Jun 20, 2018

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 3 Comments

“Las Armas De Nuestra Milicia”

Share Button

PUBLICADO POR PRIMERA VEZ EN EL BLOG:Feb 10, 2013 @ 01:01

 

 

Las Armas De Nuestra Milicia

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas…” (2 Corintios 10:4)

Aun para muchos cristianos, Satanás y sus demonios son solo figuras mitológicas o fabricadas por una mente fantasiosa o infantil, al que le estamos dando demasiada importancia. Pero el mismo Señor Jesucristo le dijo de él a sus discípulos: “Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo…” (Lc. 10:18).

En Efesios 6:12, el apóstol Pablo detalla a toda una jerarquía de demonios y en Lucas 11:17-18, Jesús alude al reino de Satanás. Cada uno de estos “rangos”, como en cualquier ejército tiene tareas y recibe órdenes específicas; por ejemplo: Principados- el término define un territorio o jurisdicción de un príncipe, lo que señala que hay espíritus demoníacos colocados por Satanás que gobiernan sobre diferentes lugares. Potestades- género de maldad y demonios asignados a pecados específicos. Gobernadores de las tinieblas- describe puestos desempeñados por estos seres espirituales (2 Co. 4:4). Tratan de controlar y gobernar, a través de las estructuras del gobierno y autoridades. Huestes espirituales de maldad- Palabra clave maldad. Sugiere todo lo que es altamente dañino o destructor. Su objetivo es la maldad. Pueden aparecer como ángeles de luz (2 Co. 11:14-15).

Los demonios son seres caídos, hostiles a Dios y al hombre, por cuanto éste fue creado a su imagen y semejanza. Jesús los enfrentó en muchas ocasiones. Les habló, les ordenó (Mr. 4:39), ellos se atemorizaron ante su presencia y le obedecieron (Mr. 4:7-13). El Señor nos advirtió contra ellos (1 P. 5:8), les venció en la cruz (Col. 2:13-15) y nos dio autoridad sobre toda su fuerza (Lc. 10:19; Mr. 16:17-18).

A- Vencemos usando la vestidura adecuada

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer es vestirnos apropiadamente. Ningún soldado se presenta al campo de batalla con cualquier vestido. Dios nos ha preparado las vestiduras para ir al campo de batalla y no sólo enfrentarlo, sino vencerlo. El apóstol nos invita a vestirnos: “…de toda la armadura de Dios…”. Es la única forma de: “…estar firmes contra las asechanzas del diablo…” (Ef. 6:11).

1- Ceñidos vuestros lomos con la verdad

* Lomos- área de la cintura, parte principal de la fuerza del cuerpo. Esta pieza de la armadura tenía que estar bien ajustada ya que ayudaba a su vez, a mantener otras piezas de la armadura fijas en su lugar y en mejor posición para pelear.

*En el aspecto espiritual, los lomos que debemos ceñir son la mente y el espíritu: “…ceñid los lomos de vuestro entendimiento…” (1P. 2:13). Si tenemos conocimiento de la verdad, nuestras mentes y espíritus estarán fuertes para enfrentar la batalla: prueba, tentación, ataques del enemigo, enfermedad, problemas con hijos, en el hogar, etc.… (Is. 11:5).

2- Vestidos con la coraza de justicia

*Coraza- armadura compuesta de pecho y espalda desde el cuello hasta la cintura. Protegía órganos vitales como el corazón y pulmones. Una herida en un brazo no es mortal, pero no es igual cuando estos órganos son lastimados.

*En el aspecto espiritual es la Nueva Criatura que pasamos a ser cuando aceptamos a Cristo como nuestro salvador y Señor. Tan pronto aceptamos al Señor somos vestidos con las vestiduras de la justicia de Cristo (Ef. 4:24; Col. 3:10; 1 Ts. 5:8; Is. 59:17).

3- Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz

*Apresto- prevención, preparación. En la época de Pablo no se usaban zapatos dentro de la casa. Ponerse los zapatos era señal de estar listo.

*En éxodo 12:11, Dios ordenó a su pueblo comer la pascua con “…vuestro calzado en vuestros pies…”, dice 1 Pedro 3:15, “…estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros…”.

