Oct 7, 2010

Posted by in Uncategorized | 2 Comments

"La Batalla de Ezequiel"

La Batalla de Ezequiel 38-39 … Parte 1


Un Estudio Bíblico por Jack Kelley


La primera vez que empecé a estudiar Ezequiel 38 fue en los años de 1980 y desde entonces he podido seguir con un gran interés los cambios en nuestro mundo los cuales se conforman más y más a las palabras de Ezequiel. Mientras el momento del fin está cada vez más cerca, las revelaciones que obtenemos debido a los cambios a nuestro alrededor nos dan un mejor entendimiento de la profecía bíblica en general y de Ezequiel 38 en particular. En esta actualización de nuestro estudio vamos a aplicar estas revelaciones a la profecía de Ezequiel de hace ya 2.600 años.


¿Qué Hora Es?

En primer lugar, tratemos de ubicarnos en el tiempo. Las profecías de Ezequiel son cronológicas. Estando situadas entre las profecías del moderno renacimiento de Israel (Ezequiel 36-37) y el Milenio (Ezequiel 40-48), la batalla de Ezequiel 38-39 debe de suceder durante un tiempo de paz después de 1948 pero antes de la Segunda Venida, y todos estamos de acuerdo en que eso aun no ha sucedido. Esto ha hecho que algunas personas vean este pasaje como una descripción de Armagedón, pero como veremos, hay muchas naciones prominentes que no se encuentran en esta batalla, mientras que Zacarías 14:2 profetiza que todas las naciones se unirán en la batalla de Armagedón. Si eso es así, nuestro marco de tiempo se reduce a algún momento entre el año 1948 y el inicio de la Gran Tribulación, cuando en ningún lugar en la tierra habrá paz, especialmente en Israel.

Ezequiel profetizó que el Señor utilizará esta batalla para que Israel se vuelva a Él, y para completar el retorno de los judíos de todas partes del mundo a Israel, sin que quede ninguno atrás (Ezequiel 39:28). Esto nos hace pensar que la batalla de Ezequiel 38-39 es el evento que reinicia el reloj del período de 490 años del tiempo mencionado por Daniel en su famosa Profecía de las Setenta Semanas en Daniel 9:24-27. 69 de estas semanas (483 años) se cumplieron cuando el Mesías fue crucificado y el Templo fue destruido, deteniendo el reloj por una semana (siete años) antes de su cumplimiento. Yo creo que la dramática victoria que el Señor gana sobre los enemigos de Israel, en la batalla de Ezequiel, los convencerá de reinstalar oficialmente su relación del Antiguo Pacto para cumplir con los restantes siete años de la profecía de Daniel. Esto requiere que sucedan dos cosas. Primero, ellos necesitarán de un Templo para la adoración. Este es el Templo que más tarde es profanado por el anticristo, con lo cual se inicia la Gran Tribulación.


Y en segundo lugar, la Iglesia tendrá que haber desaparecido. Pablo escribió que Israel estaría endurecido en parte hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles (Romanos 11:25). Esto significa que mientras la Iglesia está presente Israel no va a reconocer las acciones de Dios en su vida nacional. Pero la batalla de Ezequiel 38 tendrá una victoria tan milagrosa que Israel volverá a despertar a la presencia de Dios. Esto significa que la Dispensación de la Gracia habrá terminado y la Iglesia se habrá ido ya para cuando esta batalla haya terminado.

Con todo esto en mente, empecemos un cuidadoso estudio de Ezequiel 38-39 para prepararnos para estos eventos que pronto serán una realidad.


Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo. (Ezequiel 38:1-6).

En otro estudio (‘Encontrando a Gog) yo hice la afirmación que Gog es una figura sobrenatural (quizás la contraparte de Satanás del Arcángel Miguel) y que detrás de bastidores, es el comandante de este evento, mientras que Magog se menciona en Génesis 10 como uno de los nietos de Noé, un hijo de Jafet. Más de 130 referencias históricas demuestran que Gog es el padre de lo que hoy día se conoce como el pueblo ruso. (Para una descripción más detallada sobre los nombres modernos de las naciones mencionadas en este pasaje, vean el artículo relacionado ‘Una Mirada Profunda a los Equivalentes Modernos de los Nombres Bíblicos en Ezequiel 38.)


