Dec 11, 2012

Posted by in Uncategorized | 2 Comments

Sobreviví a la jihad islámica. Testimonio de Brigitte Gabriel [Hna. Noemy]

Share Button

Valiente mujer denuncia el terror del Islam

Brigitte Gabriel es una periodista, escritora y activista Libanesa. Después de la tragedia del 11 de Septiembre, fundo la organización ACT (American Congress for Truth), una organización sin fines de lucro dedicada a educar a los Americanos acerca de la amenaza que significa el Islam radical a la paz mundial y seguridad nacional. Hace varios años dio un discurso en la Universidad de Duke, donde refleja su punto de vista con respecto al Islam.

Aquí está el discurso:

“Estoy orgullosa y honrada de pararme aquí hoy como una Libanesa hablando por Israel, la única democracia en el Medio Oriente. Como alguien que fue criada en un país Árabe, quiero darles un vistazo dentro del corazón del mundo Árabe. Fui criada en Líbano, donde me enseñaron que los judíos son diabólicos, Israel es el diablo y que solo tendremos paz en el Medio Oriente cuando matemos a todos los judíos y los conduzcamos dentro del mar.

Cuando los musulmanes y Palestinos declararon “Yihad” a los Cristianos en el 1975, empezaron a masacrar a los Cristianos ciudad tras ciudad. Terminé viviendo en un refugio contra bombas bajo tierra desde los 10 hasta los 17 años de edad, sin electricidad, comiendo pasto para sobrevivir y gateando entre balas “sniper” hacia un manantial para obtener agua.

Fue Israel quien viajó a ayudar a los Cristianos en el Libano. Mi madre fue herida por un ataque Musulmán y fue llevada a un hospital Israelí para recibir cuidado. Cuando entramos a la sala de emergencias, quedé paralizada ante lo que vi. Había cientos de personas heridas, Musulmanes, Palestinos, Libaneses, Cristianos, y soldados Israelíes reposando en el piso. Los doctores trataban a cada uno de ellos de acuerdo a su lesión. Trataron a mi mamá antes que al soldado Israelí que reposaba a su lado. No vieron religión, no vieron afiliación política; vieron a personas necesitadas  solo ayudaron.

Por primera vez en mi vida, presencié una cualidad humana que sé que mi cultura no habría mostrado a su enemigo. Fui participe de los valores de los Israelíes, quienes fueron capaces de amar a su enemigo en su momento más difícil.

Pasé 22 días en ese hospital; esos días cambiaron mi vida y la forma en la que creo en la información, la forma en la que escucho la radio o la televisión. Me di cuenta que había comprado una mentira fabricada por mi gobierno acerca de los Judíos y de Israel, la cual estaba lejos de la realidad. Supe a ciencia cierta que si fuera yo un Judío en un hospital Árabe, habría sido linchada y arrojada al suelo mientras gritos de alegría de “Allahu Akbar” (Dios es grande) harían eco a través del hospital y sus alrededores.

Me hice amiga de los familiares de los soldados Israelíes heridos, de una en especial, Rina, cuyo único hijo había sido herido frente a sus ojos. Un día, estaba de visita con ella en el hospital y la banda musical del Ejército Israelí vino a tocar canciones nacionales para levantar el ánimo de los soldados heridos. A medida que rodearon la cama de su hijo, tocando una canción sobre Jerusalén, Rina y yo nos pusimos a llorar. Me sentí fuera de lugar y comencé a caminar fuera de la habitación, y esta madre tomo mi mano y me atrajo hacia la habitación de nuevo sin siquiera verme. Me sostuvo, llorando, y dijo, “No es tu culpa.” Simplemente nos quedamos ahí, llorando, agarrándonos de la mano.

Que contraste entre ella – una madre viendo a su deformado y único hijo, de tan solo 19 años, siendo aún capaz de amarme a mí, el enemigo – y una mamá Musulmana que manda a su hijo a hacerse estallar en mil pedazos para simplemente matar algunos Judíos o Cristianos.

La diferencia entre el mundo Árabe y el Israelí está en sus valores y en su carácter. Es la barbarie contra la civilización. Es la democracia contra la dictadura. Es la bondad contra el mal.

Alguna vez, hubo en lo más profundo del infierno un lugar especial para cualquier persona que intencionalmente asesinara a un niño.

Ahora, el asesinato intencional de niños israelíes se legitima como la “lucha armada” Palestina. Sin embargo, una vez que dicho comportamiento se legitima contra Israel, se legitima en todas partes del mundo, limitado por nada más que la creencia subjetiva de personas que se envuelven en dinamita y clavos con el fin de matar a niños en nombre de Dios.

Debido a que los Palestinos han sido alentados a creer que asesinar a civiles israelíes inocentes es una táctica legitima para avanzar en su causa, el mundo entero sufre ahora una plaga de terrorismo, desde Nairobi a Nueva York, desde Moscú hasta Madrid, desde Bali a Beslan.

Ellos culpan los ataques suicidas como la “desesperación de la ocupación”. Déjenme decirles la verdad. El primer atentado terrorista importante cometido por Árabes contra el Estado Judío ocurrió diez semanas antes de que Israel aún se independizara. La mañana del Domingo 22 de febrero del 1948, a la espera de la independencia de Israel, un camión triple bomba fue detonado por Árabes terroristas en la calle Ben Yehuda, en lo que entonces era el barrio Judío de Jerusalén. Cincuenta y cuatro personas murieron y cientos resultaron heridos. Por lo tanto, es obvio que el terrorismo árabe no es causado por la “desesperación” o por la “ocupación”, sino por solo la IDEA de un estado judío. Tantas veces en la historia de los últimos cien años, los ciudadanos lo han pasado sin hacer nada, permitiendo que la maldad prevalezca. Así como Estados Unidos se levantó en contra del comunismo y lo derrotó, ahora es el momento de pararse en contra del terror del fanatismo religioso y la intolerancia.

Es momento de que todos se levanten, que apoyen y defiendan al Estado de Israel, el cual está en el frente de la guerra contra el terrorismo.”


ESTA ES UNA ENTREVISTA QUE LE HICIERON A BRIGITTE EN LA T.V. AMERICANA



http://iglesiatuhorahallegado.blogspot.com/2012/12/testimonio-de-ayaan-hirsi-ali-mujer.html

Share Button
  1. PuertoMadero says:

    Damos gracias a Dios por esta mujer valiente, gracias hermana por compartirlo con nosotros.

  2. Bendito sea el Dios de Israel, unico Dios grande y poderoso en amor y en maravillas, le adoramos y le bendecimos, y le damos gracias por venir en busca de nuestras almas, estando tan turbados y equivocados pero por su Hijo santo nos amó, sin distingo de raza ni de color de la piel; solo palabras de gratitud para él, que de toda tribu y lengua y nación se ha agradado y nos ha hecho dignos del reino de los cielos.
    Gracias al Señor porque está abriendo los ojos de estas naciones musulmanas que tan lejos estaban de Jesucristo y de la salvación,
    Toda la gloria es para Dios. y gracias a ustedes mis hnos por publicar este testimonio, cuantas cosas que no sabíamos!!

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)