4- Tomad el escudo de la fe

*Escudo- arma defensiva para cubrirse o resguardarse. Era lo suficientemente poderosa como para proteger al soldado de flechas, dardos y piedras del enemigo. Una práctica común ungir los escudos con aceite para que reflejaran los rayos solares y enceguecieran al enemigo desviándolo así de su objetivo. Esta arma por nada era abandonada por el soldado, ya que con él ninguna parte de su cuerpo era dejada sin protección.

*En lo espiritual la fe sólida que viene por el oír y el oír de la Palabra de Dios, bien fundamentada en la Victoria de Cristo en el Calvario, es lo suficientemente fuerte y poderosa como para apagar todos los dardos del enemigo y vencer todos tus frentes (Ro. 10:17; 2 Co. 5:7; 1 Ti. 6:12; Heb. 11:1,6; Stg. 1:6).

5- Tomad el yelmo de la salvación

*Yelmo- parte de la armadura que protege la cabeza y el rostro. Mostraba a que ejercito pertenecía el soldado y su protección permitía al soldado mantener su cabeza erguida y fijarse bien en los movimientos del enemigo.

*En lo espiritual el yelmo de Dios que nos protege es la salvación (1 Ts. 5:8).

6- Tomad la espada del Espíritu que es la Palabra de Dios

*Espada- arma con empuñadura aguda y cortante, la cual no sólo se usa para defenderse del enemigo, sino también para atacarlo.

*En el aspecto espiritual la espada es la Palabra de Dios. “…y la espada de Espíritu que es la palabra de Dios…” (Ef. 6:17), el apóstol Pablo no se refería a toda la palabra, sino al Rhema de la palabra.

*Logos- es la Palabra de Dios para todo el mundo y para todas las épocas.

*Rhema- es la Palabra de Dios para ti (para mi) para un momento determinado.

*En otro aspecto, la espada es ineficaz si no se esgrime. Tienes que usarla, tienes que blandir la espada. Es un arma espiritual de gran poder. Confiesa la Palabra. Habla lo que dice la Palabra y créela.

Conclusión:

Las armas a ser utilizadas y el buen manejo o destrezas de las mismas nos garantizan gran ventaja sobre el enemigo. El arma más importante para el soldado cristiano, después del bautismo en el Espíritu Santo, es el conocimiento de la Palabra, por consiguiente el buen manejo de esta Espada nos garantiza la victoria.

Es dentro del conocimiento de la Palabra que encontramos otras armas de gran poder, tales como:

1- El nombre de Jesús (Mr. 16:17
2- La sangre de Jesús (Ap. 12:11)
3- Oración y Ayuno (Mr. 9:29)
4- Alabanzas (2 Cr. 20:20-22)
5- Perseverancia (Lc. 18:1-8)
6- Obediencia (Fil. 2:5-11)

Entre muchas más que hay en la palabra, solo te invitamos a escudriñar las escrituras.

Share Button
  1. maría elena says:

    Amén ,asi es hermanos ,todos estos puntos mencionados tenemos que adiestrarlos y practicarlos a diario,nuestra redención se acerca, y vale la pena ,no pierdan el ánimo por las cosas de este mundo ,animense por el que vendrá. el Señor les bendiga .

  2. Muchas gracias mis amados hermanos esta esla palabra de parte del Señor que estaba esperando, su disposicion para servir al Señor con estas porciones de la palabra son de muy grande bendicion para todos nosotros, gracias y que el Señor me los bendiga y fortalezca cada dia para que no desmayen, sabiendo que el Señor tiene gran galardon por sus esfuerzos.
    un abrazo familia Parra.

  3. DIOS LOS CONTINUE BENDICIENDO GRANDE Y PODEROSAMENTE MUY UTIL LAS ENSEÑANZAS DE LA PALABRA DE DIOS PARA NUESTRO CRECIMIENTO ESPIRITUAL A DIOS SEA TODA LA GLORIA Y LA HONRRA Y PARA MIS HERMANOS EN CRISTO SUS BENDICIONES AMEN

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)