Feb 11, 2013

Posted by in Uncategorized | 17 Comments

“LA PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES”

Share Button

LA PARÁBOLA DE LAS DIEZ VÍRGENES

Un estudio y comentario

Índice del estudio

(Mateo 25: 1-13)

“1 Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo.

2 Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.

3 Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
4 mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.

5 Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron.

6 Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle!

7 Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.

8 Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.

9 Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.

10 Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.

11 Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!

12 Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

13 Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”.

Introducción

Hagamos un estudio pormenorizado de esta parábola, con la cual el arminianismo se ha cebado para venir a enseñar, de hecho, que la salvación es un asunto que implica obras, contradiciendo la Palabra de Dios, la cual enseña que la salvación es exclusivamente por gracia, y no por obras (Ef. 2: 8, 9)

La doctrina arminiana, que se coló con fuerza abrumadora 250 años atrás, promovida sin duda por los jesuitas para destruir el protestantismo, enseña a partir de sus derivados, y en concreto respecto a esta parábola, que el creyente, y por tanto, hijo de Dios por adopción (Jn. 1; 12), que en el momento de la venida del Señor no esté suficientemente avivado, no sólo se quedará en tierra, sino que además el Señor le dirá: “No te conozco”, lo cual implica que habría dejado de ser hijo (lo cual es un contrasentido, ¿cómo se puede dejar de ser hijo?)

Evidentemente, esta manera de comprender esta enseñanza de Cristo redunda en una doctrina herética, cual es, la salvación por el esfuerzo humano.

1. Razonemos

¿Le diría Cristo a un verdadero hijo de Dios, “no te conozco”? Obviamente en ningún caso.

Otra pregunta que nos debemos hacer es, y siempre teniendo en cuenta que esta historia es una parábola, es decir, un medio para obtener conocimiento de una verdad espiritual, ¿Son todas esas vírgenes, verdaderas creyentes? Siendo entonces obvio que el Señor jamás diría a un verdadero creyente: “no te conozco”, es necesario llegar a la conclusión de que las cinco vírgenes insensatas, no se corresponden con verdaderos creyentes, sino tan sólo con creyentes nominales.

2. Veamos todo esto paso a paso, empezando desde el principio

(V. 1) “Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo”:

Jesús, dirigiéndose a sus discípulos en el Sermón del Monte de los Olivos, todos ellos judíos (porque Jesucristo vino a rescatar a las ovejas perdidas de Israel, esto, en primera instancia), les dice que “el reino de los cielos será semejante a”. Obviamente el Señor está hablando, no de aquel tiempo, ni del tiempo de la Iglesia, sino del tiempo del final de la Gran Tribulación, cuando la Iglesia habrá sido ya sacada de este mundo, y todo esté presto para dar comienzo el Reino visible sobre esta tierra, por supuesto, en el contexto de Su gloriosa Segunda Venida.

No olvidemos que el ministerio de Cristo fue dirigido a Israel, pues la Iglesia no existía todavía. Cristo en Mt. 24 y Mt. 25 se dirige a los creyentes de origen judío de su tiempo, y del tiempo de la última semana de años de Daniel 9: 27 (la última shavua – siete años), que se corresponderá con el tiempo de la Tribulación, (véase también Lucas 12: 35-37).

Dice el Señor que en ese tiempo todavía venidero, los que recibirán el reino milenial, y están representados por diez vírgenes (al menos cinco de ellas), salieron a recibir al esposo. La palabra que la Reina Valera traduce por “esposo”, es en el griego original “nimpsion”, que significa tres cosas: “novio”,  “desposado”, “recién casado”. Cristo será en ese momento el novio recién casado.

Curiosamente, en algunos manuscritos antiguos, y sus correspondientes traducciones bíblicas, ese versículo primero, lo leemos así:

“Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas salieron a recibir AL ESPOSO Y A LA ESPOSA” (Mt. 25: 1) (versión Torres Amat)

“En aquel tiempo el reino del Cielo será semejante a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron al encuentro DEL NOVIO Y LA NOVIA” (Mt. 25: 1) (versión Peshitta)

Es curioso que en estas traducciones, y seguramente en algunas otras más, la Palabra nos mencione, no sólo al Novio (Cristo), sino también a la Novia, (la Iglesia), lo cual tiene un sentido completo. De esta manera, las diez vírgenes, o diez doncellas, salen a recibir a Cristo y a Su Iglesia, la cual habrá sido sacada de este mundo, seguramente siete años antes.

