Oct 18, 2015

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 14 Comments

El pueblo judío necesita tus plegarias.

Share Button
“¿Puedes creer lo que está pasando en Israel?”, me preguntó mi madre cuando la llamé en medio de la festividad de Sucot. Sentí que mi corazón se detuvo, me faltó el aliento. Yo no estaba al tanto de las noticias en lo absoluto. Mi casa estaba llena de invitados; niños corriendo arriba y abajo por las escaleras y las bandejas de comida que entraban y salían de la sucá. Y la verdad es que no pude contenerme y decir: “No me digas. No quiero saber”, dado que una parte de mí realmente no quería escuchar lo que había sucedido.


Justo en ese momento mi hijo más pequeño corrió hacia la habitación y tiró de mi falda. “Ima, abrázame”. Se frotó los ojos mientras yo lo cogía en mis brazos y rápidamente la llamada de teléfono se dirigió hacia una dirección diferente. Pero después de decir el Shemá con él y acostarlo en su cama, me obligué a ir a mi oficina. Me senté en mi escritorio y mientras el animado bullicio de mis invitados hacía eco desde abajo, abrí las noticias. Los titulares parecían pesadillas, uno tras otro. Un padre y una madre fueron asesinados a tiros en su coche mientras sus hijos observaban con impotencia desde el asiento trasero. Un padre fue asesinado cuando se dirigía a rezar en el Muro occidental. Su mujer fue apuñalada. Su hija de dos años de edad recibió un disparo en la pierna. Y el hombre que salió de su departamento para ayudarlos fue asesinado también. Cerré los ojos y escuché que alguien gritaba mi nombre desde la planta baja.


“Ima, ¿queda un poco de café de avellanas?, Ima, ¿dónde estás?”. Miré los nombres de los heridos y oí mi nombre desde la cocina por segunda vez. Por tercera vez.
“¡Ima!”. Y entonces “¿Alguien sabe dónde fue Ima?”. Apagué mi computador. Cerré la puerta de mi oficina. ¿Qué puedo hacer yo de todos modos?, pensé. Puedo rezar, pero todo el mundo está rezando por las víctimas, por la situación, por los espantosos titulares que empeoran cada día. ¿Por qué mis rezos harían una diferencia? Bajé las escaleras y me sumergí en la tranquilizante compañía de los huéspedes buscando café con sabor a avellanas, de los niños comiendo brownies y jugando a las cartas dentro de la sucá, de una vida tan lejana al temor creciente que aumentaba poco a poco en cada esquina de Israel.

Pero mientras buscaba el café de avellanas en los gabinetes, me dolía el corazón. Por cada judío que había sido herido. Por las vidas inocentes que habían sido cortadas cruelmente. Por los niños que ahora eran huérfanos. Por los padres y hermanos y amigos desgarrados por el dolor. Por el temor que se abría camino a través de nuestra querida Tierra.

Durante los próximos días, había correos electrónicos y mensajes de texto en mi teléfono para decir salmos, o rezar por Israel. Y los titulares continuaban llegando: Más ataques punzantes. Tel Aviv; Afula; Jerusalem. Calles por las cuales yo había caminado tantas veces con mis hijos. Los lugares que yo siempre había considerado a salvo ahora estaban cubiertos de sangre. Pero no puedo hacer nada, pensé de nuevo para mí misma. Yo no vivo allí. Y hay tanto que hacer en este momento. No puedo pensar en eso ahora.

Pero todo lo que hice durante esos días, estuvo como cubierto por una sombra gris. Los paseos que hicimos. La comida que cociné. Y todo se sentía mucho más pesado, como atrapado debajo de un dolor turbio no expresado, porque yo ni siquiera estaba rezando. Yo estaba confiando en que alguien más lo hiciera por mí. Que alguien más pronunciara las palabras. Pidiera ayuda. Y luego, de repente, pensé en el ‘efecto espectador’, cuando todos asumen que alguien más saldrá al rescate. Alguien más llamará a los bomberos. Alguien más llamará a la policía. Alguien más ayudará al niño perdido. Y mientras yo recogía una de mis decoraciones de la sucá que se había caído, que por casualidad era un círculo de espejo con las palabras: “Salva a Tu nación y bendice a Tu heredad”, vi mi reflejo. Y sostuve ese espejo en mis manos, viendo mis lágrimas caer como gotas de lluvia desde arriba. Y entonces lo puse con cuidado sobre la mesa, cerré mis ojos y comencé a rezar.

