta aldea.

Simón también empezó a predicar el evangelio en las al­deas vecinas, y aún más gente comenzó a acercarse al Señor Jesucristo.

Al escuchar estos acontecimientos, nuestros líderes del cen­tro de entrenamiento le pidieron a Simón que visitara a los misioneros de las regiones cercanas y los ayudaran a estable­cer iglesias. Simón empezó a viajar, y ahora, como resultado de su ministerio, se han plantado más iglesias y se abrieron varias estaciones misioneras nuevas. Simón cree que este es solo el comienzo y que sucederán aún más cosas, con miles en esta área volviéndose al Señor.

No hace mucho, hablé con el líder de Simón y le pregunté: “¿Cuál es el secreto del ministerio de Simón? ¿Qué es lo que causa que el Señor lo use con tanta eficacia?” El líder de Simón respondió: “Hermano K.P., su caso no es una excepción. Muchos de nuestros hermanos en el campo misionero están experimen­tando lo mismo. Este es el tiempo de cosecha”.

Me contó algo de la vida de Simón. Cuando estaba estudiando en nuestra escuela bíblica, se levantaba temprano en la mañana y pasaba por lo menos tres horas con el Señor, orando de rodi­llas y meditando en la Palabra de Dios. Cuando se graduó y fue al campo misionero, no redujo eso, sino que aumentó el tiempo de oración. Simón no cuenta abiertamente estas cosas, sino que va a predicar el evangelio discretamente y con humildad. A tra­vés de su vida, cientos se han vuelto a Cristo.

Hoy, solo en la India, hay aproximadamente 500.000 aldeas que no tienen un testigo cristiano. Además de esto, en países como Bután, Myanmar y Nepal, el subcontinente entero, hay millones de millones esperando que alguien como Simón vaya y lleve la luz del evangelio.

Romanos 10:13-17 dice que si estos millones de almas que están en las tinieblas invocan al Señor Jesucristo, serán salvas. ¿Pero cómo invocarán a Jesús si no creen en Él? ¿Y cómo cree­rán en Jesús si nunca nadie fue a contarles acerca de Él? Y por último, esta pregunta para usted y para mí: ¿Cómo puede ir una persona como Simón si nadie lo envía? Esta es la pregunta que debemos responder.

Hoy, Dios nos llama a ser personas que envían misioneros que están esperando ir a estas aldeas no alcanzadas. Tenemos el pri­vilegio de parte de Dios de relacionar nuestra vida con herma­nos como Simón para ver a nuestra generación conocer al Señor Jesucristo.

Lo aliento a buscar al Señor y ver si Él le está pidiendo que apoye a uno o más de estos misioneros nativos. Si Él pone esto en su corazón, háganos saber su decisión. Recibirá una foto y el testimonio del misionero por el que está orando y al que está apoyando.

Frecuentemente cuesta alrededor de 120 a 210 dólares al mes patrocinar completamente a un misionero nativo, pero con tan poco como 30 dólares al mes, usted puede empezar a apoyar a uno de esto misioneros, enviándolo a una aldea no alcanzada que está esperando escuchar las Buenas Nuevas. A través de sus oraciones y su apoyo, lo puede ayudar a comunicar con eficacia el evangelio y establecer iglesias locales.

Supongamos que usted es uno de los privilegiados en orar y apoyar a Simón Kujur en su servicio en Bihar. ¡Algún día, en la eternidad, se parará frente al trono con Simón, su familia, y jun­to con los miles que han conocido al Señor a través de su vida y su ministerio!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

 

DIOS les bendiga y esperamos de todo corazón que este libro haya sido edificante para ustedes.

* * *

Cómo contactar a Evangelio para Asia.

  • Visitar Evangelio para Asia (Gospel for Asia) en línea en www.gfa.org. O llámenos a una de nuestras oficinas nacio­nales listadas a continuacion:
  • Sitio en Español: http://www.gfa.org/spanish/

Alemania: Postfach 13 60 79603 Rheinfelden (Baden) Teléfono local: 07623 79 74 77 infogermany@gfa.org

Australia: P.O. Box 3587 Village Fair Toowoomba QLD 4350 Teléfono local: 1300 889 339 infoaust@gfa.org

Canadá: 245 King Street E Stoney Creek, ON L8G 1L9 Teléfono gratuito: 1-888-WIN-ASIA infocanada@gfa.org

Corea: P.O. Box 984 Yeouido Seoul 150-609 Teléfono gratuito: (080) 801-0191 infokorea@gfa.org