(V. 3) “3 Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite”:

Las lámparas aludidas por el Señor, en la vida cotidiana y ordinaria, se correspondían a vasijas que contenían aceite, y se prendían para dar luz. De ahí que cada verdadero creyente es luz en este mundo.

Cada hombre o mujer es una de esas vasijas. En el caso de un verdadero creyente, su vasija o lámpara estará lleno de aceite, que representa llenura de la Palabra de vida.

No obstante, esas doncellas insensatas no llevaban apenas aceite en sus vidas, porque no tenían acceso al bendito Espíritu de la Palabra. Leemos en Ro. 8: 9; “y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él”. La Palabra de Cristo prácticamente era inexistente en ellas.

El que se dice creyente, pero no ha nacido de lo Alto (Jn. 3: 3), puede hacer profesión pública de fe; en este caso, llevaría su lámpara, que sería él mismo, dando incluso testimonio con su boca de las cosas de Dios (el falso profeta Balaam también hacía eso).

Tendría el poco aceite que da el hecho de que la Luz vino a los hombres (Jn. 1: 9; 3: 19), habiendo sido iluminado por el Espíritu Santo, habiendo gustando del don celestial, (He. 6: 4, 5), pero, como dice también la parábola del Sembrador, no tendría raíz, y se secaría. Por tanto, no es un verdadero creyente, porque no permanece ni puede permanecer en Cristo. Es sólo un creyente nominal, es decir, de nombre.

(Vv. 4, 5) “mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron”:

Aquí vemos a otros creyentes, representados por las otras cinco vírgenes, los cuales son verdaderos creyentes, ya que pueden conseguir el aceite para colocarlo en sus lámparas. Son verdaderos templos del Santo Espíritu. Esas vírgenes, sí tenían acceso total al bendito Espíritu.

El dormirse, entra dentro de la condición humana. Vemos eso con los discípulos, cuando estaban rendidos de sueño en el monte de la Transfiguración (Lc. 9: 31-33), o durmiendo cuando el Señor oraba en el Huerto de los Olivos poco antes de ser prendido (Mt. 26: 44-46). Implica el hecho de que nada de lo que es la obra de Dios está bajo nuestro control, sino bajo el control y la determinación divinas, como la venida del Señor.

Vv. (6-10)

“ Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7 Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas.  8 Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 9 Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10 Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta”:

La medianoche significa el momento en que todos duermen. En el momento menos esperado llegará el Señor glorioso, porque seguramente será el momento menos propicio.

¿Esas diez vírgenes son la Iglesia? Esas diez vírgenes no son la Iglesia. En ningún lugar se identifica a la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo con diez vírgenes, o con diez doncellas.

Las diez vírgenes, son las diez damas de honor que deben estar presentes en una boda judía como las del tiempo de Jesús, y eso lo entendían bien Sus discípulos. Las doncellas no se casan con el novio, de otra manera eso resultaría ser poligamia, condenada esta por Cristo, por cierto.

Por otro lado, ningún cristiano nominal puede ir a un verdadero hijo de Dios y pedirle que le traspase un poco de la justificación con la cual este último ha sido justificado por Cristo, pero esto es lo que intentaban estos falsos creyentes representados por las cinco doncellas insensatas. Nadie puede venir a salvación si Dios no la da: “Ninguno puede venir a Mí, si el Padre que me envió no le trajere…” (Jn. 6: 44)

La respuesta de las prudentes a las insensatas, fue: id y arreglaos con Dios. Esa es una respuesta parecida a la que Pedro le dio a Simón el Mago: “…ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás” (Hchs. 8: 22, 23)

Mientras iban a conseguir lo que no tenían, fue demasiado tarde, porque el Señor llegó. Bien, si estas personas, representadas por las cinco doncellas insensatas, hubieran sido cristianas, aunque poco espirituales digamos, seguirían siendo hijas de Dios; serían como aquel hijo pródigo que por ser hijo, aunque mal siervo, volvió a casa de su padre, y su padre le recibió; siendo así, jamás hubieran sido condenadas, como fueran estas cinco, y sin embargo, apréciese la respuesta del Señor: “De cierto os digo, que no os conozco (V. 12)

Las que estaban preparadas lo estaban porque eran de Cristo; las que no estaban preparadas, jamás lo iban a estar, porque no eran de Cristo.