Y entonces entendí que el efecto espectador no sólo ocurre en el mundo físico. Es algo que ocurre también en el plano espiritual. Nos olvidamos de que cada uno de nuestros rezos cuenta. Nos olvidamos de que cada una de nuestras lágrimas ayuda. Nos olvidamos de lo mucho que se necesita cada judío, todos y cada uno de nosotros. Hay algo que puedes hacer. Puedes rezar. Y no hay rezo que sea como tu rezo. No hay lágrimas como tus lágrimas. La nación judía desesperada te necesita ahora. Y nadie más puede tomar tu lugar.

No importa dónde vivas. Cada judío debe rezar por, defender y apoyar a Israel. Donar dinero para ayudar a las víctimas. Hablar en contra de los reportes sesgados que retratan a Israel como un agresor, mientras que nuestro pueblo es atacado en cada esquina. Los titulares siguen llegando. No te quedes mirando mientras otro judío sufre. Habla ahora. Actúa ahora. Reza ahora. No seas un ‘espectador espiritual’.


Israel necesita que cada judío ayude, rece y se preocupe. “Salva a Tu nación y bendice a Tu heredad”. Toma el espejo y ve a la persona sin la cual la nación judía no puede existir. Esa persona eres tú.

Artículo copiado de: http://www.estadodeisrael.com/2015/10/el-pueblo-judio-necesita-tus-plegarias.html
© estadodeisrael.com

Share Button
  1. “Orad por la paz de Jerusalen.
    Sean prosperados los que te aman.”

    Salmo 122:6

  2. Saludos bendito Padre escucha por favor nuestra oración, perdona nuestras iniquidades, y sostén con tu diestra a tu amando pueblo Israel, por favor Padre en el poderoso nombre de nuestro amado Señor Jesucristo que dio su vida por nosotros, escucha nuestro clamor por tu pueblo y por tu Iglesia, no nos abandones, ayudanos tu palabra dice

    Salmo 144

    Bendito sea Jehová, mi roca,
    Quien adiestra mis manos para la batalla,
    Y mis dedos para la guerra;
    2 Misericordia mía y mi castillo,
    Fortaleza mía y mi libertador,
    Escudo mío, en quien he confiado;
    El que sujeta a mi pueblo debajo de mí.
    3 Oh Jehová, ¿qué es el hombre, para que en él pienses,
    O el hijo de hombre, para que lo estimes?
    4 El hombre es semejante a la vanidad;
    Sus días son como la sombra que pasa.
    5 Oh Jehová, inclina tus cielos y desciende;
    Toca los montes, y humeen.
    6 Despide relámpagos y disípalos,
    Envía tus saetas y túrbalos.
    7 Envía tu mano desde lo alto;
    Redímeme, y sácame de las muchas aguas,
    De la mano de los hombres extraños,
    8 Cuya boca habla vanidad,
    Y cuya diestra es diestra de mentira.
    9 Oh Dios, a ti cantaré cántico nuevo;
    Con salterio, con decacordio cantaré a ti.
    10 Tú, el que da victoria a los reyes,
    El que rescata de maligna espada a David su siervo.
    11 Rescátame, y líbrame de la mano de los hombres extraños,
    Cuya boca habla vanidad,
    Y cuya diestra es diestra de mentira.
    12 Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud,
    Nuestras hijas como esquinas labradas como las de un palacio;
    13 Nuestros graneros llenos, provistos de toda suerte de grano;
    Nuestros ganados, que se multipliquen a millares y decenas de millares en nuestros campos;
    14 Nuestros bueyes estén fuertes para el trabajo;
    No tengamos asalto, ni que hacer salida,
    Ni grito de alarma en nuestras plazas.
    15 Bienaventurado el pueblo que tiene esto;
    Bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehová.

  3. Norma R T says:

    Oramos a diario por el pueblo de Israel y por la paz de Jerusalen.

  4. Asi es hermanos que se siga corriendo la voz porque Israel necesita urgentemente nuestras oraciones en estos tiempos mas que nunca. Que Dios les bendiga grandemente..

  5. Amé, amén.

    La responsabilidad diaria es de cada uno de nosotros que debemos estar orando por Israel; está establecido “orad por la paz de Jerusalem” y sean esparcidos sus enemigos

    6 Pedid por la paz de Jerusalén;
    Sean prosperados los que te aman.
     7 Sea la paz dentro de tus muros,
    Y el descanso dentro de tus palacios.
     8 Por amor de mis hermanos y mis compañeros
    Diré yo: La paz sea contigo.
     9 Por amor a la casa de Jehová nuestro Dios
    Buscaré tu bien. (Salmo 122:6-9)

  6. Luisa Teran Bromley says:

    Amen! nuestra oracion por la iglesia y por Israel debe estar siempre activa!

    Cristo viene!

