Dec 1, 2012

Posted by in asides, Blog, Featured Articles | 0 Comentarios

Profecía Cumplida: Evidencia de la Confiabilidad de la Biblia

Share Button

 

Por el Dr. Hugh Ross

Única entre todos los libros jamás escritos, la Biblia predice con precisión eventos específicos en detalle, muchos años , a veces siglos, antes de que ocurran. Aproximadamente 2500 profecías aparecen en las páginas de la Biblia, alrededor de las cuales 2000 ya se han cumplido a la letra, sin errores.

(Los restantes 500 se alcanzaran en el futuro y pueden ser vistas desarrollarse a medida que pasan los días.)
Puesto que la probabilidad de que cualquiera de estas profecías se haya cumplido al azar es menos de uno en diez (calculado en forma muy conservadora) y como las profecías son en su mayor parte independientes una de otra, las probabilidades para que todas estas profecías se hayan cumplido por casualidad sin error es menor que uno en 10 2000 (que es 1 con 2000 ceros escritos después de él)!

Dios no es el único, sin embargo, que usa las previsiones de acontecimientos futuros para llamar la atención de la gente. Satanás también lo hace. A través de los clarividentes (como Jeanne Dixon y Edgar Cayce), mediums, adivinos y otros, vienen con  predicciones notables, aunque raramente con más de un 60 por ciento de precisión, nunca con total precisión. Los mensajes de Satanás, por otra parte, no se adaptan a los detalles de las profecías de la Biblia, ni tampoco incluyen un llamado al arrepentimiento.

La prueba de fuego para la identificación de un profeta de Dios está grabada por Moisés en Deuteronomio 18:21-22. De acuerdo con este pasaje de la Biblia (y otros), los profetas de Dios, a diferencia de los voceros de Satanás, son 100 por ciento precisos en sus predicciones. No hay margen para el error.

El poco espacio no permite una explicación de todas las profecías bíblicas que se han cumplido, de modo que abordaremos la discusión de algunas que ejemplifican el alto grado de especificidad, el rango de proyección, y / o lo “sobrenatural” de los eventos predichos. A los lectores se les recomienda seleccionar otras, así, y examinar cuidadosamente su historicidad.

(1) En algún momento antes del año 500 aC, el profeta Daniel proclamó que el largamente esperado Mesías de Israel comenzaría su ministerio público 483 años después de la emisión de la orden para restaurar y edificar  Jerusalén (Daniel 9:25-26).
Asimismo predijo que el Mesías sería “cortado”, muerto, y que este evento se llevaría a cabo antes de la segunda destrucción de Jerusalén.
Abundante documentación muestra que estas profecías se cumplieron a la perfección en la vida (y la crucifixión) de Jesucristo. El decreto sobre la restauración de Jerusalén fue emitido por el rey persa Artajerjes a Esdras, el sacerdote hebreo en el 458 aC, 483 años después, que el ministerio de Jesucristo empezara en Galilea. (Recuerde que, debido a cambios en el calendario, la fecha para el comienzo del ministerio de Cristo es establecido por la mayoría de los historiadores en alrededor del 26 dC. También tenga en cuenta que a partir del 1 aC al 1 dC es sólo un año). La crucifixión de Jesús tuvo lugar pocos años después, y unas cuatro décadas más tarde, en el año 70 vino la destrucción de Jerusalén por Tito.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 5.) *

(2) Aproximadamente en el año 700 aC el profeta Miqueas llamado el pequeño pueblo de Belén como el lugar de nacimiento del Mesías de Israel (Miqueas 5:2). El cumplimiento de esta profecía en el nacimiento de Cristo es uno de los hechos más conocidos y ampliamente celebrados en la historia.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 5.)

(3) En el siglo V antes de Cristo un profeta llamado Zacarías declaró que el Mesías sería traicionado por el precio de unas treinta piezas de plata de esclavos, de acuerdo con la ley judía, y también que este dinero sería utilizado para comprar un cementerio para extranjeros pobres de Jerusalén (Zacarías 11:12-13). Escritores de la Biblia y los historiadores seculares  registran treinta piezas de plata como la suma pagada a Judas Iscariote para traicionar a Jesús, e indican que el dinero fue para comprar un “campo del alfarero”, utilizado-tal como se predijo- para la sepultura de los extranjeros pobres ( Mateo 27:3-10).