Es harto evidente que no se trata de la Iglesia, ya que la Iglesia está formada sola y exclusivamente por los santos de Dios.

3. Entendiéndolo con mayor detalle

La parábola de las diez vírgenes, no tipifica a la Iglesia, sino al Israel del final de la Gran Tribulación. En ese Israel, habrá verdaderos creyentes, y creyentes sólo profesantes, así como es en la actualidad la que llamamos iglesia, la que es visible.

El esposo es Cristo, la esposa es la Iglesia glorificada. Esto tipifica la venida gloriosa de Cristo, junto con Su Amada a esta tierra; obviamente, después del Rapto de la misma.

Las vírgenes o doncellas que entran en las bodas, son los invitados a esas bodas, pero no son los contrayentes, ya que no son parte de la Iglesia, sino que son los convidados a las bodas. Evidentemente en ese momento (Mt. 25: 10), se celebrará la última parte de las solemnidades de la boda del Cordero con Su esposa, la Iglesia, y será aquí en la tierra.

Escribe el comentarista de Matthew Henry:

“Las vírgenes… se trata de los invitados a la cena del Cordero (Ap. 19: 9), que tiene lugar después de la Gran Tribulación y durante el Milenio….estas vírgenes [las diez] no son la novia, sino sólo acompañantes, lo cual conviene más al remanente judío en la 2ª venida. La ocupación de estas vírgenes es salir al encuentro del esposo…la condición necesaria para recibir al esposo dignamente es tener las lámparas encendidas cuando venga el esposo…el aceite en las lámparas es símbolo del Espíritu Santo que será derramado en aquel tiempo sobre la casa de David y sobre los moradores de Jerusalén precisamente para que estén preparados para el retorno del Mesías (Zc. 12: 10)” (Matthew Henry)

Así es. Esas cinco vírgenes que estaban preparadas, se corresponden con los convidados a las Bodas: “Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero…” (Ap. 19: 9)

Por invitados a las bodas (Ap. 19: 9), debemos entender que son personas salvas, pero que no pertenecen a la Iglesia como tal. Por lo tanto deben ser judíos de antes del Pentecostés (Hchs. 2) y del tiempo de la Gran Tribulación. Los primeros están en el cielo y participarán en las bodas como invitados. Los segundos, y con ellos muchos salvos de origen gentil del tiempo de la Gran Tribulación que habrán quedado, serán invitados a las bodas que se celebrarán en tierra. Las bodas tendrán su celebración en el cielo, y luego vendrá el esposo con la esposa (Cristo y la Iglesia) a la tierra a seguir celebrando los esponsales. Todo ello justo antes de juzgar a las naciones, y proceder a inaugurar el Reino prometido a Israel en esta tierra y por mil años (Mt. 25: 31ss; Ap. 20)

Escribe John McArthur: “La Iglesia es la esposa durante la fiesta de presentación en el cielo, después viene a la tierra para la celebración de la última cena o banquete (el milenio)”

Mayormente el sentido de la parábola hay que dirigirlo, por tanto, a los que vayan a quedar en la Gran Tribulación, para recibir a Cristo, el Esposo con su Esposa.

En cuanto a nosotros, los creyentes de esta dispensación, la Iglesia, creo que la enseñanza de esa parábola es sencillamente la de crecer en santificación, porque esa es la voluntad de Dios para con nosotros (ver 2 Pedro 1: 1-8).

El Señor Jesús viene en breve. ¡Sí, ven Señor Jesús!

Maranatha!