La frase “los garfios en tus quijadas” se deriva del mundo ecuestre en donde se utiliza un freno especial para dominar a un caballo rebelde a que obedezca a su montador. Simboliza que Dios obliga a Rusia a involucrarse en esta batalla para asegurarse así que Su voluntad se cumplirá. Persia es el nombre antiguo para Irán, Cus y Fut representan a las naciones del Norte de África, Gomer era el hermano de Magog que se estableció a lo largo del Río Danubio, en lo que se convertiría en Europa Oriental, y Togarma, un hijo de Gomer, habitó en lo que hoy día es Armenia y Turquía. La característica que estas naciones tienen en común es su religión, todas son musulmanas.


Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda. De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente. Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo. (Ezequiel 38:7-9).

El hecho de que Israel es el objetivo en este pasaje queda evidente, pero se levanta una controversia alrededor de la palabra hebrea betakj traducida como ‘confiadamente’ en el versículo 8. Un segundo significado es ‘descuidadamente’ que podría significar que ellos no están en realidad confiados pero creen que lo están, y por eso bajan la guardia. Para lograr cualquiera de las condiciones que esta palabra implica se necesitaría un verdadero cambio milagroso en la situación presente de Israel y por muchos años los eruditos no han estado seguros de cómo es que eso podría suceder. Pero una poco conocida profecía en los Salmos puede tener la respuesta. Según el Salmo 83 todos los vecinos de Israel se unirán en un esfuerzo para borrar completamente a Israel del mapa. Pero Israel los va a vencer sonadamente y va a capturar sus tierras también. Enemigos como Hezbolá, Líbano, los palestinos, Hamas, etc., dejarán de existir, y las tierras que hoy día ocupan pertenecerán una vez más a Israel. (Muchas personas no se dan cuenta que aun la tierra de Líbano fue originalmente otorgada a Israel y le volverá a pertenecer en el Milenio.)

También pareciera que la profecía en Isaías 17 sobre la destrucción de Damasco podría cumplirse al mismo tiempo. Israel ha declarado oficialmente que responsabilizará a Siria de cualquier ataque por parte de Hezbolá, y contraatacará como corresponda. Altos oficiales israelitas han declarado recientemente que el gobierno sirio no logrará sobrevivir a este contraataque y su infraestructura sería destruida. Esta es una amenaza directa en contra de Damasco.

Si el cumplimiento del Salmo 83 y de Isaías 17 preceden a la Batalla de Ezequiel 38, eso nos ayuda a explicar el porqué Israel es tomado por sorpresa cuando la coalición musulmana ataca y porqué ninguno de los vecinos de Israel se mencionan en el alineamiento de Ezequiel.


La próxima vez veremos las otras naciones que no están involucradas en esta batalla así ustedes se darán cuenta el porqué no podemos estar refiriéndonos a Armagedón. También veremos cómo el Señor prefiere mostrarse a Sí Mismo a las naciones.

La Batalla de Ezequiel 38—39… Parte 2


Un Estudio Bíblico por Jack Kelley

Se están rápidamente colocando en su lugar las condiciones necesarias para el cumplimiento de Ezequiel 38—39. Turquía ya casi se ha pronunciado como parte de la coalición musulmana luego de haber sido uno de los aliados más confiables de Israel durante años. En cuanto al gran protector de Israel, los EE.UU., nuestros líderes actuales han retirado su apoyo al punto en que nadie puede decir con seguridad cómo responderíamos en el caso de un ataque en contra de Israel. Las autoridades judías sospechan que nuestras recientes declaraciones de apoyo son solamente palabras vacías dirigidas al consumo popular.


Si eso es así, todo lo que queda para que suceda Ezequiel 38 es que Israel tenga la suficiente confianza en su poderío militar para creer que nadie osaría atacarlos. El cumplimiento de las profecías del Salmo 83 e Isaías 17 podrían apresurar ese estado de descuido mental, y algunas fuentes bien informadas están prediciendo que estas batallas podrían suceder tan pronto como en este próximo verano. Solamente el tiempo lo dirá. Pero mientras tanto, para refrescar nuestra perspectiva profética, continuamos con nuestro repaso de Ezequiel 38-39.

¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para “Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra. Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos?” (Ezequiel 38:10-13)


A Israel se le describe aquí como un país en paz según el modismo en los días de Ezequiel, una tierra de ciudades sin muros. En tiempos bíblicos los pueblos construían muros protectores solamente si estaban preocupados por ser atacados. Israel no estaría esperando una guerra. Cuando esta coalición enemiga ataque de manera sorpresiva, otros países que no están involucrados se darán cuenta. Y tampoco sabrán qué es lo que está sucediendo.


Seba y Dedán son primeramente mencionados como nietos de Cus en Génesis 10:7. Luego, en Génesis 25:3, leemos que también los nietos de Abraham llamados Seba y Dedán, le nacieron a uno de sus hijos, Jocsán, que él tuvo con su segunda esposa, Cetura. De este pasaje no queda claro de cual par de nietos se trata, pero los comentaristas, sin embargo, los identifican como que representan a las naciones de la Península Arábiga, especialmente Arabia Saudita. Según los arqueólogos W. F. Albright y Wendell Phillips, Seba estaba situada en la orilla suroeste de la Península Arábiga, al otro lado del Mar Rojo en lo que hoy día es Etiopía. Seba se conoce en la historia como Sabá en Arabia del Sur, hogar de los sabeos de la geografía clásica, quienes comerciaban con especias con los demás pueblos del mundo antiguo. Dedán era probablemente el hábitat de los árabes en la parte norte del Desierto de Arabia, lo que hoy día es Arabia Saudita. La antigua capital de Arabia Saudita aun se llama Dedán en muchos mapas de la actualidad.


Tarsis era hijo de Javán, quien se estableció en el área al sur de Grecia. Algunas personas ven su nombre como una referencia al antiguo Tarsesus, un puerto al sur de España, cerca de Gibraltar. Mientras que otras recuerdan las naves marinas de los fenicios quienes navegaban en “las naves de Tarsis”, desde Cádiz hacia Inglaterra, como el extremo norte, para traer estaño, un metal utilizado para fabricar bronce y otros metales, y que extraían de las minas en Cornwall. Algunas personas creen que la palabra Bretaña en realidad se deriva de la palabra fenicia que significa “fuente de estaño”. Si eso fuera así, y puesto que las naves de Tarsis traían estaño al mundo antiguo, esta referencia puede ser a Gran Bretaña haciendo que los “leoncillos” (en vez de ‘príncipes’ en la nota al borde del v. 13 de la Biblia de las Américas), o “pueblos” (Biblia de las Américas), o “ciudades” (Biblia Dios Habla Hoy), de Tarsis, sean las colonias de Gran Bretaña, de las cuales la más prominente hoy en día es los EE.UU. El hecho de que el león sea el símbolo del Imperio Británico tiende a apoyar este punto de vista.

Esta es la razón principal por la que yo no creo que esta batalla sea Armagedón de Apocalipsis 16:16. Hay muchos países importantes que no se encuentran involucrados, cuando, según Zacarías 14:2, todas las naciones de la tierra se reunirán en contra de Jerusalén para la batalla final.


“Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel tiempo, cuando mi pueblo Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás tú? Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército, y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos” (Ezequiel 38:14-16).

Aquí el Señor deja ver Sus intenciones con toda claridad. Él está dirigiendo este evento para revelarse al mundo una vez más. El sinnúmero de años de debatir sobre la existencia de Dios y que se inició con la Escuela Alemana del Alto Criticismo en los años de 1.800 y ha continuado con el racionalismo moderno de los años de la década de 1950, serán reducidos a nada cuando Dios utilice esta batalla para asomar Su cabeza a través de cielo y exclamar, “¡Aún estoy aquí!”


