Jun 9, 2012

Posted by in Uncategorized | 1 Comment

Usted no es un accidente.

Share Button

Yo soy el Creador de ustedes. Estaban bajo mi cuidado aún antes de que nacieran. (Isaías 44:2)



Dios no juega a los dados.

Albert Einstein
Usted no es un accidente.

Su nacimiento no fue un error o un accidente, y su vida no es una casualidad de la naturaleza.

Puede que sus padres no lo hayan planeado pero Dios sí lo planeó. El no se sorprendió del todo de su nacimiento. De hecho, El lo esperaba.

Mucho antes de que fuera concebido por sus padres, usted fue concebido en la mente de Dios. El fue el primero que pensó en usted. No es por el destino, o por la casualidad o por la suerte, o por coincidencia que usted está respirando en este momento. Usted está vivo ¡porque Dios quiso crearlo! La Biblia dice, “El Señor cumplirá su propósito para mí.” 1

Dios prescribió cada uno de los detalles de su cuerpo. El escogió deliberadamente su raza, el color de su piel, y todos sus rasgos. El hizo su cuerpo como si fuera una orden especial de cliente, exactamente de la manera que El lo quería. El también determinó los talentos naturales que poseería y su personalidad única. La Biblia dice, “Tú me conoces por dentro y por fuera, tú conoces cada hueso en mi cuerpo; tú conoces exactamente cómo fui hecho, poco a poco; tú conoces cómo fui esculpido de la nada a lo que soy.” 2

Porque Dios lo hizo por una razón, El también decidió cuándo nacería y cuánto tiempo viviría. El planificó de antemano los días de su vida, escogiendo el tiempo exacto de su nacimiento y de su muerte. La Biblia dice, “Me viste antes que naciera y pusiste en una agenda cada día de mi vida antes que empezara a respirar. ¡Cada día fue anotado en tu Libro!” 3

Dios también planeó dónde nacería y dónde viviría para Su propósito. Su raza y su nacionalidad no son un accidente. Dios no dejó ningún detalle a la casualidad. El lo planeó todo para Su propósito. La Biblia dice, “De un hombre él hizo todas las naciones,… y él determinó el tiempo que se les ha dado y los lugares exactos donde deberían de vivir.” 4

Nada en su vida es arbitrario.

Todo es con un propósito.

Lo más impresionante de todo es que Dios decidió cómo nacería. No importa cuáles hayan sido las circunstancias de su nacimiento o quiénes son sus padres, Dios tenía un plan al crearlo a usted. No importa si sus padres fueron buenos, malos o indiferentes. Dios sabía que esos dos individuos poseían exactamente la combinación genética correcta para crear el “Usted” especial que él tenía en mente. Ellos tenían el ADN que Dios quería para crearlo.

 

Notas
1. Salmo 138: 8a
2. Salmo 139: 15
3. Salmo 139: 16
4. Hechos 17: 26

Fuente

Share Button
  1. gonzalo patricio says:

    gracias amado DIOS por habernos creado para servirte aleluya

Leave a Reply

Optionally add an image (JPEG only)