Jul 19, 2010

Posted by in Uncategorized | 0 Comentarios

Detectan nueva fuga de petróleo y metano en el pozo sellado por BP

Share Button

Publicado el Julio 18, 2010 por PoKaMa


Temor por nueva fuga cerca del pozo averiado







Las autoridades están preocupadas porque se ha detectado gas metano cerca del pozo


El Gobierno de Estados Unidos solicitó a la petrolera British Petroleum un informe urgente sobre una posible fuga y otras “anomalías” detectadas cerca del pozo Macondo que se dañó en abril y provocó un derrame de crudo en el Golfo de México.


Pese a que la compañía británica anunció el pasado jueves que se logró contener la filtración de petróleo por primera vez desde que comenzó el derrame hace tres meses mediante la colocación de una campana de contención, las autoridades estadounidenses están preocupadas porque se ha detectado gas metano cerca del pozo accidentado.


El funcionario del gobierno de Estados Unidos encargado de la limpieza del derrame, el almirante Thad Allen, pidió en una carta a BP que prepare un plan para la reapertura del sellado del pozo si se comprueba que existen filtraciones en el lecho marino.


“Ordeno que me suministren un procedimiento por escrito para la reapertura de la válvula de contención lo más rápidamente posible (…) en caso de que se confirme la filtración de hidrocarburos cerca de la boca del pozo”, indicó el almirante en su carta a la petrolera británica.


La nueva filtración fue detectada por ingenieros que vigilan el pozo.


Por su parte, algunos científicos creen que la campana de contención está impulsando el crudo a otras zonas y que se podrían producir mayores filtraciones a largo plazo. (1)


Permanece la campana de contención


BP aún no ha emitido ninguna respuesta a esta petición de las autoridades de EE.UU.


BP anunció el jueves que el petróleo dejó de fluir


Thad Allen, el almirante al frente de la respuesta del Gobierno al derrame en el Golfo, envió esta noche una carta al director general de BP, Robert Dudley, en la que señala que es “primordial” el observar el suelo marino tras la detección de la fuga cerca del pozo así como “anomalías no determinadas” en la cabeza del mismo.


La carta pide a BP que notifique al Gobierno cualquier fuga en el plazo de cuatro horas de su detección.


Allen dijo hoy que los niveles de presión son inferiores a lo previsto e indicó que es necesario trabajo adicional para entender los motivos.


Mencionó que la actual situación puede obedecer o bien a la disminución de las existencias de crudo en el pozo (PoKaMa: algo que podría descartarse porque se ha visto fluido de petróleo y metano) o bien a potenciales fugas debido a algún daño en la estructura del manantial.


El temor del Gobierno es que el taponado pueda provocar que el petróleo fluya por otros puntos si la estructura del pozo es frágil. (2)


El derrame que siguió ha afectado cientos de kilómetros de costas a lo largo del Golfo de México, causando serias consecuencias a la economía de la región que dependen del turismo y la pesca.


BP estimó que el costo de lidiar con el desastre está en más de US$3.500 millones. Ya ha pagado más de US$200 millones a 32.000 demandantes.




La corresponsal de la BBC en Louisiana, Laura Trevelyan, explicó que en la zona, pese a que todavía no está permitida la pesca en la zona, los turistas están empezando a regresar a las playas del Golfo de México. (1)





























Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)