“Así ha dicho Jehová el Señor: ¿No eres tú aquel de quien hablé yo en tiempos pasados por mis siervos los profetas de Israel, los cuales profetizaron en aquellos tiempos que yo te había de traer sobre ellos? En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo Jehová el Señor, subirá mi ira y mi enojo. Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra. Y en todos mis montes llamaré contra él la espada, dice Jehová el Señor; la espada de cada cual será contra su hermano. Y yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre. Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová” (Ezequiel 38:17-23).


Cuando la coalición musulmana ataque a Israel, Dios va a decir: “Ustedes son aquellos de quienes Ezequiel le advirtió a Mi pueblo ya hace tanto tiempo atrás”. Con las señales que recuerdan todas las batallas celestiales peleadas en el pasado, el Señor se levanta en ira para ejecutar el juicio en contra de los invasores de Su tierra y los enemigos de Su pueblo. Y, como lo ha hecho otras veces, Él siembra la confusión en el corazón de los enemigos de Israel para que comiencen a atacarse los unos a los otros mientras desencadena las clásicas armas de la intervención divina. Terremotos, plagas, sangre, lluvia, granizo y azufre candente; estas son las señales de Su firma. Ni Israel, ni la coalición enemiga, ni los que están observando desde lejos, podrán interpretar correctamente todo esto.


Así es como termina el capítulo 38. La próxima vez veremos porqué algunas personas creen que esta batalla es nuclear y tendremos otra buena razón del porqué esta no es la última batalla de la era del hombre.


La Parte 3 de nuestro estudio empieza con los primeros versículos del Capítulo 39


“Tú pues, hijo de hombre, profetiza contra Gog, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Y te quebrantaré, y te conduciré y te haré subir de las partes del norte, y te traeré sobre los montes de Israel; y sacaré tu arco de tu mano izquierda, y derribaré tus saetas de tu mano derecha. Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo; a aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida. Sobre la faz del campo caerás; porque yo he hablado, dice Jehová el Señor. Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que yo soy Jehová.

“Y haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el Santo en Israel. He aquí viene, y se cumplirá, dice Jehová el Señor; este es el día del cual he hablado.” (Ezequiel 39:1-8).


Para el versículo 2 de este pasaje, la versión de la Biblia Reina Valera Revisión de 1602 dice, “Y te quebrantaré, y te sextaré…”, y la versión en inglés King James, traducida al español, dice “te haré volver y dejaré la sexta parte de ti…” Esta es quizás una interpretación más exacta de este versículo, porque significa que cinco sextas partes de los ejércitos musulmanes serán destruidos. El concepto hebreo es prácticamente equivalente al concepto en español de “diezmar”. A pesar de que el concepto de diezmar originalmente describe el castigo de ejecutar a un soldado de cada diez de una legión romana que se había amotinado, de manera figurada ha llegado a significar que algo es destruido casi en su totalidad. Los sinónimos de esta palabra son “aniquilar” o “destruir”. Y de la misma manera es con el idioma hebreo. Cuando el Señor lleve a esta coalición musulmana a los montes de Israel, es para destruirlos allí.


Y no se confundan con las referencias de arcos y saetas. Ezequiel estaba usando términos que él conocía. Las mismas palabras hebreas pueden ser traducidas como plataformas de lanzamientos y misiles hoy día.
Algunas personas interpretan la idea de enviar fuego sobre Magog y sobre aquellos que moran con seguridad en las costas, como un intercambio nuclear. Magog se refiere a Rusia, por supuesto, pero la identidad de los que moran en las costas no está tan clara. La palabra hebrea implica que pertenecen a una tierra distante, y en Isaías, la frase “más allá del mar” se usa para localizarlos, siendo el mar el Mediterráneo. Esta referencia puede perfectamente estar señalando a Europa, y algunas personas aun creen que también los EE.UU. está a la vista aquí. Pero tendremos que esperar y ver que sucede.


También, la palabra hebrea traducida como “seguridad”, es la misma que se usa para describir el estado mental de Israel en Ezequiel 38:8. De nuevo, esto denota un sentido de descuido, pero esta vez por parte de Europa, como si ellos no creyeran que este tipo de situación les puede suceder, y, por lo tanto, no están preparados para hacerle frente a lo que se avecina.