SOLI DEO GLORIA

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España.
Febrero 2013
www.centrorey.org

 

Share Button
  1. Amen….Muy enriquesedor….Dios les bendiga…hoy a prendi cosas nuevas, aleluya =)

    • una duda ¿en que parte de la biblia esta claro especificamente ,que la iglesia es la novia ? …. al escudriñar las escrituras deja la posibilidad de que sean 3 a 4 los postulantes a NOVIA …
      saludos

        • A POR CIERTO BUEN ESTUDIO …. BENDICIONES A LOS MINISTROS ,QUE EL SEÑOR AÑADA MAS SABIDURÍA DE LA MANO DEL ESPÍRITU SANTO PARA PREDICAR CONFORME A LA SANA DOCTRINA AQUI Y EN LA CHINA .
          SHALOM

      • PuertoMadero says:

        Todo creyente que consagra su vida a Cristo es la NOVIA o la ESPOSA, los redimidos por la sangre del CORDERO, los que aceptan cambiar sus vidas de pecado a la luz de su SALVADOR, no sé hasta dónde va su pregunta , pero a estas alturas ,después de la apostasía que se vive en el mundo entero claramente identificamos a la NOVIA QUE VESTIRA DE LINO FINO Y RESPLANDECIENTE.

        Dios le bendiga!!

        Apocalipsis 19:8-10
        Reina-Valera 1960 (RVR1960)
        8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.
        La cena de las bodas del Cordero
        9 Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.

  2. Yo siempre e pensado que la novia y los invitados son dos cosas diferentes alabado sea mi Señor Jesucristo

  3. Buenísimo el estudio hermanita Angie; solicito a usted el permiso para copiar este estudio para poder colocarlo en mis sitios que tengo para la enseñanza de la Palabra y propagación del Evangelio. Muchas gracias. Dios le bendiga

  4. Mundorealproject says:

    Totalmente de acuerdo. La parábola se presentó continuando el mensaje de las señales antes de la 2a. venida que está dirigido a los judíos no a la iglesia. Se habla de esposo y esposa, es decir ya se produjo la boda (en el cielo). Actualmente Cristo y la Iglesia son novios.

    No obstante, de esta parábola y de toda la escritura se puede aprender a conocer el carácter y la naturaleza de nuestro Dios.

    Bendiciones.

  5. Interesante estudio, es similar al que se posteo en Diciembre y que se tituló: Siete cosas que debemos saber para entender la profecía de los últimos días, pues ahí Jack Kelly le da una connotación similar a la que expone Rosell con respecto a las 10 vírgenes.

    Muy buen post.

  6. discúlpenme pero la interpretación de esa pararvola sagrada de las 10 vírgenes no es así. como ustedes dicen sino así.
    las 10 vírgenes representan a dos grupos los hijos de dios engendrados por el espíritu santo lo cuales son la iglesia verdadera iglesia de dios y los que se-dicen ser cristianos la lampara representa la biblia salmo 119:5 el aceite es el espíritu santo
    1 juan 2:20 las vasijas es el corazón del creyente así que seria mejor que asentaran a nuestro señor Jesucristo y creyeran en el como dice la escritura, y como dicen los hombres, Dios tenga misericordia de vosotros como de nosotros

    • ASI QUE CREAMOS EN JESUCRISTO COMO DICE LA ESCRITURA JUAN 7:38 Y NO CREAN ALO QUE DICEN LOS HOMBRES SIN CONFIRMARLO CON LA BIBLIA.

  7. muy buen estudio, si detalle que personalmente no lo habia tenido en cuenta, encaja bien en los planes profeticos de Dios para con el mundo, definitivamente Dios hace las cosas perfectas, y están yá predestinadas, porque suya es toda la tierra y su potestad, hechura suya somos los que somos llamado por el Padre para venir a los pies de Cristo Amen. Dios les bendiga!!! y MARANATHA!!!