  7. ESTIMADOS, ES LA MISMA ANGUSTIA QUE SENTI EN EL SUEÑO QUE EL SEÑOR ME DIO EL PASADO 11 DE OCTUBRE QUE SE PUBLICO BAJO EL NOMBRE DE “ATAQUE”. UNA ANGUSTIA DE SENTIRSE TOTALMENTE IMPOTENTE ANTE TAL NIVEL DE ODIOSIDAD.

  8. Saul Calixto says:

    Oh …israel bendito …tu Dios te guardará A sus ángeles mandara cerca de ti que te guarde en todos tus caminos de bajó de sus a las estarás seguro. Con sus plumas te cubrirá. …oh israel no se adormecer a el Qué te guarda de día y de noche. …Su nombre Jehova tu Dios. …porque él gran yo soy está con tigo y peleará por ti Jacob …no temas se valiente. ..bendito seas en el nombre de tu salvador jesus cristo …..mí salvador. …s.a.c…….

  9. Desde antes que se dieran los primeros ataques, desde las 3 lunas rojas que ya pasaron,El señor ha puesto en nuestro corazon un amor y compasion por nuestra amada Jerusalem y nuestros hermanos judios que estan alla, pidamosle al Señor todos los dias por su pueblo amado, porque todos somos un mismo redil, Todos los dias, el señor escucha todas nuestras oraciones en CristoJesus todas son SI y AMEN.

  10. P. Santiago says:

    PROVOCACION DIRECTA POR LA ENESIMA VEZ, AL SEÑOR.

    LEAN ESTE ARTICULO. EL VOTO SE HACE ESTE MIERCOLES.

    La UNESCO votará si el Muro de los Lamentos formará parte de la Mezquita Al Aksa

    19.10.2015 16:20 |

    La UNESCO votará si el Muro de los Lamentos formará parte de la Mezquita Al Aksa

    Ver más imágenes»

    Itongadol/AJN.- Israel se encuentra trabajando para frustrar la resolución de la UNESCO que busca declarar que el Muro de los Lamentos- el lugar más sagrado para el judaísmo – pase a formar parte del territorio de la Mezquita Al Aksa. La petición se votará este miércoles durante la reunión del Consejo Ejecutivo de la UNESCO en París.

    El embajador de Israel para la UNESCO, Carmel Shama HaCohen, afirmó que “la resolución trata de ‘islamizar’ el sitio sagrado tanto para los judíos como para los musulmanes”.

    Además, el escrito de seis páginas, presentado por la Autoridad Palestina a través de Egipto, Túnez, Argelia, Marruecos, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidas al Consejo Ejecutivo de la UNESCO, condena “las acciones de Israel en Jerusalem, la Margen Occidental y Gaza”.

    La resolución, sin embargo, no menciona la conexión histórica del judaísmo con Jerusalem, que data de los tiempos bíblicos. Tampoco hace referencia al Monte del Templo o al Muro de los Lamentos, que forma parte del Segundo Templo antes de que lo destruyeran hace 2.000 años.

    En el pasado, la Organización Científica, Cultural y Educativa de las Naciones Unidas aprobó resoluciones que condenaban las acciones israelíes en Jerusalem, pero ninguno de estos textos prometía reclasificar al Muro de los Lamentos como patrimonio musulmán.

    Los Palestinos esperan contar con la mayoría automática, debido a la aprobación que tienen de parte de los 58 estados miembro del Consejo Ejecutivo de la UNESCO.

    “Ese apoyo no se extiende para reclasificar el Muro de los Lamentos como sitio musulmán”, expresó HaCohen. “Desconectar al pueblo judío del Muro de los Lamentos es el colmo, incluso para las naciones que son, en gran parte, anti Israel”, agregó.

    “Además del tema de esta propuesta, la resolución que condena las acciones de Israel en el Monte del Templo solo inflamarán la pasión sobre este asunto y traerá más derramamiento de sangre”, manifestó.

    “Si la UNESCO dictamina que Israel está dañando a los musulmanes, solo agregará más combustible al fuego”, concluyó HaCohen y advirtió que ambos lados pagarán esta decisión con sangre”.

  11. D. Vasquez says:

    Amados Dios Santo, Santo, Santo les bendiga, en nombre de Jesucristo el Cordero Santo su hijo amado:

    Cada vez que me hinco a orar, llega a mi el deseo o impulso de orar y pedir por el pueblo de Israel.

    Cuando pidas por el pueblo de Israel, di:
    Padre Yo te pido por tu Israel….
    Cuando pidas por la Iglesia di:
    Jesucristo yo te pido por tu Iglesia….

    Porque hay muchos que usurpan, dicen ser y no lo son.

    Se que El Eterno lo sabe, pero en nuestras oraciones debemos ser específicos, claros, concisos, directos.

    Sentí que debía compartir.

  12. Israel es la tierra de mi Padre Eterno y oro por ella..

Leave a Reply