Sep 7, 2019

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 0 Comentarios

“Una falla sísmica que se creía latente podría devastar Los Ángeles”,Aporte de Hna.María Elena

Share Button

Una falla sísmica que se creía latente podría devastar Los Ángeles

Container ships and cranes at the Port of Los Angeles in San Pedro.

Buques de carga y grúas en el Puerto de Los Ángeles en San Pedro.
(Los Angeles Times)

Científicos especialistas en sismos encontraron que una falla sísmica a lo largo de la costa de Los Ángeles, que se creía que estaba latente, en realidad está activa y podría causar un terremoto de magnitud 6.4.

Y si se relaciona con otras fallas, podría desencadenar un terremoto de magnitud 7, según un equipo de investigadores de Harvard, USC y el Servicio Geológico de Estados Unidos.

La falla, conocida como falla Wilmington Blind-Thrust, se extiende por aproximadamente 12.5 millas, corriendo hacia el noroeste desde Huntington Beach, directamente debajo de los puertos de Los Ángeles y Long Beach, pasando el lado este de Palos Verdes Peninsula y hacia la Bahía de Santa Mónica.

Los investigadores han sabido durante décadas que la falla existía, pero durante mucho tiempo se pensó que estaba inactiva y por lo tanto no preocupaba a los residentes de Los Ángeles.

ADVERTISING
Wilmington Fault

Mapa de la falla de Wilmington.
(U.S. Geological Survey)

Sin embargo, un nuevo informe, dirigido por Franklin Wolfe, estudiante de doctorado en el grupo de modelado estructural y recursos terrestres de Harvard, ha encontrado que la falla Wilmington está de hecho viva y coleando pudiendo afectar los puertos de Los Ángeles y Long Beach.

“No se rompe con frecuencia, pero es como un gigante dormido debajo del puerto”, dijo Wolfe. “Sólo porque sea lento, no significa que no sea peligroso”.

Una falla de empuje ciego, se denomina así porque la falla en sí misma no alcanza la superficie de la Tierra. No hay colinas, grietas o roturas que indiquen su existencia.

Los científicos sabían que la falla de Wilmington estaba allí porque se encuentra debajo de los campos petrolíferos de Wilmington y los datos recogidos por la industria petrolera revelaron un plegamiento en capas profundas de roca que indicaba la existencia de una falla.

Sin embargo, el pliegue revelador de la roca no parecía extenderse a capas más superficiales de tierra. Por lo tanto, los datos sugieren que la falla había permanecido latente por lo menos 2 millones de años.

Entonces, hace unos 10 años, un científico de USGS que estaba estudiando la arquitectura de los reservorios de agua subterránea descubrió que, de hecho, parecía haber algún pliegue en la roca en capas más superficiales de lo que los investigadores de la industria petrolera habrían visto.

Investigaciones posteriores revelaron que tenía razón. El plegamiento tanto en la roca profunda como en la muy poco profunda parecía ser causado por la misma falla. Eso significa que la falla de Wilmington seguía activa.

Newport-Inglewood fault zone

Wolfe dijo que la falla se mueve muy lentamente y que se puede esperar que se rompa en algún momento en los próximos 3.000 a 5.000 años.

“Hace que uno se pregunte cuántas otras fallas hay en California que no se detectan y se mueven lentamente”, dijo Wolfe. “La falla de San Andrés es la más notable, pero muchas otras fallas en California son capaces de generar daños”.

La falla de Wilmington corre cerca de otra falla notoria, la de Newport-Inglewood.

Esa falla desató el terremoto de 1933 en Long Beach, que mató a 120 personas y provocó algunas de las primeras regulaciones de construcción sísmica del estado.

La zona Newport-Inglewood ha sido considerada durante mucho tiempo una de las zonas de mayor peligro sísmico del sur de California, ya que corre bajo algunas de las áreas más densamente pobladas de la región, desde el lado oeste de Los Ángeles hasta la costa del Condado de Orange.

Una investigación publicada en 2017 encontró que la falla puede ser aún más peligrosa de lo que los expertos habían creído, capaz de producir temblores destructivos más frecuentes que los sugeridos previamente por los científicos.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)