  8. Jesus usaba parabolas para ensenar a los ochentes, esa parabola es bien clara… ¿Quienes son las 10 vírgenes? Espiritualmente hablando, son 10 creyentes., son 10 evangélicos, son 10 cristianos, ( 2 corintios 11: 2) “ porque os celo con celo de DIOS; porque os he desposado a un solo marido, para presentaros como una virgen pura a Cristo” ¿Quién es una virgen?, es aquella persona que no ha tenido relaciones, aquella persona que es pura sin mancha, ahora ¿Quién es un cristiano virgen?, es aquel creyente que no tiene relaciones con el mundo, aquel creyente arrepentido y que ha dado la espalda al mundo, es aquel creyente que se mantiene alejado de las tentaciones y placeres del mundo carnal, puesto que espiritualmente está casado con Jesucristo. 5 vírgenes eran prudentes y las otras 5 eran insensatas, cómo puede esto ser posible si se supone que las 10 con creyentes?, las 5 vírgenes prudentes, son aquellos creyentes que su vida de oración está en pie su vida de ayuno, vigila y consagración es diario, aquellos creyentes, que su vida es predicar el evangelio a toda criatura, aquellos que ya no tienen relaciones ni coqueteos con el mundo carnal, aquellos que han sido transformados de manera radical, aquellos que sus gustos ya no son los de antes, aquellos que su arrepentimiento ha sido genuino, aquellas vírgenes que están esperando que venga su señor en cualquier momento, por eso se mantienen prudentes, sensatas, inteligentes, espirituales, consagradas, no solo por dentro sino también por fuera, ( 1 tesalonicenses 5: 23) “ y el mismo DIOS de paz os santifique por completo, y todo vuestro ser. Espíritu, alma y cuerpo sea guardado irreprensible para la venida de nuestro señor Jesucristo”. Quiénes son las 5 vírgenes insensatas? son aquellos cristianos creyentes que tienen amistad con el mundo, que no se están guardando puras, sin mancha, aquellas que están coqueteando con el mundo carnal, ( 1 Juan 2 : 15) “No améis al mundo ni las COSAS que están en el mundo, si alguno ama al mundo, el amor del padre no está en él” . aquellas que están apagando el espíritu que DIOS puso en ellas al momento de convertirse, aquellas que aun tienen sus mismos gustos de antes, los que alaban y sirven a DIOS a su manera, los que son cristianos solo para ser ricos, ¡ cuidado! Hermanito y hermanita., si estás en éstas condiciones, eres un adultero espiritual, (Santiago 4: 4) “Adúlteros y Adulteras, no sabéis que la amistad con el mundo es enemistad con Dios. Cualquiera pués que quisiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de DIOS “.

    “Las que eran insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; más las prudentes tomaron aceite en sus vasos, juntamente con sus lámparas” las insensatas y prudentes tenían lámparas, ¿Qué significa lámpara en la Biblia?, (Salmos 119:105)
    “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. La lámpara es la palabra de DIOS, el evangelio escrito en la Biblia, esa es la lámpara que nos alumbra en cualquier situación, en cualquier momento, que siempre está ahí para ayudarnos , para fortalecernos, para hacernos más fuertes espiritualmente, aunque a veces desmayemos y nos sintamos solos, siempre tendremos la bendita palabra de DIOS escrita en la Biblia.

    Las vírgenes tenían la lámpara, es decir tenían la palabra de DIOS, sabían el evangelio., sabían la doctrina, tenían la Biblia, cuál es la diferencia entre ambas, el aceite, qué significa el aceite en las escrituras, el espíritu santo. Las vírgenes prudentes eran bautizadas con el espíritu santo y con fuego, había sido derramadas sobre ellas el espíritu santo, (Hechos 2: 17) “Y en los postreros días dice DIOS derramaré de mi espíritu sobre toda carne y vuestros hijos e hijas profetizaran”.
    ¿Cómo las 5 vírgenes prudentes tenían el bautismo en el espíritu santo, y las 5 insensatas no?, porque las prudentes oraban a DIOS con todo el corazón y en el espíritu., estaban consagradas, vivían en santidad, (Lucas 11:13) “ ……..¿cuánto más vuestro padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?. Las vírgenes tenían la palabra pero solo las prudentes la obedecían, las vírgenes prudentes sabían la orden que está dada en la Biblia de tener el bautismo en el espíritu santo (efesios 5:18) “no os embraguéis con vino, en la cual hay lujuria, antes bien sed llenos del espíritu”
    Y a la media noche se oyó un clamor: “He aquí el esposo viene, salid a recibirle”.
    Entonces todas se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Sabemos todos que la segunda venida de JESÚS está muy próxima, todos nosotros como evangélicos sabemos por las señales que se están cumpliendo en el mundo entero, cumpliéndose la profecía bíblica, sabemos que estamos en la época donde nuestra generación verá caer los castigos hacia esta humanidad rebelde y perversa que ha dado y sigue dando las espaldas A DIOS y a su palabra, nosotros tenemos la lámpara, ya que somos luz en este mundo aunque parezca que a veces estemos mal, delante de DIOS, aunque un poco parezca que JESÚS se tarde un poquito, aunque durmamos un poco espiritualmente, siempre tenemos que estar alerta y consagrarnos más y ser bautizados con el espíritu santo.