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 11.)

(4) Unos 400 años antes de la crucifixión fuese inventada, ambos el Rey David y el profeta Zacarías describe la muerte del Mesías en palabras que retratan perfectamente ese modo de ejecución. Además, se dice que el cuerpo sería traspasado y que ninguno de los huesos sería quebrado, en contra del procedimiento habitual en casos de crucifixión (Salmos 22 y 34:20; Zacarías 12:10). Una vez más, los historiadores y los escritores del Nuevo Testamento confirman el cumplimiento: Jesús de Nazaret murió en una cruz romana, y su muerte extraordinariamente rápida elimina la necesidad de la ruptura normal de los huesos. Una lanza fue clavada en su costado para verificar que estaba, de hecho, muerto.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 13.)

(5) El profeta Isaías predijo que un conquistador llamado Ciro destruiría la aparentemente inexpugnable Babilonia y someteria a Egipto junto con la mayoría del resto del mundo conocido. Este mismo hombre, dice Isaías, decidiría dejar a los exiliados judíos en su territorio en libertad sin pago de rescate (Isaías 44:28; 45:1 y 45:13). Isaías hizo esta profecía 150 años antes de que Cyrus naciera, 180 años antes de que Ciro realizado alguna de estas hazañas (y así lo hizo, con el tiempo, las llevo a cabo todas ellas), y 80 años antes de que los Judíos fueron llevados al exilio.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 15.)

(6) Mighty Babilonia, 196 kilómetros cuadrados, estaba rodeada no sólo por un foso, sino también por una doble pared de 330 pies de alto, cada parte de 90 pies de espesor. Se ha dicho por opinión popular unánime que era indestructible, sin embargo, dos profetas de la Biblia declaró que caería. Estos profetas alegaban, además, que las ruinas serían evitadas por los viajeros, que la ciudad nunca más será habitada, y que sus piedras ni siquiera se utilizarían para su uso como material de construcción (Isaías 13:17-22 y Jeremías 51:26, 43 ). Su descripción es, de hecho, la bien documentada historia de la famosa ciudadela.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 9.)

(7) La ubicación exacta y la secuencia de construcción de nueve suburbios de Jerusalén fue predicha por Jeremías unos 2600 años atrás. Se refirió a la fecha de este proyecto de construcción como “los últimos días”, es decir, el período del segundo renacimiento de Israel como una nación en la tierra de Palestina (Jeremías 31:38-40). Este renacimiento se convirtió en historia en 1948, y la construcción de los nueve suburbios ha avanzado precisamente en los lugares y en la secuencia predicha.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 18.)

(8) El profeta Moisés predijo (con algunas adiciones de Jeremías y Jesús) que la antigua nación judía sería conquistado en dos ocasiones y que el pueblo sería llevado como esclavos cada vez, primero por los babilonios (por un período de 70 años) , y luego por un cuarto reino mundial (lo que nosotros conocemos como Roma). El segundo conquistador, según Moisés , tomaría los Judíos cautivos a Egipto en naves, para venderlos o regalarlos como esclavos a todas las partes del mundo. Ambas predicciones se cumplieron a rajatabla, el primero en el año 607 aC y la segunda en 70 dC. El vocero de Dios dijo, además, que los Judíos permanecerían esparcidos por todo el mundo por muchas generaciones, pero sin llegar a ser asimilados por los pueblos o de otras naciones, y que los Judíos algún día regresar a la tierra de Palestina a restablecer por segunda vez su nación (Deuteronomio 29, Isaías 11:11-13; Jeremías 25:11; Oseas 3:4-5 y Lucas 21:23-24).

Esta declaración profética cruza a través de 3500 años de historia a su completo cumplimiento durante nuestra época.

(Probabilidad de cumplimiento por casualidad = 1 en 1 20.)

(9) Jeremías predijo que a pesar de su
fertilidad y pese a la accesibilidad de su suministro de agua, la tierra de
Edom (hoy parte de Jordania) se convertiría en una tierra estéril y deshabitada
(Jeremías 49:15-20, Ezequiel 25:12-14 ). Su precisa descripción  narra la actual historia sombría de esa
región.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 5.)