Estados Unidos: 1800 Golden Trail Court Carrollton, TX 75010 Teléfono gratuito: 1-800-WIN-ASIA info@gfa.org

Nueva Zelanda: PO Box 302580 North Harbour North Shore City 0751 Teléfono local: 0508-918-918 infonz@gfa.org

Reino Unido: PO Box 166, Winterscale House, YORK Y010 5W, Teléfono gratuito: 0800 032 8717 infouk@gfa.org

Sudáfrica: P.O. Box 28880 Sunridge Park Port Elizabeth 6008 Teléfono local: 041 360-0198 infoza@gfa.org

Share Button
  1. Recuerdan lo que hemos leido de éste libro??
    Es triste lo que a continuación leeran:
    – – – – – – –
    Un niño de 7 años de edad, ha sido torturado y asesinado a causa de su fe cristiana en el norte de la India, informa Gospel for Asia.
    El cuerpo del muchacho, identificado únicamente como Anmol, fue encontrado en un estanque de la semana pasada con lesiones impactantes que revelan que fue sometido a torturas antes de ser brutalmente asesinado.

    Desapareció el 17 de noviembre después de asistir a la escuela dominical en una iglesia para creyentes cerca de su casa. Sus padres identificaron el cuerpo, que fue sacado de un estanque, como el de su hijo al día siguiente.

    La familia de Anmol ha sido blanco de persecución desde 2003, cuando su padre, Harish, se convirtió al cristianismo después de ser testigo de la curación milagrosa de su hermano mayor.

    Muchos otros miembros de la familia llegaron a la fe, y Harish era conocido como “uno de los creyentes fuertes” de la iglesia local. Su familia ha recibido múltiples amenazas de violencia e incluso la muerte a causa de sus creencias.

    El niño de 7 años de edad, cuya boca fue amordazada, tenía un corte en el cuello, los dedos de las manos rotos y el rostro cortado y quemado. Fragmentos calientes de carbón o leña también se colocaron en el estómago del menor, provocando quemaduras en su abdomen. Sin embargo, informes de la autopsia indican que la causa final de la muerte, fue por ahogamiento.

    Un funcionario dijo: “Es muy claro que fue brutalmente asesinado… [Fue] torturado de una manera tan inhumana.”
    KP Yohannan, fundador y director internacional de Gospel for Asia (GFA), dijo: “Es impensable que esto pasara a un niño como éste.

    “La persecución contra los cristianos es un asunto en curso que vemos sucediendo cada semana. De hecho, se ha incrementado en un 400% en los últimos años, pero la muerte de un niño como este, es algo inaudito. En esta horrible tragedia, solo encontramos fortaleza y esperanza en Jesús”.
    Los miembros del equipo Evangelio en Asia están con la familia, proporcionando comodidad y apoyo en momentos de duelo.

    Alrededor de 200 creyentes se reunieron para el funeral del pequeño, el 19 de noviembre, incluyendo un pastor GFA apoyador local.

    “Ver el lamento de la gente y los padres era verdaderamente desgarrador”, comentó un reportero.
    “Realmente fue un incidente doloroso e intolerable.”

    El asesinato de Anmol viene a raíz de las advertencias de persecución y violencia contra los cristianos que está aumentando en la India, donde muchos estados tienen leyes discriminatorias que limitan Iglesias y amenazan cristianos conversos con penas de cárcel de hasta tres años.
    Gospel for Asia está llamando a la oración por la familia de Anmol, para que sus perseguidores lleguen a conocer el amor de Cristo, y por la protección de todos los creyentes en la India.

    Impacto Evangelístico

    • PuertoMadero says:

      Una noticia muy dolorosa mi hermano , este mundo es realmente un infierno.

      • Es triste hermanita mia, muy triste saber como el diablo actúa cegando la mente de las personas.
        Mas duele saber que unos “seres humanos” salvajemente han terminado con la vida de un niño indefenso de 7 años que empezaba a vivir.
        No quiero ni pensar los momentos de angustia y desesperación que sufrió, se me entristece hasta el alma que haya gente con tan pocos escrupulos.
        DIOS se apiade de ellos y tenga misericordia de todos.

  2. Amados en cristo acabo de escuchar en youtube a un tal Horacio Londner seguidor de el famoso y diabolico Maitreya….diciendo que Jesús habia skdo discipulo de este tsl maitreya…..por favor hasta donde llega la mentira y el engaño…..uf es evidente que pronto tenemos que partir con cristo pq el inicuo esta deseperado por emerger….dios les bendiga y guarde a todos mis amados en nuestro único señor jesuscristo…Amén!

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)