Dec 29, 2015

Posted by in Uncategorized | 0 Comentarios

Jovencito experimenta la muerte, pero: Ve a Jesús y resucita

Share Button

Jovencito experimenta la muerte, pero: Ve a Jesús y resucita 

joven muerto

FORT WORTH, TEXAS – Un adolescente de Texas afirma que vio a Jesús segundos antes de que lo revivieran. Zack Clements, de 17 años de edad, se derrumbó la semana pasada mientras corría durante la clase de educación física en el Victory Life Academy en Brownwood, Texas. El joven fue llevado al hospital donde los médicos trabajaron para reanimarlo.

28B6C0CD00000578-0-image-m-35_1431697702345Clements fue traslado al hospital sin un latido de corazón durante 20 minutos, según publica CBS Dallas / Fort Worth y DailyMail.

Finalmente, fue trasladado en helicóptero al Hospital de Cook Children en Fort Worth en el que no se despertaría hasta hace pocos días.

Mientras su rápida recuperación ha sido difícil de creer, la historia que él cuenta es igualmente de impresionante.

 

“Cuando yo estuve fuera esos 20 minutos, vi a un hombre que tenía el pelo largo rizado y tipo de barba espesa, y no me tomó mucho tiempo para darme cuenta de que ese era Jesús”, dijo Clements.

La familia de Clements está convencida de que lo ocurrido fue un milagro. “Me acerqué a él y él puso su mano en mi hombro y me dijo que todo iba a estar bien y que no me preocupara”, dijo.

El padre del joven, Billy Clements, dijo que sabe que es una historia difícil de creer, pero es lo único que tiene sentido.

“Para que despierte y nos diga algo que él experimentó así. Es sólo algo que no se puede explicar. No es humanamente posible explicarlo”, dijo Billy Clements.

http://www.cristovienenoticias.com/jovencito-experimenta-la-muerte-pero-ve-a-jesus-y-resucita/

.

People Exclusive

Meet the Texas Teen Who Says He Saw Jesus When He Was Dead for 20 Minutes

05/22/2015 AT 11:40 AM EDT

For 20 minutes on Tuesday, May 5, the day he turned 17, Zack Clements was clinically dead.

Today he is alive with no apparent lasting effects from his ordeal.

But that’s not even the most amazing part of his story.

When he regained consciousness three days later at Children’s Medical Centerin Fort Worth, Texas, Zack told his parents that he’d seen a man with a thick beard, blue eyes and long, ruffled hair, surrounded by angels.

“I realized it was Jesus,” Zack, 17, of Brownwood, Texas, tells PEOPLE exclusively, taking a break from playing video games at home after his second day back at school since he was released from the hospital.

“He put his hand on my shoulder and told me that everything was going to be all right,” he says. “It made me feel like someone was watching over me and I was going to get through it. Since it happened, I feel like I’m a stronger person.”

The Clements were so astounded by Zack’s revelation that Teresa videotaped her son recalling what he saw.

“He said that he saw a line of angels and in the middle was the prettiest one of all – Jesus,” says Teresa, 39.

The family has been inundated with calls and comments – pro and con – since Zack went public with his revelation in a local TV interview.

“We’ve had people say he’s lying, or that we gave him a pill before school that day so it would look like he’d gone into cardiac arrest,” says Billy Clements, 40, who works for an oil-rig company.

“People can argue science and logic, but they can’t argue somebody’s personal experience,” he says. “They can’t take that away from Zack.”

A Miracle in the Making

Football endurance training had just started after school on May 5 when, with no warning, Zack collapsed on the Warriors’ football field next to several of his friends.

For 20 minutes, classmates, a coach and a paramedic crew performed CPR to revive him.

“The situation was one of the gravest I’d seen,” says Gary Bay, who is principal of the Christian high school and used to work on a volunteer ambulance crew.

“If everyone hadn’t worked on him as quickly and efficiently as they did, I’m not sure he would have made it,” he says.

Doctors told Zack’s parents that the prognosis was grim.

“For 20 minutes, he was legally dead,” Dr. Lisa Roten, 49, a cardiologist who helped care for Zack, confirms to PEOPLE.

“We were worried he may have suffered irreversible brain damage,” she says.

Once his heart resumed beating on its own, doctors put Zack into a medically induced coma, lowering his body temperature to help his brain recover from the trauma.

Roten and the rest of the medical team were astonished when Zack awakened several days later and was fully aware of his surroundings.

The teen’s heart failed, Roten says, due to a rhythm problem, inflammation and a slightly abnormal coronary artery.

“He is very lucky,” she says. “So often, people remain in a coma after something like this and don’t wake up.”

As for Zack’s Jesus story, Roten says she believes him.

“As a society, we don’t like to look at what’s going to happen to us after we die,” she says.

“It’s an uncomfortable thing,” she says. “But somebody who is not clinically dead or has not been in that state cannot say what Zack did or did not see. He is somebody who, for 20 minutes, didn’t have a heartbeat.”

A Grateful Family

Two and a half weeks later, the Clements are preparing to host a belated birthday party for Zack in June, with an open invitation to everyone who came together to save the lanky teen’s life.

“It’s a miracle – there’s no other word,” says Teresa, a receptionist.

“Everyone is just amazed that he made it,” she says. “His doctors told me they normally don’t work on people for that long. After a certain amount of time, if they don’t have a pulse, they call it.”

Now back to his normal school routine, except for sports (further tests will be needed before he gets clearance), Zack wears a defibrillator vest that will deliver a shock if it detects a life-threatening heart rhythm.

And Zack believes that what he saw during the 20 minutes he was clinically dead is one reason he’ll be able to blow out 17 candles on his birthday cake.

