Sep 17, 2013

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 4 Comments

Lindas experiencias que por su misericordia nos brinda nuestro amado Salvador.Hna, Noemy

Share Button

Dios les bendiga.

En estos días de tanto dolor y sufrimiento por tanto hnos masacrados en tantos paises,
alentemonos con estas lindas experiencias que por su misericordia nos brinda nuestro amado Salvador.
 

.solluz

.

Visión del Señor Jesucristo, Hna. Noemy

DIOS NOS AMA COMO NADIE SE LO IMAGINA.
.
“Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios”.”Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros…porque Dios es amor”
 .
 
Maravillosa experiencia que me regaló mi buen Dios en el año 2001
Durante ese tiempo buscaba yo al Señor con mucha oración y ayuno.
Y el Señor se comenzó a revelar y a manifestar a mi vida como nunca antes me lo había  imaginado, siempre cuando oraba sentía muy fuerte su santa presencia y podía seguir bajo su unción por mucho tiempo; después sentía un deseo muy grande de leer su Santa Palabra y la leíamos junto con mis hijos, y tanto ellos como yo teníamos lindos sueños espirituales que nos daban mas ánimo y fe para seguir adelante en su bendita senda del evangelio. Hasta que llegó el bendito día cuando el Señor quiso revelarse a mi humilde vida de una forma mas amplia para  mostrándome su maravillosa gloria.
Entonces pude entender muy bien las Escrituras  del profeta Isaías donde dice:
.
“Vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria”. Amen, amen.
 .
Así  fue que en un amanecer  fui llevada a la presencia de mi Dios. 
En un momento me encontré sola en medio del espacio, parecía que estaba como sobre la tierra, todo se veía  como oscuro, al frente donde yo estaba vi unos montes altos y hacia lo lejos como al lado norte observé  una montaña muy grande. No sabía porque esa montaña me llamaba la atención. La quedé mirando y vi como aparecieron pequeños fuegos, y mucho humo comenzó a salir, el fuego, fue aumentando y yo  me preocupaba  y pensaba quién estaría haciendo eso, porqué estarían prendiendo fuego ahí si sería tan difícil de apagar.  Hasta que  la montaña  se  llenó de humo y de fuego; desde atrás y hacia todos lados, salían rayos y relámpagos y un gran resplandor de luz.
Yo miraba llena de temor, en mi  espíritu sabía que algo grande iba a ocurrir. Seguí mirando y en ese momento la montaña se comenzó  a mover, no podía creer lo que estaba viendo y cuanto más se movía la montaña, más grande era el resplandor de luz que se veía, poco a poco se  iba saliendo la montaña de su lugar hasta que se corrió totalmente y en ese instante apareció ese ser maravilloso, rodeado de una esplendorosa luz que iluminó todo el firmamento. Una emoción muy grande llenó todo mi ser.
Inmediatamente supe que aquel ser esplendoroso era el bendito y glorioso Señor Jesucristo mi querido Señor y Salvador. Mi corazón no daba mas de tanta emoción, me encontraba tan pero tan insignificante  para estar viendo al ser mas grande de los cielos, y decía: ¡es Dios, y lo estoy viendo; él es el Señor Jesús el hijo de Dios y así es él! Tan grande y poderoso y como ningún hombre de la tierra  lo ha podido imaginar. 
 .
Al principio la montaña estaba muy lejos pero cuando mi Señor se apareció ante mí estaba muy cerca a la vez. Estando ante su gran presencia al instante  mi cabeza se inclinó y lentamente el Espíritu del Señor me dirigía para mirarle, desde abajo hacia arriba, lo primero que vi fueron sus vestiduras,  todo vestido de blanco, sus  faldas largas le llegaban hasta los pies, eran de un blanco radiante, una blancura nunca vista en la tierra. Sus vestiduras exhalaban  una santidad muy grande; vi  toda su vestidura hasta los hombros, sus hombros eran fuertes,  y sobre ellos caían sus cabellos. 
Cuando miré su rostro quedé maravillada, el Señor era sumamente joven, solo tenía como 25 años, su rostro era semejante a la de un hombre judío. Su tes era brillante y no tenía  manchas ni arrugas ni barba ni cosa alguna. Sobre su cabeza brotaba una gran humildad.  
Cuando miré sus ojos quedé atónita, sus ojos eran como  llamas de fuego, y de ellos emanaba un poderoso amor que  estremecía y llenaba todo mi ser.
.
Mi Señor me estaba mirando directamente a los ojos
.
Era Dios. Todo mi ser quería gritarle lo mucho que yo también le amaba,  pero no podía pronunciar palabra, solo podía contemplar y admirar  su poderosa majestad y gloria  En mi corazón sentía una paz muy grande, y un gozo indescriptible, quería continuar ahí viéndole por siempre, sentía una dicha que nunca jamás había experimentado en mi vida. No pensaba en nada de lo terrenal  todos mis sentidos estaban rendidos para él.   No supe cuanto tiempo duró todo eso. 
 .
Mientras  miraba  al Señor  seguía  sintiendo su poderoso amor, era como que el Señor  me decía  te amo, te amo tanto. entonces supe que el amor de Dios es lo más grande que puede haber; y me vino a la mente su santa Palabra:
.
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda sino que tenga vida eterna” Juan 3:16.
.
Yo también pensé. Si tan solo los seres humanos supieran cuán grande y verdadero es el amor de Dios , muchas almas se podrían salvar, y sentía en mi corazón el deseo de estar en  la tierra  y decirles a todos  que Dios es realmente AMOR, ya que muchos estaban equivocados al pensar mal de él, pues ahora yo misma por la misericordia de Dios lo había podido palpar al estar delante de él,  porque lo que mas fluía de su maravillosa presencia era su amor, y que no solamente era hacia mi sino era por todas las almas de la tierra.
.
Ese amor tan grande que el tenía, se podía sentir y palpar en todo su ser, desde su cabeza hasta la punta de sus pies. 
Lamentaba mucho que tantos no conocerían el amor de Dios, pero a la vez me sentía muy dichosa de ser parte del reino de los cielos y de ser una hija de Dios, para contar las maravillas de nuestro Padre y  de su Hijo Jesucristo.
Aunque en aquel momento yo no quería regresar,  pronto estuve en la vida real Agradecida totalmente de mi amado Señor y Savador  JESUS DE NAZARET. por que él me había revelado su gloria.
  ¡toda gloria honor y honra para Jesucristo el Señor!
Grande y maravillosas son sus obras en el cielo y en la tierra ¡aleluya!
.
Share Button
  1. Darwin Vasquez says:

    Es difícil para una mente humana y/o teologica, pensar que Dios pueda revelarse de tal manera a un ser humano, pero la Biblia nos dice que para Dios no hay nada imposible.

    Lo cierto es que si Dios se dejo ver por muchas personas en el antiguo testamento, como un ser celestial en forma humana, de igual manera se mostró al mundo entero como humano en carne y hueso, como Salvador, Cordero Redentor, entonces yo sí creo que Dios deje ver su forma como nosotros la podamos interpretar de una manera familiar.

    Pero ¿a que se refiere la Biblia cuando dice, que a Dios nadie le puede ver, pues no hay hombre que le vea y viva?

    Yo creo que se refiere verlo en su Plenitud, en su Luz, cuando está envuelto en su Gloriosa de Luz, su ser Puro, que será revelado a los humanos que se vallan con Él día del arrebatamiento y seamos como Él es.

    Yo también quiero ver tu gloria, mi Padre Lindo, mi Dios, mi Rey y mi Salvador.

    ¡Que bella experiencia hermana!

    ¡Maranatha!

  2. Gracias hermana por compartir lo que Dios te ha dado.. Realmente me llena de aliento leer estas lineas; porque es dificil aveces caminar por este camino, aveces es muy dificil pero siempre pienso en eso, en ver la gloria de nuestro Dios y eso me llena de fuerzas y me imagino mirando contemplando su hermozura y santidad y puedo seguir. Muchas gracias Hermana y que El Señor Jesucristo la siga llenando de bendiciones. Siga compartiendolo con todos. El mundo deve saber que Cristo murio por ellos.

  3. DIOS LES BENDIGA:

    BELLA EXPERIENCIA DE LA HERMANA. ES CIERTO NO HAY HOMBRE QUE ME VEA Y VIVA. ESTA HERMANA FUE LLEVADA EN SUENO, SU ESPIRITU PUDO HABER VISTO AL HIJO DE DIOS.

  4. que hermoso testimonio mi hna DIOS te bendiga y siga llenando tu vida y la de tu familia.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)