Y una vez más el Señor explica Su verdadero propósito, Él utilizará esta batalla para anunciar de una vez por todas, que Él es el Protector y el Campeón de Israel. Las naciones del mundo están siendo advertidas que si quieren tomar a Israel tendrán que pasar por encima del Señor


“Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en el fuego por siete años. No traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el fuego; y despojarán a sus despojadores, y robarán a los que les robaron, dice Jehová el Señor” (Ezequiel 39:9-10).


En los días de Ezequiel, la gente quemaba leña para calentarse, por eso es que ese modismo al ser utilizado aquí es para describir esa situación. De hecho, el pasaje indica que toda la energía que Israel necesita será cubierta durante siete años por todo el armamento que el enemigo deja perdido, y que se utilizará para propósitos pacíficos. Yo no me puedo imaginar al enemigo acarreando suficiente leña (o cualquier otro material convencional) como para satisfacer las necesidades de energía y calefacción de Israel por un período de siete años, por eso es que debemos buscar una explicación más moderna. Muchos observadores dicen que esta referencia es a la energía nuclear. La antigua Unión Soviética convirtió los reactores nucleares de los submarinos en plantas generadoras de electricidad para darle corriente eléctrica a las comunidades, así que esta noción no es descabellada. Y, como ustedes se darán cuenta, los procedimientos de limpieza después de esta batalla, son asombrosamente similares al proceso de descontaminación nuclear de hoy en día. ¿Entonces, por qué solamente siete años, cuando un reactor nuclear puede suministrar energía durante mucho más tiempo? Si, como creo yo, esta batalla es la que inicia la Semana Setenta de Daniel, solamente se necesitarán siete años de consumo de energía. Después de todo, el Señor suplirá todas sus necesidades después (Apocalipsis 22:5).


“En aquel tiempo yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog.


Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la tierra. Los enterrará todo el pueblo de la tierra; y será para ellos célebre el día en que yo sea glorificado, dice Jehová el Señor.

Y tomarán hombres a jornal que vayan por el país con los que viajen, para enterrar a los que queden sobre la faz de la tierra, a fin de limpiarla; al cabo de siete meses harán el reconocimiento. Y pasarán los que irán por el país, y el que vea los huesos de algún hombre pondrá junto a ellos una señal, hasta que los entierren los sepultureros en el valle de Hamón-gog. Y también el nombre de la ciudad será Hamona; y limpiarán la tierra” (Ezequiel 39:11-16).


Si este valle está al oriente del Mar Muerto, como implica la versión Reina Valera de 1960, el lugar sería Jordania, y no Israel, y aun en los días de Ezequiel, este lugar habría estado fuera de los límites de Israel. A pesar de eso, el versículo 11 claramente sitúa el lugar de sepultura en Israel. Por consiguiente, yo creo que este valle lo más seguro es que sea el llamado Valle de Sombra de Muerte (Salmo 23:4), el cual formaba parte de Israel durante el tiempo de Ezequiel. Si eso es así, queda al final del viejo camino a Jericó, el cual aun conecta Jerusalén con Jericó, y se dirige hacia el Mar Muerto. Y, sorprendentemente, ahora es territorio ocupado por los palestinos, lo cual es otra insinuación de que debido al cumplimiento del Salmo 83 ellos habrán perdido todo reclamo a la Ribera Occidental antes de que inicie la Batalla de Ezequiel.


Se requeriría el esfuerzo conjunto de todos los ciudadanos israelitas para que durante siete meses entierren a los muertos del enemigo. Después de todo, ellos contratarán profesionales, algunos para descontaminar la tierra y otros para buscar cualquier cuerpo que la gente no haya podido encontrar. No tocarán ningún hueso que encuentren, sino que colocarán señales y llamarán a esos profesionales para que los levanten. Esto se asemeja completamente a la descontaminación moderna por los efectos de las armas de destrucción masiva, atómicas, biológicas y químicas. ¿Hizo el Señor que Ezequiel describiera el tipo de armamento que sería utilizado? Entre esto y la referencia de la fuente de energía mencionada antes, pareciera que eso es así.