“I’m just really thankful to everybody who pulled together to help me that day,” he says.

“It’s kind of overwhelming,” he says. “I guess you could say that the whole experience has made me a more humble person. I’m happy to be here.”

.

TRADUCCION GOOGLE:

Gente Exclusiva
Conoce a la adolescente de Texas Quién dice que vio a Jesús cuando fue muerto durante 20 minutos
10.7k
Opciones SHARESSharing 355 CommentsSUBSCRIBE EMPRESA

Facebook
Gorjeo
Por Cathy GRATIScathyjfree 05/22/2015 a las 11:40 am EDT
Durante 20 minutos el martes 5 de mayo, el día que cumplió 17, Zack Clements fue clínicamente muerto.

Hoy él está vivo sin efectos aparentes de duración de su terrible experiencia.

Pero eso no es ni siquiera la parte más increíble de su historia.

Cuando recobró el conocimiento tres días después en la Infancia Medical Center en Fort Worth, Texas, Zack dijo a sus padres que había visto a un hombre con una barba espesa, ojos azules y el pelo largo y rizado, rodeada de ángeles.

“Me di cuenta que era Jesús,” Zack, 17, de Brownwood, Texas, dice a la gente exclusivamente, tomando un descanso de jugar juegos de video en casa después de su segundo día de regreso a la escuela desde que fue dado de alta del hospital.

“Puso su mano en mi hombro y me dijo que todo iba a estar bien”, dice. “Me hizo sentir como si alguien estaba mirando por encima de mí y me iba a conseguir a través de él. Desde que pasó, me siento como si yo fuera una persona más fuerte.”

El Clements eran tan asombrado por la revelación de que Zack Teresa grabó su hijo recordando lo que vio.

“Él dijo que vio una fila de ángeles y en el medio era el más bonito de todos – Jesús”, dice Teresa, de 39 años.

La familia ha sido inundado con llamadas y comentarios – a favor y con – ya Zack hizo pública su revelación en una entrevista en la televisión local.

“Hemos tenido gente dice que está mintiendo, o que nosotros le dimos una pastilla antes de la escuela ese día para que se viera como si hubiera entrado en un paro cardíaco”, dice Billy Clements, de 40 años, que trabaja para una compañía petrolera-rig.

“La gente puede discutir la ciencia y la lógica, pero no se puede discutir la experiencia personal de alguien”, dice. “No pueden quitar eso de Zack.”

Un milagro en la fabricación
El entrenamiento de resistencia de fútbol acababa de empezar después de la escuela, el 5 de mayo, cuando, sin previo aviso, Zack se derrumbó el campo de fútbol de los Warriors junto a varios de sus amigos.

Durante 20 minutos, compañeros de clase, un entrenador y un equipo de paramédicos practicado RCP reanimarlo.

“La situación fue uno de los más graves que había visto”, dice Gary Bay, quien es director de la escuela secundaria cristiana y solía trabajar en un equipo de la ambulancia voluntario.

“Si todo el mundo no había trabajado con él lo más rápido y eficientemente como lo hicieron, no estoy seguro de que lo habría hecho”, dice.

Los médicos le dijeron a los padres de Zack que el pronóstico era sombrío.

“Durante 20 minutos, estaba legalmente muerto,” Dr. Lisa Roten, de 49 años, un cardiólogo que ayudó a cuidar de Zack, confirma a la revista People.

“Nos preocupaba que él pudo haber sufrido daños irreversibles en el cerebro”, dice ella.

Una vez que su corazón volvió a latir por sí mismo, los médicos ponen Zack en un coma inducido, bajando la temperatura del cuerpo para ayudar a su cerebro a recuperarse del trauma.

Roten y el resto del equipo médico se asombraron cuando Zack despertó varios días más tarde y era plenamente consciente de su entorno.

El corazón del adolescente falló, Roten dice, debido a un problema de ritmo, la inflamación y una arteria coronaria levemente anormal.

“Él es muy afortunado”, dice ella. “Muy a menudo, las personas permanecen en coma después de algo como esto y no se despiertan.”

En cuanto a la historia de Jesús de Zack, Roten dice que le cree.

“Como sociedad, no nos gusta mirar lo que va a pasar con nosotros después de la muerte”, dice ella.

“Es algo incómodo”, dice ella. “Pero alguien que no está clínicamente muerto o no ha estado en ese estado no se puede decir lo que Zack hizo o dejó de ver. Él es alguien que, durante 20 minutos, no tiene un latido del corazón.”

Una familia Grateful
Dos semanas y media después, los Clements se están preparando para celebrar una fiesta de cumpleaños tardía de Zack en junio, con una invitación abierta a todos los que se unieron para salvar la vida del adolescente desgarbado.

“Es un milagro – no hay otra palabra”, dice Teresa, una recepcionista.

“Todo el mundo está asombrado de que él lo hizo”, dice ella. “Los médicos me dijeron que normalmente no funcionan en la gente durante tanto tiempo. Después de una cierta cantidad de tiempo, si no tienen un pulso, lo llaman.”

Ahora, de vuelta a su rutina normal de la escuela, a excepción de los deportes (se necesitan más pruebas antes de que llegue liquidación), Zack lleva un chaleco desfibrilador que entregará un shock si detecta un ritmo cardíaco potencialmente mortal.

Y Zack cree que lo que vio durante los 20 minutos que estuvo clínicamente muerto es una de las razones que va a ser capaz de soplar 17 velas en su pastel de cumpleaños.

“Estoy muy agradecido a todos los que se unieron para ayudarme ese día”, dice.

“Es un poco abrumador”, dice. “Creo que se puede decir que toda la experiencia de mí una persona más humilde ha hecho. Estoy feliz de estar aquí.”

Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)