    Y las insensatas dijeron a las prudentes: “dadnos de vuestro aceite, porque nuestras lámparas se apagan más las prudentes respondieron diciendo: para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas.
    Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta”

    . Las prudentes aquellos cristianos vírgenes, obedientes a la palabra de DIOS, dirán en ese tiempo: ….!vayan a comprar espiritualidad., ¡vayan a comprar para ustedes mismas aceites para sus lámparas., (1 Timoteo 5 : 22) “no impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos consérvate puro”. Ya desde este momento solo hay un gran negocio dentro del pueblo evangélico, numerosas sectas llamándose así mismas protestantes con extrañas doctrinas predican un evangelio a base de dinero, venden productos ungidos, venden sanidades, venden salvación a costas de dinero, (2 Pedro 2:3) “y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas; sobre los cuales la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme”. (Lucas 11 : 13) “ ……..¿cuánto más vuestro padre celestial dará el espíritu santo a los que se lo pidan?. Pero mientras la iglesia va cada día a la apostasía, cada día más se fusiona con el mundo y pierde santidad, mientras se van a comprar espiritualidad, ocurrirá la venida del Esposo, ya estamos en la época final y decisiva, y los que no creen se quedaran fuera, (2 Pedro 2:9) “sabe el señor librar de tentación a los justos, y reservar a los injustos para ser atormentados en el día del juicio”.
    JESÚS mismo vendrá entre las nubes a llevarse a su novia, la iglesia para el cielo, para las bodas del cordero, antes de la gran tribulación, y ya no habrá otra oportunidad para arrepentirse, ya no habrá otra oportunidad para recibir el espíritu santo, ahora sobre el mundo caerá juicio y sobre los cristianos que se quedaron los tibios, vendrá el martirio, así como en la época de Noé, cuando la gente se burlaba y no creía, hasta que vino el diluvio, pasará lo mismo en aquel momento, (Génesis 7 : 16) “ y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado DIOS, y JEHOVÁ LE CERRO LA PUERTA”.

    Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡señor, señor, ábrenos!, Más él respondiendo, dijo: “de cierto os digo, que no os conozco. VELAD, pués porque no sabéis el día ni la hora en que el hijo del hombre ha de venir”.

    Cuando se acabe el tiempo de gracia, aquellas vírgenes insensatas, los evangélicos tibios, lloraran de pena, gritaran pidiendo misericordia, sabrán en sus conciencias que por culpa de ellas mismas y por su incompetencia no entraron, no creyeron al evangelio, vivieron el evangelio a su manera, aquellos que no creían verán cómo sus miembros de sus iglesias los golpearan reclamándoles porque no les dijeron la verdad., porqué nunca le predicaron la verdad muchos en aquel día dirán a DIOS ¡ señor ¡!señor, llévanos también, ¡ señor! ¡señor! ábrenos la puerta del cielo, ¡!señor!, ¡señor, sálvanos., ..nosotros hicimos milagros en tu nombre., predicamos en tu nombre, cantamos en tu nombre, pero ya será tarde el Señor les dirá a aquellas vírgenes, no os conozco, (Mateo 7 : 21, 23) : “ NO todo el que me dice Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hiciere la voluntad de mi padre que está en los cielos, muchos me dirán en aquel día : Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios y en tu nombre hicimos milagros? Y entonces les responderé; NUNCA OS CONOCI, apartaos de mi hacedores de maldad”:

  9. DEBEMOS ser una de las vírgenes prudentes y aguardar el retorno de nuestro señor en todo momento, predicando el evangelio real de Jesucristo, no buscando nuestra gloria, sino la GLORIA Y honra de DIOS, el tres veces santo, digno de amor y respeto, debemos hacer la voluntad de nuestro Padre: (1 Tesalonicenses 4:3) “porque la VOLUNTAD de DIOS es vuestra santificación, que os apartéis de fornicación”, (Hebreos 12 : 14 🙂 “Seguid la paz con todos y la SANTIDAD sin la cual nadie vera al Señor”.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)