Sep 23, 2015

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 0 Comentarios

Israel se vuelve a conectar con el mundo tras el Yom Kipur

Share Button

Israel se vuelve a conectar con el mundo tras el Yom Kipur

.

http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Diplomacia/67324/

.

 

pic

 

 

.

Israel se desconectó del resto del mundo, con el cierre de fronteras y la suspensión de todo el transporte público y de las emisiones por televisión y radio, para permitir a su población judía acercarse al Eterno en la que es la jornada más sagrada de su calendario, el Yom Kipur.

Las calles de la parte oeste de Jerusalén se vaciaron de coches al caer el sol, un momento en el que los creyentes salieron de sus casas de un impecable blanco para acudir en masa a las sinagogas, donde permanecieron gran parte de la jornada sagrada.

“Para mí el día de Yom Kipur es un día entre yo y Dios, en primer lugar le pediré perdón por todo lo que he hecho mal con él, y después al resto de personas a las que he podido agraviar”, dijo a Gabriel Hod, de 40 años, camino de una sinagoga en el barrio de Arnona, en el sureste de la ciudad.

Con un libro de oraciones en mano, y tocado con la tradicional kipá (solideo) -que a diferencia de otros creyentes él no suele llevar el resto del año-, destaca que este es un día para “limpiar el alma” y “tratar de sentirse satisfecho” por las buenas acciones que uno ha hecho, y oportunidad para “corregir las que no han sido buenas”.

Y es que el denominado “Sábado de sábados”, por la santidad que la biblia atribuye a este día, el Yom Kipur es la jornada de reflexión por excelencia del calendario hebreo, el día de expiación en el que de la forma más humilde posible los creyentes apelan a la clemencia divina para que, el año que

viene, sean inscritos en el libro de la vida.Con el blanco como color dominante hasta en los solideos, y con calzado de lona, los más observantes entraron en las sinagogas para una prolongada jornada de rezos de casi 26 horas, y de ella sólo salieron para dormir y para un breve respiro de dos horas, el miércoles, al mediodía.

“Yom Kipur es un día especial. La sinagoga está repleta. Toda la comunidad viene a las oraciones, esa es su belleza, muestra la unión de todo el pueblo de Israel”, explica Hod, quien también hizo el preceptivo ayuno de 26 horas.

Horas antes, se anunció el cierre del aeropuerto y la suspensión de vuelos hasta hoy, miércoles a las 23.00 hora local, y los canales de televisión y radio dejaron de emitir su señal.

Una curiosa tradición que se remonta a los primeros días del Estado de Israel en 1948, cuando por consenso todos los líderes políticos, incluso los más laicos, admitieron esta paralización completa del país una vez al año.

Para los laicos y menos observantes el Yom Kipur no deja de ser un día especial, que aprovechan para dedicar a la familia y salir en bicicleta con los niños a las desérticas carreteras.

La jornada se celebra este año bajo excepcionales medidas de seguridad debido a la ola de violencia en la zona en las últimas semanas, originada en la ya histórica agresión de los palestinos hacia los israelíes en el Monte del Templo, llamado así por haber albergado el bíblico templo hace dos mil años.

Las visitas corrientes de judíos y turistas, a ese recinto, donde se encuentra la mezquita de Al Aqsa, desencadenó numerosos ataques de palestinos contra la policía en la ciudad santa y alrededor de ella. Aurora y EFE

 

Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)