Feb 16, 2013

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 19 Comments

Mi hogar. Experiencia vivida. Hermano Pablo

Share Button

Mi hogar.

Experiencia vivida el 16 de Diciembre del 2012.

Hermanos quiero relatarles una experiencia que viví en una iglesita de mi ciudad.
A nosotros los cristianos nos cuesta convivir con los demás. En el trabajo el vocabulario que usan los compañeros al comunicarse es bastante sucio y desagradable, lo que te obliga a apartarte del grupo inevitablemente. Para que decir de qué forma usan la mentira para lograr sus ambiciosos objetivos. Pasando por encima de los demás llegan a ser hasta alabados por sus patrones.

Al llegar a nuestros hogares vemos que a nuestro alrededor ocurre lo mismo. Si preguntas a cualquiera de tus conocidos que lo que estas viendo lo ve el, te responderá que si. Esto finalmente te abate y te deprime y tu soledad se hace fuerte.

En uno de estos momentos triste que viví le decía al Señor:

Señor, siento que este lugar donde estoy viviendo no es mi hogar. Me siento un extraño en un país ajeno. Miro a mi rededor y me parece que todo esto no es mi hogar. Desde pequeño que sentía que esta vida no era la mía, que yo pertenecía a otro mundo. Quiero saber que hago yo aquí. Esto no es mi mundo. Esto no es mi hogar. La gente, toda, piensa distinto. Me siento solo. Pero tú dices que tienes un hogar allá en tu reino, preparado para los tuyos. ¿Será ese mi hogar, al que yo pertenezco? Porque esto que veo aquí no lo siento como mío. Me siento un verdadero extraño. Me siento solo. Me siento agredido por mi prójimo por el solo hecho de ser diferente. Ya no quiero estar más aquí en este lugar. No me gusta. Veo mucha maldad. Veo que se burlan de ti. Veo destrucción y no les importa. Veo que teniendo mucho quieren quitarle al pobre lo poco que tienen. Veo un caos a mi rededor y cuando leo tu palabra veo belleza. Insisto, no quiero seguir en este mundo perverso quiero estar en mi verdadero hogar.
Padre, quiero volver a mi hogar. Padre, quiero llegar a mi casa, a mi verdadera casa. No soporto más aquí en este extraño lugar. Llévame a casa. Te lo pido por amor a tu precioso hijo Jesús.

Amen.

Y me quede con esta oración y el dolor en el pecho en un profundo sueño.
Esa noche no soñé ni tuve alguna revelación. Solo me quede dormido.
Pasaron algunas semanas como resignado a mi triste realidad. Viviendo la rutina de la vida. Pero no descuidando mi devoción a ÉL. Participando de los servicios como todos nosotros. Con alabanzas, oración, lectura de la palabra y testimonios de glorificación a Cristo.
Pero una noche, en medio del servicio de adoración, cuando el pastor se preparaba para la exhortación, descendió el Espíritu Santo tomando a todos de sorpresa. Primero levanto a una hermana y luego al pastor de la congregación. Lo que logre retener fueron fragmentos del glorioso mensaje que a continuación les voy a compartir:

“He aquí estoy a las puertas.
Todas las señales se están cumpliendo.
Pueblo de Jesucristo, busca al que vive para siempre.
Alaba a Cristo.”

“… Ahí cumpliré los sueños.
… Te vas a sorprender cuando llegues a tu hogar.
… Créelo porque yo soy el que soy.
… Entren en la presencia del Señor.
… Oh, no tengas miedo de ser usado.
… Dios pondrá palabras en aquel lugar.
… Al que golpea se le abre.
… Al que golpea se le abre.
… Al que golpea se le abre.
… Tú tienes la llave.
… Al que golpea se le abre.
… Escucha pueblo de Dios.
… La oración es la llave de todas las puertas.”

Fragmentos que dicen mucho y que calan muy hondo en tu corazón.
Esa noche todavía no comprendía el porque del mensaje. Hasta una hermana me decía, mientras la llevaba a su casa en mi camioneta, que estaba ansiosa por ver que era lo que el Señor le tenía preparado en su casa. Todos nosotros no comprendíamos el verdadero significado del mensaje. Será que nos gusta este mundo de alguna manera y compartir todas sus entretenciones como lo hace el resto de la humanidad.
Bueno, no pasaron mas de tres días hasta que caí en la cuenta que lo que el SEÑOR estaba diciendo lo decía pensando que el hogar del que el estaba hablando era el hogar celestial. Y ese día lo dijo en respuesta a la oración que yo había hecho angustiosamente días anteriores. Verdaderamente el corazón del Padre se había conmovido por el deseo de uno de sus hijos al decirle: Padre, quiero volver a mi hogar.
Una muestra del desprecio a este mundo y el amor al suyo.
Escojamos, hermanos y hermanas,… ¿que hogar deseamos? El de PAPÁ o el del otro.
Por mi parte mis queridos hermanos sigo deseando lo mismo. Este mundo no me gusta para nada. Sigo queriendo volver a casa, a casa de mi Padre.
Dios les guarde a todos ustedes. A toda la familia de el regresa y los demás hermanos de todo el mundo.

Sin duda ya regresamos a nuestro hogar.

Los amo.

Pablo.

Share Button
  1. Hermano Pablo, todos los que amamos al Dios verdadero lleno de honra y amor, nos sentimos igual. Pero debemos ser valientes y no cansarnos, pronto viene nuestra redencion, mas bien ocupémonos no en desanimarnos; sino en predicar su palabra. Gracias Dios por escogernos. y como dice su palabra “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.” Rom 12:21 y en otra escritura dice: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 1Pe 5:8-9

    Saludos hermanos y un fuerte abrazo.

  2. Isabel Flores says:

    Muchas gracias por compartir esto se que Dios me trajo aqui el dia de hoy por que asi me siento ahora cada palabra escrita es como yo siento.
    Cada dia es como un escalon a la gran puerta Eterna.

  3. Muy claro y hermoso tu sentir mi hno Pablo, nos interpretas a todos.
    ya viene ese dia glorioso cuando estemos allá en la gloria del Señor te bendigo, que seas lleno de la presencia de Dios y santo para él

  4. VERDADERAMENTE, EL REMANANTE DE DIOS , LA MANADA PEQUEÑA, LOS OLVIDADOS , LO QUE MENOSPRECIO EL MUNDO, LAS OVEJAS DE SU PRADO; TODOS AQUI…, JUNTOS. ¡BELLA VISION! QUE MI DIOS SANTO LOS BENDIGA A TODOS USTEDES. NO CONOZCO SUS CARITAS; CUANDO ESTEMOS ALLA…,SABRE QUIENES SON… CORRERE A DARLES UN ABRAZO… YA SIENTO LAS GANAS DE HACERLO.
    LOS QUIERO DE VERDAD, PORQUE SENTIMOS LO MISMO.
    HAY, QUE BELLO ES TU REINO SEÑOR, QUE BELLO ES ESTAR CONTIGO. GUARDAMELOS EN TU CORAZON MI JESUS.
    HERMANO PABLO.

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)