“Y tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Juntaos, y venid; reuníos de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre. Comeréis carne de fuertes, y beberéis sangre de príncipes de la tierra; de carneros, de corderos, de machos cabríos, de bueyes y de toros, engordados todos en Basán. Comeréis grosura hasta saciaros, y beberéis hasta embriagaros de sangre de las víctimas que para vosotros sacrifiqué. Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová el Señor” (Ezequiel 39:17-20).


Las aves de rapiña tendrán su día de campo debido a la carnicería que quedó en el campo de batalla. Anteriormente, los ejércitos enemigos se describieron como una gran multitud, como nublado que cubre la tierra. Ahora, que el enemigo ha sido diezmado, solamente quedan cadáveres cubriendo la tierra. Esto no es único en la historia de Israel. El historiador Josefo escribió que después de la Batalla de Galilea en el año 68 d.C., habían tantos cadáveres flotando en el mar, que no se podía ver el agua.


“Y pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré hecho, y mi mano que sobre ellos puse. Y de aquel día en adelante sabrá la casa de Israel que yo soy Jehová su Dios. Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí, y yo escondí de ellos mi rostro, y los entregué en manos de sus enemigos, y cayeron todos a espada. Conforme a su inmundicia y conforme a sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi rostro.


Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso por mi santo nombre. Y ellos sentirán su vergüenza, y toda su rebelión con que prevaricaron contra mí, cuando habiten en su tierra con seguridad, y no haya quien los espante; cuando los saque de entre los pueblos, y los reúna de la tierra de sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los ojos de muchas naciones. Y sabrán que yo soy Jehová su Dios, cuando después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos. Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová el Señor” (Ezequiel 39:21-29).


Después de esta victoria, el Señor completará el retorno de Su pueblo Israel a su tierra, el cual dio inicio a principio de los años de 1900 y se hizo oficial en el año 1948. A pesar de que Él los esparció por todo el mundo, ahora los traerá de vuelta, sin dejar a ninguno atrás. Puesto que el 55% de los judíos del mundo actualmente viven fuera de Israel, eso será una bienvenida. Pero al haber sido testigos de la derrota de sus enemigos, los judíos de todas partes del mundo acudirán en masa a Israel y al Señor, anhelando la reinstitución de su relación del antiguo pacto. Y después de haber estado esperando por cerca de 2000 años para que retornen, el Señor ciertamente no los rechazará esta vez.


Debido a un tratado de paz forzado en su nombre por un líder mundial venidero, los judíos pronto construirían el Templo, puesto que la adoración del Antiguo Pacto es imposible ejercerla sin un templo. Siguiendo las instrucciones de Ezequiel 40-48, como yo creo, construirán el templo en Silo, cerca de 35 kilómetros al norte de Jerusalén. Este es el templo que será profanado por el anticristo, y que más tarde será purificado al inicio del milenio, de la misma manera en que el segundo Templo fue primeramente profanado y luego purificado en tiempo de los macabeos. (Vea mi estudio sobre El Templo Futuro, para todos los detalles.)

De esta manera, esta batalla marcará el inicio de la Semana Setenta de Daniel, que son los últimos siete años en la historia humana, antes del milenio. Al haberle dado esta profecía a Israel, Ezequiel no entra en detalles sobre sus repercusiones, especialmente las relacionadas con la reacción subsiguiente del mundo. Pero para
nosotros, los que pertenecemos a la Iglesia hoy, la batalla de Ezequiel 38-39 contiene un mayor significado por lo que Ezequiel no dijo, que por lo que sí dijo.


FUENTE: http://gracethrufaith.com/estudios-biblicos-en-espanol/la-batalla-de-ezequiel-38-39-%E2%80%A6-parte-1/


Aporte de nuestro hermano Ilzar.

  1. Anonymous says:

    Gracias hermanos por ilustrarlos acerca de estos acontecimientos venideros,en muchas iglesia no se imparten estos estudios ya que solo se dedican a predicarnos sobre el diezmo,lamentable ,gracias hermanos.Dios os guarde.

    Voz en el desierto.

Leave a Reply

Current day month ye@r *