Sep 24, 2016

Posted by in Uncategorized | 0 Comentarios

Lider de Aldea ’resucita’ y su pueblo se entrega a Cristo.

Share Button

Un testimonio sorprendente donde un hombre, lider de una comunidad, resucita y toda su aldea se entrega a Cristo. Este suceso fue dado por David Platt, presidente de la Junta de Misiones Mundiales Bautistas del Sur, en una reciente conferencia en Nashville.

ASIA. – Un pequeño pueblo que se encuentra en el sudeste de Asia no conocía el evangelio de Cristo pero hace pocos días se han entregado a Cristo, después de que vieron a su líder aparentemente muerto y luego volver a la vida cuando unos misioneros oraron por él.

El testimonio del milagro acontecido fue dado a conocer por David Platt, presidente de la Junta de Misiones Mundiales Bautistas del Sur, en una reciente conferencia en Nashville.

Un cristiano local del sudeste de Asia tuvo la oportunidad de convertirse a Cristo después de escuchar el mensaje del Evangelio, compartido por los misioneros bautistas del sur. Él fue quién decidió tomar algunos amigos y comenzar a evangelizar en un pueblo “que en su totalidad no tenía conocimiento del Evangelio hasta que llegaron allí”, según informa la agencia Baptist Press.

Los residentes se mostraron predispuestos y tomaron con seriedad la palabra y la acción de evangelización, y rápidamente entregaron sus ídolos, collares y amuletos asociados con el ocultismo para ser quemados, dijo Platt. Pero algo faltal ocrrió. El líder de la aldea acabó falleciendo.

Los habitantes del pueblo asustados por la muerte de su lider, creyeron que su actitud (de conversión a Cristo) había enfurecido a los espíritus locales por lo que tomar la desición de pedir que sus objetos de rituales les fueran devueltos.

Frente al temor del pueblo, los cristianos mateniendo la calma fueron a donde estaba el cuerpo del líder y oraron por él, pidiendo “que Dios mostrase su misericordia a las personas en ese pueblo, que Dios mostrara su gloria y su amor para aquellas personas viesen”, dijo Platt.

Al instante, el hombre tosió una vez, luego otra vez, y hasta comenzó a respirar. Platt dijo que esto devolvió la confianza a los recién convertidos el pueblo.

“Entonces continuaron compartiendo el mensaje del Evangelio, y al día siguiente, la gente comenzó a entregar su vida a Cristo y el pueblo decidió quemar sus ídolos”, explicó.

Platt comentó que no tenían pruebas para confirmar si el líder de la aldea realmente había muerto o no, pero que todo lo que había sucedido estaba bajo la voluntad de Dios y su obra así fue dispuesta para llegar al corazón de tantos habitantes.

Platt dijo que el milagro ocurrido fue un buen ejemplo del “poder de Dios para salvar a los pecadores de manera maravillosa”.

Share Button

Leave a Reply