Jun 14, 2016

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 7 Comments

Esfuerzos EXTRAORDINARIOS Nos Llevan a Premios Extraordinarios

Share Button

Por Raúl Marroquín

El cansancio puede ser emocional, físico o mental. El cansancio es enemigo del éxito, así que debemos renovar nuestras fuerzas para poder terminar lo que empezamos. Una carrera no es nada si no hay corredores. Pero en ocasiones, no queremos seguir, pues hemos tenido decepciones, tropiezos y nos cansamos. A menudo, empieza con un cansancio emocional o mental y se convierte en un cansancio físico.

Todos nos cansamos. Sólo el que no corre, no se cansa. Es importante que terminemos lo que empezamos, pues el que no termina no tiene premio; no existe un premio de consolación. No importa cuánto nos cansemos en la vida, si nos agotamos al máximo, pero no terminamos, no obtenemos el premio. ¡Debemos terminar para ganar!

Si a un deportista se le acaba el aire y para de repente, se acalambra. Parar no funciona para el cansancio físico, y tampoco para el emocional y mental. No podemos poner pausa a nuestra vida. No paremos, si no que busquemos el segundo aire. Esto no soluciona el problema, pero podremos continuar hasta finalizar.

La Palabra de Dios nos inspira a un segundo nivel para terminar. En ocasiones, nos cansamos de hacer el bien, y bajamos el paso, pero recordemos que los esfuerzos extraordinarios nos llevan a premios extraordinarios. Necesitamos un antídoto para ese cansancio, y es seguir adelante. Algunos optan por cambiar de carrera, pero esa no es la solución, pues no terminan ni una ni la otra, y no obtienen ningún premio, sino solamente una gran frustración y cansancio.

Nuestro éxito bendice a otros

Hebreos 12:3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

Recuerde que su éxito puede bendecir a otros; entonces viene una motivación para seguir adelante; le garantizo que Dios le puede dar su segundo aire. Correr con Jesús es más fácil. Un segundo esfuerzo es la oportunidad para alcanzar la meta. El éxito de Jesús al terminar su misión, nos dio una oportunidad para que lo tengamos en nuestro corazón. Lo que tú alcances va a bendecir a la gente a tu alrededor.

2 Corintios 4:1 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.

¡No desfallezcamos, Dios está con nosotros!

Filipenses 3:12-15 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

No te detengas

No puede parar sólo porque está cansado; el problema o enemigo no para, sino que aprovecha esa oportunidad para ganarle. Correr la carrera con Jesús le va a permitir no desmayar. Pablo estuvo en la cárcel por predicar el evangelio, y estando ahí, empezó a escribir cartas para motivar a la gente de afuera. Debemos interceder unos por otros para no perder el ánimo. Orando e intercediendo va a encontrar su segundo ánimo.

2 Tesalonicenses 3:13 Vosotros, hermanos, no os canséis de hacer bien.

Gálatas 6:7-10 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Dios no puede ser burlado. Si usted ha sembrado lo bueno, ha estado en santidad, va a cambiar de corrupción a vida.

Mateo 11:28-29 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

No hay nada más fuerte para el cansancio emocional o mental que sufrir por hacer el bien. Si se siente cansado, lo primero que tiene que hacer es aceptar que no es el único y que necesita de las fuerzas del Señor. Luego preséntese delante de Dios, pidiendo un descanso, un segundo aire. ¡Debemos presentarnos con una buena actitud ante el Señor, para que El renueve nuestras fuerzas!

Fuente

Share Button
  1. Erix Manzano says:

    Muy bueno el comentario y reflexión, creo que todos lo necesitamos en algún momento.
    Gracias por compartirlo.

  2. Este posteo fué exactamente lo que necesitaba. Creo que Dios puso este posteo aquí. MUCHAS GRACIAS.

    En este momento estoy estudiando para un exámen, que es parte de un concurso, para un ascenso en mi trabajo. El premio es grande.

    Y la verdad es que no quiero, estoy cansado de estudiar y esforzarme por cosas perecederas de este mundo. Es una tortura tener que seguir “aprendiendo” cosas que han de perecer pronto… y tener que hacer todo este esfuerzo inútil por dinero.

    Pero estoy enredado en esto, porque desde el principio creí que EL SEÑOR quiso que yo esté en esta situación… otra vez.

    Por lo tanto, estuve quejándome mucho porque estoy harto… pero este posteo lo recibo como un mensaje.

    Continúo ahora con fortaleza renovada.

    GRACIAS.

    • Bendiciones Daniel.
      Esperemos que todo salga de acuerdo a SU perfecta voluntad.
      Dios le guarde.

      • Hermano Daniel, bendiciones a su vida, cuanta sinceridad y cuanta verdad encierran sus palabras, porque la palabra de Dios dice, que todo por lo que nos afanamos en este mundo habrá sido para el viento, que las riquezas se harán Águilas y volaran, que todo está destinado a perecer, que la herencia que poseemos es indestructible, inmarchitable e incontaminable, pero está destinada en los cielos, por eso Salomón sabía que lo único de valor eterno que podemos adquirir aquí, es nuestra salvación, saber todo esto es muy liberador, pero, al mismo tiempo, también sabemos por boca del Señor que la siembra y la cosecha van a continuar hasta el día final, esto es en lo natural y lo espiritual, por tanto la única razón, de estar aquí es y será para conocer a nuestro Rey y Señor Jesucristo, como el tesoro más grande jamás adquirido, como esa perla de gran valor, como esa posesion que abarca y colma nuestros más profundos anhelos, como la razón única y preciada para existir.

        Gracias mi hermano por su comentario y también a nuestro querido hermano Isidro, por qué siempre hace aportes para mantenernos enfocados y apercibidos, guardemos la fe en la verdad que nos ha sido revelada y perseveremos en ella, porque los tiempos se han acortado. Maranatha.

  3. En Su Palabra says:

    Dios hablando en el momento más necesario…su consuelo y su fuerza.
    Jesus nos dice: sigue batallando por mi causa que Yo levanto tus brazos, Yo estoy contigo
    El poderoso de Israel.
    Aleluya!!!.

  4. Gracias. Un examen será mañana a la tarde y el resultado final será dentro de 1 o 2 meses, por tanto hermanos, no se enterarán de lo que ocurrió luego.

    Lo cierto es que, creo, El Señor levantará una iglesia gloriosa antes del rapto, que dará gran testimonio, y este es el momento.

    No es el dinero lo importante, sino que a muchos de los suyos EL pondrá en determinados lugares para dar testimonio.

    Además, otro elemento es que Jesus proveerá el flujo de dinero necesario para las obras el EL tiene planificado en los últimos tiempos (diezmos y ofrendas). Por tanto, es probable que EL quiera que yo concurse ese puesto… por eso sigo.

    Por lo tanto: creo que este posteo fué muy oportuno. GRACIAS. Sepan que el Señor tiene preparado grandes cosas para el último avivamiento antes de partir a casa.

    ABRAZOS. GRACIAS.

  5. Norma R T says:

    Tremendo como Dios usa esta refleccion para hablarnos. Esta es la segunda vez en este dia que Dios me ha hablado relacionado con tomar animo. Fuerza y fortaleza para todos de parte de Dios. Bendiciones.

Leave a Reply