(10) Josué profetizó que Jericó sería reconstruida por un hombre. También dijo que el hijo mayor del hombre iba a morir cuando comenzó la reconstrucción y que su hijo menor iba a morir cuando la obra llegó a su término (Josué 6:26). Hace unos cinco siglos más tarde esta profecía encontró su cumplimiento en la vida y la familia de un hombre llamado Hiel (1 Reyes 16:33-34).

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 7).

(11) El día de la partida sobrenatural de Elías de la Tierra fue predicho por unanimidad y con precisión, de acuerdo con el testigo ocular-por un grupo de cincuenta profetas (2 Reyes 2:3-11).

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 9).

(12) Jahaziel profetizó que el rey Josafat y un pequeño grupo de hombres derrotaria a un enorme, bien equipado y bien entrenado ejército sin siquiera tener que luchar. Tal como se predijo, el rey y sus tropas estaban mirando como sus enemigos fueron destruidos sobrenaturalmente hasta el último hombre (2 Crónicas 20).

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 8).

(13) Un profeta de Dios (sin nombre, pero Semaías probablemente) dice que un futuro rey de Judá, llamado Josías, tomaría los huesos de todos los sacerdotes ocultistas (sacerdotes de los “lugares altos”) de Jeroboam rey de Israel y los quemaria en el altar de Jeroboam (1 Reyes 13:2 y 2 Reyes 23:15-18). Este evento tuvo lugar aproximadamente 300 años después de que fuera anunciado.

(Probabilidad de cumplimiento por azar = 1 en 10 13).

Dado que estas trece profecías cubren eventos en su mayoría separados e independientes, la probabilidad de ocurrencia al azar para las trece es de 1 en 10 138 (138 es igual a la suma de todos los exponentes de 10 en la estimaciones de la probabilidad anterior). Para el bien de poner el número en perspectiva, esta probabilidad se puede comparar con la probabilidad estadística de que la segunda ley de la termodinámica se invertiera en una situación dada (por ejemplo, que un motor de gasolina se refrigere sí mismo durante su ciclo de combustión o calor que fluirá de un cuerpo frío a un cuerpo caliente)-que por azar = 1 en 10 80.
Indicando simplemente, basándose en estas trece profecías solamente, el registro de la Biblia puede decirse que es mucho más confiable que la segunda ley de la termodinámica. Cada lector debe sentirse libre de hacer sus propias estimaciones razonables de probabilidad para el cumplimiento por azar de las profecías citadas aquí. En cualquier caso, las probabilidades deducidas todavía serian absurdamente remotas.

Dado que la Biblia prueba ser un documento tan fiable o, hay muchas razones para esperar que las 500 restantes, aquellas profecías programado para el “tiempo del fin”, también se cumplirán hasta la última letra. ¿Quién puede darse el lujo de ignorar estos eventos venideros y mucho menos perderse las bendiciones inconmensurables ofrecidos a todo el mundo que se somete al control del autor de la Biblia, Jesucristo? ¿Una persona razonable tomaria a la ligera la advertencia de Dios de juicio para aquellos que rechazan lo que sabemos que es verdad acerca de Jesucristo y la Biblia, o que rechazan la afirmación de Jesús en sus vidas?

* Las estimaciones de probabilidad incluidas en este documento provienen de un grupo de investigadores científicos seculares. Como ejemplo de su método de cálculo, tenga en cuenta sus cálculos para esta primera profecía citada:

  • Desde que el ministerio del Mesías posiblemente podría comenzar en cualquiera de las cerca de 5000 años, es pues una posibilidad de uno entre 5000 que su

    ministerio podría comenzar en el 26 dC

  • Dado que el Mesías es Dios en forma humana, la posibilidad de que sea asesinada es considerablemente baja, digamos menos de una posibilidad entre 10.
  • En relación con la segunda destrucción de Jerusalén, esta ejecución tiene aproximadamente la misma probabilidad de que ocurran antes o después de ese evento, es

    decir, una probabilidad en 2.

Por lo tanto, la probabilidad de cumplimiento por casualidad de esta profecía es de 1 en 5000 x 10 x 2, que es de 1 en 100.000, o 1 de cada 10 5.

TRADUCIDO POR EL REGRESA.

Share Button

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)